GP de Australia de Fórmula 1: Cómoda victoria de Vettel y remontada de Alonso


Cómoda y sencilla victoria del alemán Sebastian Vettel, que dominó a placer la carrera desde la sesión de calificación del sábado. Confirmando la enorme superioridad mostró en los entrenamientos oficiales de ayer, el vigente campeón del mundo se ha dado un festín en el circuito de Albert Park a cuenta del resto de sus rivales, que nunca pudieron intimidarle lo más mínimo, ni siquiera en la salida.

Así pues, Vettel ha dominado de principio a fin en una carrera plácida y sin incidentes, marcada únicamente por la incertidumbre de las estrategias en cuanto a paradas en boxes por los nuevos compuestos de Pirelli, así como por descubrir la verdadera aportación en carrera de los nuevos inventos del alerón trasero móvil y el KERS.

 

Análisis de la carrera

La carrera en sí ha tenido muy poca historia ya que, desde el mismo arranque, se pudo apreciar una superioridad casi insultante en el Red Bull, poniendo tierra de por medio nada más darse la salida, seguido -y no muy de cerca- tan sólo por Lewis Hamilton. Es más, ni siquiera la salida del circuito de Albert Park, que generalmente suele ser propicia a las colisiones, dio lugar a ningún incidente relevante y todo fue como una balsa de aceite.

Tan sólo hubo un ligero toque en la parte media del pelotón entre el alemán Michael Schumacher y nuestro Jaime Alguersuari, que motivó que ambos tuvieran que entrar en boxes a las primeras de cambio y acabaran con las opciones de puntuar de ambos.

En todo caso, si hubo alguien para quien las salidas se han convertido en un suplicio, ése es Fernando Alonso, que se vio enseguida arrinconado en la parte izquierda y tuvo que ceder nada menos que cuatro puestos, cayendo desde la quinta plaza inicial hasta una incómoda novena posición, lo que obligó de nuevo al asturiano a tirar de la épica para no perder comba con la cabeza.

Momento en el que Alonso es rebasado a los pocos instantes de la salida

Sin embargo, la salida fue fulgurante para otros personajes que finalmente protagonizaron los mejores momentos de la carrera. Sin duda, el más destacado fue el ruso Vitaly Petrov, que lejos de amilanarse, demostró que su sorprendente cuarta plaza en los entrenamientos de calificación no fue flor de un día. Demostrando una gran clase y sangre fría no sólo conservó su posición sino que logró robarle la cartera a Mark Webber.

Más atrás, poco tardaron en desatarse las hostilidades entre Felipe Massa y Jenson Button, otro perjudicado en la salida. Ambos dejaron las primeras grandes imágenes de la jornada, con un precioso duelo, que duraría varias vueltas, finalizando cuando tras varios infructuosos ataques, el británico se saltaba una chicane y tomaba ventaja de ello sobre el brasileño y sobre Fernando Alonso, que  se había  sumado a la fiesta, tras desembarazarse del Sauber de Kobayashi y del Mercedes de Rosberg.

Aquí se produjo el primer momento polémico del día ya que, como es preceptivo, Button debería haber devuelto la posición a Massa pero como además, Alonso ya había rebasado a su compañero, también le debería haber cedido su lugar al español. Lejos de ello, el británico tiró a muerte hasta que entró Alonso en boxes para cumplir su primera parada. Esto motivó la investigación por parte de los comisarios y, pocos minutos después, Button era castigado con un drivethru, que tiraría por tierra sus opciones de pódium.

Así las cosas, comenzó el baile de paradas y con él, las incógnitas sobre si los neumáticos aguantarían  o no para detenerse dos o hasta tres veces, con resultados dispares, incluso por escudería. Sin embargo, las cosas no parecían cambiar para nada y de hecho, no hubo muchas más cosas destacables, manteniéndose la situación de carrera, al menos en sus primeros puestos,  de una forma más o menos estable. Para todos, salvo para Webber, muy gris durante toda la carrera, que perdía su posición con Alonso tras su última parada, con susto para el ídolo local, incluido.

El ídolo local, Mark Webber, muy apagado toda la carrera

Como las distancias a estas alturas de carrera eran prácticamente insalvables, al menos entre los tres primeros, sólo faltaba saber si Alonso, una vez consolidado su último juego de neumáticos, sería capaz de dar alcance a Vitaly Petrov, que para entonces contaba con más de 13 segundos de ventaja sobre el asturiano a falta de prácticamente 15 vueltas para el final.

Pese a que Petrov trató de no amilanarse,  el ritmo del Ferrari de Alonso se volvió infernal, hasta el punto de que a falta de cinco vueltas para acabar, parecía incluso que el español podía darle caza. Sin embargo, el ruso sacó toda la casta para la defensa de su primer pódium y logró zafarse del ataque del asturiano, manteniendo una distancia en torno a los dos segundos, suficientes para mantener la posición y dejar las cosas como estaban.

Lo mejor y lo peor del día

Este Gran Premio nos ha dejado varias cosas interesantes. La primera es que, con estas nuevas medidas, se ha aumentado el espectáculo, pudiendo asistir a muchos adelantamientos y duelos interesantes.

También hay que reseñar el excelente rendimiento de McLaren y Lotus Renault GP, dos escuderías que, a tenor de lo visto en los entrenamientos de viernes y sábado y en los pasados tests invernales, no parecía que fuesen a tener un comportamiento tan excelente como el ofrecido hoy.

Sensacional carrera de Vitaly Petrov, firmando el primer pódium de su carrera deportiva

Por otra parte, no podemos dejar de reseñar la participación de un debutante que acabó en los puntos. El mexicano Pérez fue capaz de llevar su Sauber hasta el séptimo lugar, pese a haber hecho un único cambio de ruedas, batiendo incluso a su compañero Kobayashi, octavo. Sin embargo, anomalías detectadas en los respectivos alerones traseros de sus monoplazas dieron lugar a su descalificación fulminante, si bien ello no ha de ser óbice para resaltar su gran carrera.

