GP de China: Gran victoria de Hamilton en una carrera plagada de alternativas


Si traducimos las posiciones de carrera tras la jornada de clasificación de ayer, todo apuntaba a que la carrera de hoy habría sido otro paseo militar de Sebastian Vettel y de su topoderoso e invencible Red Bull y que sería secundado por los McLaren en la distancia, tal y com ha venido ocurriendo durante as dos primeras carreras del campeonato.

Sin embargo, la carrera de hoy, plena de alternativas y de emoción, ha finalizado con una más que merecida victoria de Lewis Hamilton, batiendo en toda regla a Sebastian Vettel en un terreno aparentemente más propicio para el alemán y además, dando una verdadera lección de pundonor, raza y dotes del gran piloto que es el británico.  Tampoco habría resultado creíble la tercera plaza de Mark Webber, máxime viendo el inicio de carrera  del australiano, tras una pésima salida en la que cayó a la 18ª posición, con infinidad de problemas técnicos con el KERS, el verdadero talón de Aquiles de Red Bull esta temporada.

Análisis de la carrera

En todo caso, la carrera ha sido radicalmente opuesta a la que preveíamos viendo la clasificación del sábado. Prácticamente nada de lo previsto inicialmente en el guión se llevó a cabo y los Red Bull, sobre todo el de Webber, caían en la clasificación tras sendas pésimas salidas. Vettel caía a la tercera plaza, por detrás de los McLaren de Jenson Button y Lewis Hamilton, que protagonizaron una memorable salida, sorprendiendo al Red Bull de Vettel, incapaz de cerrar la puerta a las flechas plateadas.

A todo esto, nuestro Jaime Alguersuari, protagonista indiscutible del fin de semana tras su excelente séptimo puesto en la calificación, por vez primera en su carrera, tampoco podía conservar su posición y caía hasta un incómodo 12º puesto . Las primeras vueltas se suceden rápidamente, con los McLaren comandando la prueba, seguidos por Vettel,  en estado de shock intentando asimilar qué había ocurrido, y detrás de ellos un rosario de corredores, encabezados por Rosberg, Massa y Alonso, que también perdió posición con su compañero de Ferrari.

Momentos posteriores a la salida del GP de China, con los Red Bull claramente batidos

A partir de ahí, comenzó un carrusel de cambios en la clasificación motivados por las distintas paradas iniciadas desde la vuelta 14, dejándonos dos excelentes duelos en boxes. Por un lado, entre Vettel y Button, saldado con el adelantamiento del alemán tras un gran pitstop en Red Bull, en el que se produjo la nota anecdótica del día ya que el británico, en un error incomprensible, se situó en la zona de mecánicos de Red Bull. También hay que destacar el duelo que se produjo en la siguiente vuelta entre  Massa y Hamilton, que supuso el adelantamiento in extremis del brasileño tras una portentosa parada en Ferrari.

Paralelamente, en ese momento comenzaba el via crucis de Fernando Alonso. El español entraba a cambiar sus exhaustas ruedas en la vuelta 16 y, pese a que el pitstop del asturiano fue ejemplar, su reincorporación a pista se produjo en novena posición, justo por detrás de dos pésimos clientes como lo son Nick Heidfeld y Michael Schumacher. El español, que sufrió un tapón importante, vio cómo empezaba a perder comba con respecto a los de delante ya que no pudo ser hasta la vuelta 24 cuando pudo dar buena cuenta de los dos pilotos alemanes, aunque quizás demasiado tarde.

Gris carrera la de de Fernando Alonso hoy en Shanghai, sin opción alguna para luchar por el pódium

Tras alternar la primera plaza con Nico Rosberg, finalmente Sebastian Vettel lograba recuperar el liderato. Sin embargo, algo no marchaba bien en el seno de Red Bull, ya que el campeón del mundo no parecía capaz de romper la carrera como en ocasiones precedentes y apenas sí podía mantener una distancia prudencial con respecto a sus perseguidores

A todo esto, Mark Webber continuaba protagonizando una memorable remontada, llegando ya hasta la sexta plaza, en detrimento de Michael Schumacher, nueva víctima del australiano, encorajinado sin duda por su enésima mala salida aunque todo apuntaba a que se quedaría ya en esa posición, pues por delante, parecía imposible que pudiera dar alcance a los cinco primeros, que seguían batiéndose el cobre, especialmente entre Hamilton, Massa, Rosberg  y Alonso.

Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar radicalmente a partir de la vuelta 40, tras el último cambio de ruedas de Nico Rosberg. Hamilton, desenfrenado tras fagocitar literalmente a Jenson Button unas pocas vueltas antes, se lanzaba a por el alemán, especialmente tras escuchar por radio que el Mercedes GP del alemán estaba literalmente seco de combustible y era conminado por su equipo a que ahorrase el máximo de gasolina posible para acabar la carrera.

Por eso, el piloto de McLaren daba buena cuenta de Rosberg tan sólo una vuelta más adelante y se lanzaba a tumba abierta a por el Red Bull de Sebastian Vettel, incapaz de abrir brecha con Hamilton y de repetir el excelente rendimiento ofrecido apenas un día antes en los entrenamientos oficiales.

Así pues, vuelta a vuelta, de forma inexorable, el británico comenzó a recortar distancias con respecto a su rival hasta que,  a falta de seis vueltas para el final, Hamilton, que llevaba ya un par de vueltas a rueda del alemán, rebasaba finalmente al campeón del mundo y pasaba a liderar brillantemente la prueba.

Momento en el que Lewis Hamilton rebasa a Sebastian Vettel

Por detrás, también  había leña a discreción entre Rosberg, que a duras penas se mantenía en zona de pódium, Felipe Massa, Jenson Button y Mark Webber, que venía apretando a tope, peleando a brazo partido por un puesto en el cajón. El primero en “borrarse” fue el alemán de Mercedes GP, que se salía en la vuelta 45 y era rebasado por Massa, primero, y por Button, inmediatamente después. Felipe Massa, en la mejor carrera de la temporada parecía que iba a alzarse finalmente con la tercera plaza, pese a que Webber, seguía comiéndole terreno al brasileño, toda vez que el australiano rebasaba sin excesivos problemas a Jenson Button.

Sin embargo, el compañero de Alonso no pudo o no supo aguantar la presión y, cuando tan sólo quedaban cinco vueltas para acabar la carrera, se iba a la puzzolana al entrar en la recta de meta, sin un motivo aparente. El regalo, claro está, fue aprovechado por Mark Webber, el cual culminaba con una más que meritoria tercera plaza final su maravillosa remontada.

Finalmente, Hamilton, sabedor de su superioridad y con un Vettel que había bajado claramente  los brazos, recibía el banderazo final, seguido del alemán de Red Bull, que cruzaba la línea de meta achuchado por Mark Webber, quien seguramente, de haber durado la carrera siquiera una vuelta más, probablemente le habría disputado la segunda posición a su compañero.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor del día nos lo ha dejado la propia carrera, con innumerables alternativas en la cabeza y en los puestos que daban opción a los puntos. Ha sido una carrera muy animada, que además nos dejó excelentes adelantamientos para la disputa de prácticamente todas las posiciones durante la carrera.

Además, el día de hoy nos deja dos imágenes para el recuerdo. La primera, la lección de pundonor ofrecida por Mark Webber, al que una nueva salida mandaba a los infiernos y, con problemas nuevamente en el KERS, la lógica imponía un severo correctivo para el coequipier del actual campeón del mundo. Sin embargo, el australiano, lejos de rendirse ha ofrecido un recital de lucha y coraje y logró, en una remontada épica -propia sólo de grandes campeones- subir al cajón, inmediatamente detrás de su compañero Vettel.

Espectacular remontada de Mark Webber, luchando en esta ocasión con Michael Schumacher

La segunda, la lección de pilotaje y torería con la que el denostado Lewis Hamilton, saliendo desde la tercera plaza y con sendos huesos por delante como Vettel y su compañero Button, no sólo logró algo impensable, al menos a fecha de hoy, como era triturar el poderío hasta ahora imbatible de Red Bull, sino que se permitió dejarnos varios de adelantamientos míticos, “marca de la casa”. De todos cabe destacar el realizado al citado Button, a falta de 20 vueltas para el final, donde lejos de arrugarse, se jugó el tipo para rebasar a su compañero y continuar con un ritmo frenético hasta dar caza a Sebastian Vettel, demostrando que él también aspira a todo este Mundial.

Por su parte y, sin discusión alguna, lo peor del día pocas veces ha estado tan claro como hoy. La actuación de Jaime Alguersuari y su equipo no ha podido ser peor en apenas 10 vueltas que ha estado el catalán en pista. Pese a haber hecho la mejor calificación de su vida y lograr salir nada menos que séptimo, su salida ha sido pésima y ha caído al abismo de los mediocres, fuera de los puntos y teniendo que pelear a brazo partido una vez más con su compañero Sebastian Buemi.

