Aunque es un gran tópico, esa máxima del periodismo que dice que «el rumor es la antesala de la noticia» se ha vuelto a cumplir y, lamentablemente, os tenemos que confirmar la noticia que os dábamos ayer. Oficialmente Pedro De la Rosa está desde hoy en el paro y su puesto en Sauber será ocupado por el alemán Nick Heidfeld, tal y como recoge la web del equipo suizo y lo confirma el propio piloto en su página personal.

Así pues, con carácter inmediato desde el próximo Gran Premio de Singapur y, en principio, hasta el final de la presente temporada, Nick Heidfeld será nuevo piloto oficial de Sauber junto al japonés Kamui Kobayashi, aunque la fecha de iniciación del contrato será desde el próximo 17 de septiembre.
Preguntado sobre los motivos de este cese tan fulminante, Peter Sauber no se ha pronunciado y tan sólo ha manifestado la enorme dificultad que le ha supuesto tomar esa decisión y ha expresado su agradecimiento hacia Pedro por la profesionalidad mostrada durante estos meses en el equipo. 

Por su parte, Pedro De la Rosa, ha expresado su sorpresa ante lo ocurrido pero, fiel a su forma de ser, ha manifestado su respeto por la decisión tomada y ha deseado la mejor de las suertes a la escudería Sauber para el tramo final de la temporada.  También ha tenido palabras de agradecimiento para sus patrocinadores como El Corte Inglés, Diageo, Certina o Burguer King.

Preguntado el barcelonés sobre su futuro como piloto, especialmente de cara a la próxima temporada, tan sólo ha expresado su intención de continuar en la Fórmula 1 para 2011, pero sin concretar de momento cuál sería su papel.
Pedro De la Rosa, durante la disputa del pasado GP de Bélgica

De momento, la rumorología ha empezado a funcionar a toda máquina y ya hay quienes que le colocan en Pirelli como probador de neumáticos -en sustitución precisamente del propio Heidfeld– y también en Hispania Racing Team, aunque viendo el difícil momento económico que está atravesando el equipo del murciano Carabantes, eso es algo que se nos antoja como algo bastante complicado, al menos de momento.

El tiempo, que es algo que precisamente no le sobra al buen piloto español, corre en su contra aunque el buen cartel que aún tiene de cara al público y sobre todo con algunos sponsors puede abrirle aún alguna puerta.

De todas formas, siempre nos quedará su presencia en las retransmisiones televisivas en las que, al menos el que aquí suscribe, echa mucho de menos sus excelentes y objetivos comentarios.