Citroën C-Zero: la apuesta más firme por la electricidad


Cuando aún estamos a vueltas con el presente y por qué no, el futuro, del coche eléctrico, con todas las dudas que aún genera y las dificultades propias de toda novedad tecnológica, Citroën acaba de dar un golpe de autoridad con el anuncio del lanzamiento del C-Zero, previsto para el primer trimestre de 2011.

En puridad no podemos hablar de que el Citroën C-Zero será el primer vehículo eléctrico de producción en serie de la marca francesa, pues estos años ya han venido desarrollando versiones eléctricas de coches como el C-15, el AX o el Saxo y de los cuales han vendido más de 15.ooo unidades. Sin embargo, sí que podemos decir que es el proyecto más ambicioso de Citroën al respecto en tanto en cuanto prevén la fabricación de más de 50.000 unidades en menos de 5 años.

El Citroën C-Zero se trata de un compacto que monta un motor totalmente eléctrico que desarrolla una potencia de 64 CV entre 3.000 a 6.000 revoluciones por minuto y que puede alcanzar una  velocidad máxima de 130 km/h.

Por sus dimensiones, mide 3,48 metros de longitud y cuenta con cuatro plazas reales, y las citadas prestaciones  hemos de decir que se trata de un vehículo orientado a la circulación por ciudad aunque tampoco es desdeñable su uso para pequeños trayectos interurbanos sin demasiadas complicaciones.

El manejo del vehículo es simple: basta con girar la llave del contacto y un sonido confirmará la puesta en marcha. El Citroën C-Zero se conduce como cualquier vehículo con una caja de cambios automática.

La alimentación del motor está garantizada por unas baterías de iones de litio de última generación, ubicadas bajo el asiento de los pasajeros traseros. Compuesta por 88 células de 50 Ah (16 Kwh de energía), la corriente se transmite a 330 voltios. La tecnología de iones de litio permite mantener las mismas  prestaciones con un peso menor que las baterías tradicionales.

La recarga de las baterías del Citroën C-Zero es sencilla: basta con enchufar el cable de alimentación a un enchufe de 220V. Una recarga completa necesita seis horas. También es posible, utilizando un enchufe trifásico (de 400V), realizar una recarga del 80% en sólo 30 minutos. Además, las recargas parciales no penalizan la vida útil de las baterías. Un indicador de carga de batería sustituye la tradicional aguja de nivel de carburante.

El Citroën C-Zero, como dije anteriormente, cuenta con cuatro plazas reales que unidas a su distancia entre ejes de 2,55m y un maletero de 166 litros de capacidad, garantizan una amplitud más que interesante para un coche de sus características y se presenta como una práctica solución para aquellos que buscan un coche pequeño, manejable y de uso económico.

Asimismo es destacable su nula rumorosidad durante el funcionamiento y presenta múltiples equipamientos de confort y de seguridad, con un completísimo equipamiento de serie. Así pues, todos los Citroën C-Zero montarán de serie climatizador automático, dirección asistida, ABS, ASR, ESP, elevalunas eléctricos, 6 airbags, luces automáticas y un práctico dispositivo autónomo para la llamada de emergencia, entre otros detalles de equipamiento.

Los clientes particulares o profesionales interesados en esta nueva solución 100% eléctrica de Citroën pueden solicitar una prueba de este vehículo o una reserva en la página web www.c-zero.citroen.com


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s