A continuación, el joven piloto de Toro Rosso sufrió una inesperada (y superlativa) degradación de sus neumáticos en apenas 10 vueltas, lo que le impidió luchar en plano de igualdad con los demás rivales. Un exiguo plazo, sin duda, el que le concedieron sus gomas en la que se presumía iba a ser la carrera de su vida.

El estado de sus neumáticos motivó su entrada precipitada en boxes. Y tan precipitada fue su parada que el “tuercas” de turno atornilló mal la rueda trasera derecha de su monoplaza y ésta salía despedida a los pocos instantes de salir de su pitstop, con evidente riesgo ya que se estampó contra una zona en la que había espectadores y su carrera se fue al traste.

El Toro Rosso de Jaime Alguersuari, rodando sin rueda tras su primer pitstop

Por otra parte, y ya es la tercera vez que ocurre en tres carreras, empieza a preocupar el estado del Ferrari F150th Italia, que una vez más no ha dado la talla, ni en los entrenamientos ni en carrera. Tanto Alonso como Massa, que aun así, ha firmado una buena carrera, lastrada por su postrero error cuando se jugaba el pódium, no han podido rodar nunca en tiempos siquiera similares a los de cabeza y han estado toda la prueba nadando en tierra de nadie y sin opciones para nada mejor.

Tampoco fue el día de uno de los outsiders de este tramo de temporada, el mexicano Sergio Pérez, que a bordo de su Sauber cometió un error tonto casi al final de la carrera, tocándose con Vittantonio Liuzzi al intentar un adelantamiento imposible. Dicha maniobra fue finalmente sancionada por los comisarios con un drive-through.

Por último, tras dos carreras fantásticas, ofreciendo un excelente rendimiento en carrera, han decepcionado los Lotus Renault GP de Petrov y Heidfeld, que ocuparon sendos pódiums en Australia y Malasia pero que este fin de semana en Shanghai, misteriosamente desaparecieron del mapa. Tan sólo el ruso Petrov, noveno hoy, pudo puntuar mientras que el alemán Heidfeld finalizó 12º, fuera de la lucha por los  puntos y sin haber encontrado ni uno ni otro un ritmo adecuado, que les permitiese plantar la batalla ofrecida en los anteriores Grandes Premios.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Disputadas las 56 vueltas previstas y sin incidencias en el Circuito Internacional de Shanghai, la clasificación final de la carrera quedó así:

1º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), en 1h 35′ 58”

2º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 5,1”.

3º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 7,5”.

4º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 10”.

5º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 13,4”.

6º) Felipe Massa (Ferrari), a 15,8”.

7º) Fernando Alonso (Ferrari), a 30,6”.

8º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 31,1”.

9º) Vitaly Petrov (Lotus Renault GP), a 57,4”.

10º) Kamui Kobayashi (Sauber Ferrari), a 1′ 03”.

Lewis Hamilton, felicitado efusivamente por Sebastian Vettel en el pódium

Pese a la victoria de Hamilton, la clasificación del Mundial de Pilotos sigue encabezada plácidamente por Sebastian Vettel, con 68 puntos y un cómodo colchón sobre su más directo rival hasta el momento, Lewis Hamilton, que se aúpa a la segunda plaza con 47 puntos. Con su victoria de hoy, el británico ha abierto ya una pequeña brecha con respecto a su compañero en McLaren, Jenson Button, que se sitúa ahora tercero con 38 puntos.

En el Campeonato de Constructores, nada cambia, con Red Bull en primer lugar, con 105 puntos y caminando con paso firme hacia su segundo campeonato consecutivo, seguido de McLaren, con  85 puntos y Ferrari, ya más alejada, con 50 puntos.

La próxima carrera

El Gran Circo se va acercando poco a poco a territorio europeo, tocándole el turno al circuito de Istambul Park, en Turquía el próximo 8 de mayo. Un circuito de 5.378 metros y, en cierto modo, similar al de hoy, con dos zonas totalmente diferenciadas: dos largas rectas, donde el KERS y el DRS tendrán mucho que decir y una segunda zona más lenta y revirada.

Veremos si para entonces McLaren confirma su posicionamiento como alternativa real al dominio de Red Bull (máxime siendo un circuito que siempre se le ha dado bien a Lewis Hamilton y a McLaren) y si, por otro lado, las cacareadas mejoras en Ferrari, prometidas desde Australia, empiezan a dar fruto.

En todo caso, volvemos a los horarios tradicionales y, por fin, podremos cambiar las magdalenas y el café de estas primeras pruebas por algo más típico como el aperitivo y la caña delante del televisor para disfrutar de la próxima carrera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s