Esto del tunning extremo parece que está de moda  y no sólo para el mundo de los coches, tal y como veíamos el otro día con aquel inefable «Citrorrari» (mezcla de Citroën 2CV y Ferrari).

En esta ocasión la «víctima» de la imaginación de los diseñadores de la preparadora de motos Trike Japan ha sido una Suzuki GSX1300R Hayabusa, a la que decidieron tunear convirtiéndola en un increíble trike mezclando el frontal de la propia moto y añadiéndola en la trasera elementos de un Ferrari de Fórmula 1 y unas llamativas llantas de color dorado.

El resultado es de una belleza cuando menos discutible aunque como dice el viejo refrán, «para gustos los colores» . Lo que está claro es que si lo que querían es que cuando pase a tu lado te des la vuelta y te quedes con la boca abierta, tal y como veréis en las fotos y en el vídeo que ilustran esta información, lo van a conseguir sin ninguna duda. De lo que estamos seguros es que no te dejará indiferente.

Fuente: Autoconsultorio.com.