Tras su lanzamiento en 2004, nadie apostaba a que Dacia pudiera consolidarse como la marca en la que se ha convertido apenas seis años después. De hecho, en nuestro país (uno de los más azotados por la crisis del sector a nivel europeo) Dacia ha crecido en lo que va de año casi un 200% con respecto a las ventas registradas entre enero y septiembre de 2009, con casi 16.000 unidades vendidas y situándose la 23ª en el ránking de marcas por número de ventas.

Pero ¿a qué puede ser debido este éxito aparente? La explicación radica en que esta empresa ha sido muy beneficiada no sólo por la labor de Renault, de la que depende sino porque además, su política de precios contenidos y productos de una razonable calidad le ha pemitido posicionarse como un interesante actor en el sector de automoción en tan sólo seis años.

Sin embargo, una de los principales artífices de esta subida espectacular de la filial del Grupo Renault, tras las versiones sucesivas de los Dacia Logan y Sandero, ha venido con el lanzamiento reciente de su primer SUV, el Dacia Duster que, con apenas unos pocos meses en el mercado, se ha confirmado como un gran éxito de ventas, con más de 64.000 unidades vendidas en todo el mundo hasta el 31 de agosto pasado.

Además la familia Duster va a verse reforzada en diciembre con la aparición de una nueva versión 4×4 con un motor DCi de 90 CV más ecológico (apenas 139 gramos de CO2/km. y un consumo de 5,3 litros a los 100 kms.)

Sin embargo, está empezando a moverse en la red una especie de debate entre los seguidores de Dacia (que son legión y no sólo en España, donde ya se celebró una concentración multitudinaria en el mes de mayo) y los de Tata, que consideran que sus modelos son la verdadera alternativa en este segmento de marcas orientadas a un target muy específico de clientes, quizás menos exigentes o cuyas necesidades se ven satisfechas con el rendimiento y calidad (cada vez más alta) de este tipo de coches.

En nuestra opinión, y al menos en España, pese a que el gigante indio Tata ha incrementado sus estándares de calidad, aún se encuentra bastante por detrás de Dacia, tanto en gama de producto como en calidad. Pero es que además, las cifras de ventas no engañan, insistimos, al menos en nuestro país, ya que Tata hoy día apenas sí cuenta con un posicionamiento mínimo y sus ventas son prácticamente testimoniales, con apenas 642 vehículos vendidos entre enero y septiembre de este año y tan sólo 11 unidades vendidas en el mes de septiembre, frente a los 1.274 coches que Dacia logró colocar en el mercado el mes pasado.