Por último, aunque esto es ya una constante y forma parte del ADN del piloto español, el tesón yel afán de superación de Fernando Alonso, protagonista de una excelente remontada, pasando del noveno al cuarto lugar con una carrera “marca de la casa”, con un pilotaje redondo, sin apenas errores y exprimiendo hasta el 120% de su Ferrari, hoy muy por debajo del rendimiento que se le debe exigir a un coche que aspira a ser campeón del mundo.

Excelente remontada de Fernando Alonso, que se aupó hasta el cuarto lugar

Por su parte, hoy ha sido un día para olvidar para Mercedes GP. Parece mentira que este equipo, que llegó a protagonizar los mejores tiempos en los tests invernales en Montmeló, se haya quedado tan estancado y no haya sido capaz de estar en ningún momento con opciones a nada serio.

Al escaso nivel competitivo mostrado este fin de semana por las “flechas plateadas”,  hay que añadir que ninguno de sus pilotos logró acabar la carrera. Schumacher abandonó cuando rodaba último por culpa de su toque con Alguersuari, mientras que Rosberg no llegó a cumplir la mitad de la carrera. El hijo de legendario Keke también tuvo que retirarse cuando circulaba en una cómoda séptima posición, tras ser literalmente “abordado” por una maniobra suicida de Barrichello, que le costó por cierto al brasileño ser sancionado con un drivethru.

¿Y qué decir de Webber? No se le ha visto en ningún momento cómodo ni a gusto y no fue capaz de mostrarnos su mejor versión, algo que esperábamos, máxime corriendo en su casa. No sabemos qué le pudo pasar pero estuvo bastante por debajo de su compañero Vettel () y se le notó francamente apagado.

No es la mejor actitud, desde luego, si se quiere optar como el año pasado al título mundial…Y es que 38 segundos entre él y su compañero son motivo, de hecho, para que el australiano empiece a preocuparse.

Y por último, dos casos a tener en cuenta. Uno de ellos, ha sido el equipo Hispania HRT y otro, Felipe Massa. La escudería española ha sido la primera víctima de la nueva reglamentación del 107%. Como sus tiempos en los entrenamientos de clasificación fueron tan malos, más de un 107% peores que los del poleman Vettel, ha quedado fuera de la carrera a las primeras de cambio. No ha podido tener peor debut en competición su flamante nuevo F111.

Decepción en el seno del equipo Hispania, eliminado por la nueva norma del 107%

Por su parte, el caso de Massa es ya lacerante. Hoy ha vuelto a estar lejos, muy lejos, de los puestos de cabeza y apenas sí ha podido contar para entrar en los puntos, en dura pugna con Sebastian Buemi, por más que la descalificación de los Sauber le haya aupado a una injusta séptima plaza. En nuestra opinión, el potencial del Ferrari F150º Italia da para mucho más de lo que pudo sacarle el brasileño, que nunca se mostró a gusto en su montura. Si quieren hacer un equipo campeón en Ferrari no pueden dejar a su líder Alonso sin la ayuda de su compañero, que debe hacer mucho más que lo que ha mostrado hoy, muy en la línea de lo mostrado la pasada campaña.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Tras cumplir las 58 vueltas previstas al circuito de Albert Park, la clasificación de la carrera queda como sigue:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en  1h 29′ 30”

2º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 22,2”

3º) Vitaly Petrov (Lotus Renault GP), a 30,5”

4º) Fernando Alonso (Ferrari), a 31,7”

5º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 38,1”

6º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 54,3”

7º) Felipe Massa (Ferrari), a 1′ 25”

8º) Sebastian Buemi (Toro Rosso Ferrari), a 1 vuelta.

9º) Adrian Sutil (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

10º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

Esta clasificación  no se corresponde con el orden de llegada pues, como indicamos anteriormente, los Sauber de Sergio Pérez y de Kamui Kobayashi (séptimo y octavo, respectivamente), fueron descalificados por irregularidades detectadas en su alerón trasero.

Sebastian Vettel, brillante ganador del GP de Australia 2011

La clasificación del Mundial de Pilotos, lógicamente tras esta primera carrera, queda liderada por el alemán Sebastian Vettel, con 25 puntos, seguido de Lewis Hamilton, con 18 puntos y del ruso Petrov, con 15 puntos. Por su parte, la clasificación del Mundial por escuderías está encabezada por Red Bull Renault, con 35 puntos. Tras ellos se sitúan McLaren Mercedes y Ferrari, con 26 y 15 puntos, respectivamente.

 

La próxima carrera

La siguiente cita del calendario nos llevará al continente asiático, en concreto al conocido circuito de Sepang, sito en Malasia, el próximo domingo 10 de abril. De nuevo tocará madrugar, aunque no tanto como hoy en Australia (será a las 10 de la mañana, hora local española) y como viene ocurriendo los últimos años, el agua puede ser protagonista de la carrera, bien durante la carrera o como el año pasado, durante los entrenamientos de clasificación.

Nos esperan 56 apasionantes vueltas a un circuito francamente revirado pero con dos impresionantes rectas, en las que el nuevo alerón trasero móvil puede tener mucho que decir, junto al KERS, aunque curiosamente, en esta carrera en Australia, el vencedor no lo llevase instalado.

Esperemos que Fernando Alonso corra mejor suerte que el año pasado, cuando no logró terminar su carrera por una rotura de motor y comenzaba el calvario en la fiabilidad del equipo Ferrari, que lastró sus futuras opciones al título.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s