GP de Malasia: Nueva exhibición de Vettel en una amena carrera


Nueva exhibición de Sebastian Vettel durante todo el fin de semana en el circuito malayo de Sepang, donde ha demostrado una vez más que el Red Bull RB7, al menos hoy por hoy, está intratable y años-luz del resto de rivales.

Por detrás hemos podido comprobar por vez primera en esta temporada el juego que puede llegar a dar para el devenir de la carrera la nueva composición de los neumáticos de Pirelli, así como lo importante que va a resultar cada jornada la correcta elección de la estrategia de paradas.

Análisis de la carrera

Si descontamos el paseo militar de Vettel, que comandó la carrera de principio a fin sin apenas inquietud, el resto de la carrera estuvo bastante animada, con constantes cambios en las primeras posiciones e infinidad de alternativas en la práctica totalidad de los puestos. Desde el segundo hasta el último clasificado hubo múltiples cambios durante la carrera, merced a las numerosas paradas en boxes que la elevada degradación de los compuestos presentados por Pirelli iban produciendo en los coches y que convirtieron la pista en una especie de mar de virutas de goma.

La salida se llevó a cabo sin incidentes pero sí que resultó francamente sorprendente porque, salvo el poleman, Sebastian Vettel, nadie permaneció en su puesto ya que a la fiesta se unieron dos inesperados invitados con los que nadie contaba en un principio: los Lotus Renault GP deNick Heidfeld y Vitaly Petrov, que realizaron sendas salidas magistrales que alteraron radicalmente el orden de la carrera. Si a esto le sumamos las pésimas salidas -y ya van unas cuantas- de Fernando Alonso, que caía hasta la séptima plaza, así como de Mark Webber, que se iba hasta un increíble décimo puesto, pronto todo tomó un cariz absolutamente inesperado.

Momento de la salida, con los Lotus Renault GP sorprendiendo por fuera a sus contrincantes

Visto lo visto, el líder del Mundial y actual campeón del mundo decidió poner pies en polvorosa prácticamente de inmediato, sin encontrar la más mínima oposición ya que Heidfeld, que ocupaba una sorprendente segunda posición, bastante tenía con tratar de zafarse de los arreones de un estupefacto Lewis Hamilton, que con el paso de las primeras vueltas aún no era capaz de entender de dónde había salido la flecha negra y dorada que le había birlado la segunda plaza.

Tras unas primeras vueltas con continuos adelantamientos y duelos bastante atractivos, como los que mantuvo Petrov con Massa, primero, y con Michael Schumacher, después, llegamos a un primer momento clave en la carrera, a la altura de la vuelta 14. Dos vueltas antes habían empezado a caer las primeras gotas sobre el circuito de Sepang y la duda estaba en saber si esa lluvia se mantendría en el tiempo o si, por el contrario, se trataba de apenas cuatro gotas sin importancia, algo tan característico en las carreras aquí disputadas estos últimos años.

La cuestión era clave porque de golpe y porrazo, en apenas dos vueltas, la práctica totalidad de equipos ya habían efectuado su primer pitstop ante la degradación más que evidente del primer juego de neumáticos y había que elegir si continuar con compuestos blandos de seco o si, por el contrario, había que optar por neumáticos de lluvia intermedia.

Afortunadamente, las predicciones sobre la continuidad de la lluvia acertaron y pese a que se mantuvo el cielo oscuro toda la carrera, apenas sí volvió a llover el resto de la prueba y nadie se arriesgó a cambiar a compuestos de lluvia. En todo caso, lo que sí se produjo fue un auténtico caos desde el segundo hasta casi el último clasificado en unos minutos, en el que el peor parado fue Felipe Massa.

El brasileño, que había salido muy bien y estaba circulando cerca de los tres primeros puestos y rodando bastante rápido (de hecho, incluso mejor que su compañero Alonso) volvió a ser víctima del infortunio, al sufrir uno de los mecánicos una avería en su pistola neumática, lo que dilató su parada bastante más de lo necesario, lo que le alejó casi de forma definitiva de los puestos de cabeza.

Fernando Alonso, saliendo de uno de sus paradas en boxes

Con nuevas gomas, Fernando Alonso empezó una remontada que le llevó incluso a situarse delante de Jenson Button, en cuarta posición y con buenas perspectivas de dar alcance a Hamilton y Heidfeld. Sin embargo, los compuestos no permitieron al español su objetivo y en la vuelta 26 tenía que entrar a boxes a realizar un segundo cambio de neumáticos.

