Gracias a Leonardo Di Caprio y su empalagosa historia de amor conocimos a fondo la leyenda del Titanic pero pocos sabían que el verdadero hundimiento del Titanic no se produjo en las frías aguas del Atlántico, ni siquiera han transcurrido tantos años del hecho.  Es más, ni siquiera sabían que el verdadero Titanic iba sobre ruedas.

Lo único verdadero es que el Titanic de nuestra historia de hoy, hundirse sí que se hundió como el famoso transatlántico…