Es en esos momentos cuando Red Bull daba las únicas muestras de debilidad. Parecía pues que el equipo austríaco atravesaba por un pequeño bache ya que el KERS de Webber prácticamente decía adiós a las pocas vueltas de comenzar la carrera y Vettel, cuya sideral distancia sobre Hamilton había empezado a menguar ante el avance del británico, era informado por radio de que no debía usar más su dispositivo de potencia adicional, al detectar desde el box una anomalía en su funcionamiento. Los KERS, que se montaban en Red Bull por vez primera en la temporada, habían fallado estrepitosamente y además el alemán no parecía recuperar el inicial ritmo de carrera. Por su parte, Mark Webber apenas podía con Massa y luchaba por conseguir una mediocre séptima u octava plaza, sin posibilidad alguna de luchar por el pódium.

Así las cosas, con la mayoría de equipos eligiendo una estrategia de ir a tres paradas, se estaba produciendo un continuo carrusel de cambios en las primeras posiciones hasta que en la vuelta 41 comienza a germinar el hecho que daría lugar minutos más tarde a la polémica del día.

Alonso, que circulaba segundo en ese momento, tenía que realizar el que preveían iba a ser su última parada del día- Sin embargo, por error de cálculo o por falta de previsión, el español perdía su posición no sólo con Button y Hamilton sino que, inesperadamente, también la perdía con Webber, que ya  había realizado su tercera parada.

Mientras tanto, Vettel, que parecía recuperar el ritmo de carrera tras su último pitstop, continuaba con su monólogo particular y seguía poniendo tierra de por medio con respecto a Jenson Button, que con un carrerón espectacular se afianzaba en la segunda plaza, seguido a más de ocho segundos por su compañero Hamilton. Por su parte, Webber, que resistía las acometidas de Alonso, nos sorprendía con una cuarta parada en la vuelta 44 y nos dejaba un duelo esperado por todos, entre el asturiano, que venía con fuerza por detrás y su archienemigo Hamilton, que iba perdiendo fuelle.

El Red Bull RB7 de Sebastian Vettel, verdadero dominador en Sepang

Como era previsible, dados los ritmos de carrera de ambos pilotos, el español daba caza enseguida al  británico, manteniendo un espectacular duelo durante la vuelta 45, con Alonso enseñándole los dientes a Hamilton, que se resistía como gato panza arriba, utilizando a destajo el KERS de su McLaren y aprovechando que el alerón trasero móvil del Ferrari dejaba de funcionar. Sin embargo, era tal el afán de Alonso por dar buena cuenta de Hamilton que, en una maniobra un tanto extraña -y castigada por los comisarios al final de carrera con 20 segundos de penalización para cada piloto-, el Ferrari del español se topaba con la rueda trasera derecha del McLaren, saltando por los aires el alerón delantero del monoplaza del español, lo que ponía punto final a sus aspiraciones de pódium.

La maniobra aparentemente sólo trajo consecuencias negativas para Alonso, que tuvo que entrar al box a cambiar el morro de su Ferrari, relegándole a la sexta posición. Sin embargo, sorprendió el rendimiento final del McLaren de Hamilton que, lejos de pelearle la segunda plaza a su coequipier, se desfondaba espectacularmente en apenas cinco vueltas, pasando de una cómoda tercera posición al quinto lugar, tras ser rápidamente rebasado por Nick Heidfeld, primero, y por Mark Webber, después. De hecho, el británico estaba en una situación tan desesperada que tuvo que pasar por boxes para efectuar una última parada que le mandaba a la séptima posición final.

Finalmente, la carrera se saldaba con un cómodo triunfo del campeón del mundo que, visto lo visto, camina con paso firme a la revalidación de su título, escoltado en el cajón por Jenson Button y por Nick Heidfeld, que se colaba sorprendentemente en la foto. Esto confirma que lo ocurrido en Australia no era casualidad y que el  Lotus Renault GP puede convertirse en un gran animador de las carreras.

Eso sí, siempre y cuando no se cometan errores tan infantiles como el que cometió Petrov, a falta de apenas dos vueltas para el final de la carrera, cuando, de forma inexplicable, se salía de pista y al volver, su monoplaza pisaba algo parecido a un bache. Esto le impulsó por el aire con tal violencia que, al caer, destrozaba la columna de dirección de su coche.  Por eso, viendo el rendimiento de los Lotus Renault GP nos tenemos que acordar, áun más si cabe, de Robert Kubica

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, aparte de la nueva demostración de fuerza de Red Bull, intratable todo el fin de semana, ha sido el resultado de la idea desarrollada por Bernie Ecclestone y Pirelli, para aumentar el número de paradas en boxes. Ha tenido como resultado una carrera emocionante (si descontamos la incontestable victoria de Vettel) y muy amena en la que ha habido de todo, hasta cuatro paradas, sin que por ello el que más veces entró en boxes (Webber) terminase por detrás del que menos hizo (Alguersuari).

Reseñemos de nuevo el impresionante rendimiento de los Lotus Renault GP, con una mención especial para Nick Heidfeld, que lograba llevarlo a una inesperada tercera posición, con un excelente ritmo de carrera y, sobre todo, en la salida donde dejaron con la boca abierta a propios y extraños.

Vitaly Petrov durante un repostaje de la carrera

También cabe reseñar el pundonor de Kamui Kobayashi, que se partió la cara durante las 56 vueltas con todos sus rivales, llevando finalmente su Sauber a una más que meritoria octava plaza, que finalmente ha quedado en una séptima posición, tras la sanción a Hamilton.

Tampoco debemos olvidarnos de la gran carrera realizada por Felipe Massa, que tras muchos meses después, lograba acabar por delante de Fernando Alonso, aun cuando sus mecánicos, en un error inexplicable en el primer cambio de ruedas, le dejaban prácticamente sin opciones de pódium a las primeras de cambio.

Por su parte, lo peor del día ha tenido como protagonistas a los Williams, que siguen sin levantar cabeza. Lejos del rendimiento del año anterior, ni su piloto titular, Rubens Barrichello, ni el rookie Pastor Maldonado tuvieron su día. De hecho, en la salida el joven Maldonado perdía su alerón tras un toque con Di Resta -qué gran carrera la suya, por cierto- y, casi al mismo tiempo, el veterano brasileño pinchaba y ambos tenían que entrar en boxes en la primera vuelta, para acabar abandonando en la vuelta 25.

Los Williams no tuvieron en Sepang el mejor de sus días

Tampoco fue el día de los Mercedes GP, que a duras penas lograban meter en los puntos a Michael Schumacher (que cada día se parece más al de la temporada pasada y menos al de esta pretemporada) mientras que Nico Rosberg tan sólo podía acabar en un decepcionante 12º puesto.

Como tampoco fue el día de nuestro Jaime Alguersuari, que intentó una estrategia distinta a todos, yendo a tan sólo dos paradas. Esto supuso un auténtico suicidio, visto el comportamiento de los compuestos en esta carrera, degradados de forma infinitamente superior a lo que pudimos ver en el GP de Australia. Nunca estuvo cerca de los puntos y siempre fue superado por Sebastian Buemi, teniéndose que conformar con una  insulsa 14ª posición.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Tras 56 giros al circuito de Sepang, la carrera finalizó de la siguiente forma:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h 37′ 39”

2º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 3,2”

3º) Nick Heidfeld (Lotus Renault GP), a 25”

4º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 26”

5º) Felipe Massa (Ferrari), a 36,9”

6º) Fernando Alonso (Ferrari) a 57,2”

7º) Kamui Kobayashi (Sauber Ferrari), a 1’06”

8º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 1’09”

9º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 1’24”

10º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 1’31”

Vettel, celebrando con gesto de rabia su segunda victoria de la temporada

Con esta nueva victoria, Sebastian Vettel refuerza aún más su liderato en el Mundial de Pilotos, con 50 puntos, aumentando su diferencia sobre el segundo clasificado, que es ahora el británico Jenson Button, con 26 puntos, seguido muy de cerca por Lewis Hamilton, tercero ahora, con 22 puntos, los mismos que el compañero de Vettel, el australiano Mark Webber, mientras que Fernando Alonso ocupa ahora el quinto lugar con 20 puntos.

En la clasificación general del Mundial de Constructores, Red Bull se afianza en el primer puesto, con 72 puntos, seguido de McLaren con 48 puntos y de Ferrari, con 36 puntos.

La próxima carrera

Continuamos en Asia por una semana más y en esta ocasión nos vamos a China, en concreto al Circuito Internacional de Shangai. Un trazado de 5.451 metros al que este próximo domingo 17 de abril, los pilotos darán 56 vueltas y tendrán que exprimir a fondo sus KERS y sus DRS en sendas rectas que prometen ofrecer espectáculo como el que hemos vivido en Sepang.

Así pues, aunque no nos toque un madrugón excesivo (la carrera dará comienzo a las 9 de la mañana) nos tocará acompañar las tostadas y el café comprobando si Red Bull continúa dominando con mano de hierro este campeonato y enlaza una tercera victoria consecutiva, si McLaren es capaz de repetir el doblete del año pasado o si, por el contrario, Stefano Domenicali ha prometido aportar al Ferrari F150th Italia han llegado a tiempo, en forma de un alerón delantero similar al de Red Bull.

En todo caso, una nueva exhibición de los chicos de la marca de bebidas energéticas, y más en concreto del alemán Vettel, puede ser un golpe de mano importantísimo al campeonato que, sin ser definitivo puede dejar bien encarrilado ya el campeonato con tansólo tres carreras disputados. No en vano, en apenas dos carreras, el actual campeón ya dobla en puntuación al segundo y las cosas no tienen visos de cambiar, al menos en breve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s