GP de Turquía: Nuevo paseo de Vettel, doblete de Red Bull y Alonso vuelve al pódium


La verdad es que, llevamos apenas cuatro carreras del calendario y el titular empieza a hacerse recurrente. Por un lado, Sebastian Vettel, de nuevo en lo más alto y, sumando su tercera victoria. Por otro, la insultante superioridad está mostrando Red Bull, que logra un nuevo doblete. Y la carrera de hoy no ha sido menos y no se ha salido de este guión.

Así pues, hoy hemos vuelto a ver a un Sebastian Vettel en campeón del mundo, ajeno a los problemas del resto de pilotos y equipos, que ha triunfado a placer y, casi sin despeinarse,  en el trazado de Istanbul Park, seguido a una gran distancia por su compañero Mark Webber.

A partir de aquí, en una carrera muy bonita, con continuas luchas en casi todos los puestos, el guión se ha escrito de forma diferente ya que Ferrari, de la mano de Fernando Alonso, ha “tocado pelo” por fin y ha ocupado el tercer lugar del cajón, mostrando una interesante mejoría en su monoplaza, que hace albergar alguna esperanza de cara a futuras opciones del asturiano en el campeonato.

Análisis de la carrera

Desde la misma salida, Vettel impuso su ley sin apenas problemas. Sin embargo, fue Webber el que, en su enésima mala salida, se dejaba adelantar por el sorprendente Nico Rosberg, tercero ayer en los entrenamientos de calificación. Alonso, otro que tampoco se está caracterizando por realizar buenas salidas, también tenía sus más y sus menos con los McLaren de Hamilton y, sobre todo, de Button, que rebasaba sin excesivas complicaciones al asturiano de Ferrari.

Sin embargo, Hamilton, que desde el primer momento decidió plantar toda la batalla del mundo, en especial a su compañero Button, cometía un error en una de las primeras curvas. Se colaba de forma importante a la salida de una de las primeras curvas y ese error era aprovechado de inmediato por Button y por Alonso para recuperar posiciones, en tanto que el ex-campeón caía hasta la séptima plaza.

Salida del Gran Premio de Turquía, con Hamilton a por todas

Se podría decir que para Sebastian Vettel comenzó su batalla contra él mismo, de modo que pronto comenzó a cobrar una ventaja cómoda e importante (en torno a los 10 segundos) con respecto a sus perseguidores, que comenzaban una dura e interesantísima batalla, con varios frentes abiertos. Así, Webber peleaba mano a mano con Nico Rosberg por el segundo y tercer puesto, seguidos por Alonso mientras que Hamilton y Button se enzarzaban en una dura pugna por el quinto y sexto puesto.

Alonso, que había conseguido un buen ritmo de carrera en apenas siete vueltas, lograba dar caza a Rosberg, aupándose a la tercera posición mientras que Button, que seguía teniéndoselas tiesas con su compañero de McLaren, lograba por fin rebasarlo con un Felipe Massa redivivo, que se metía peligrosamente a la pomada.

Comenzó entonces el baile en boxes, con sendos repostajes muy emocionantes en los que, por un lado Massa y Hamilton se batían el cobre en el pitlane, saldada a favor del británico tras una arriesgadísima maniobra y, por otro, Alonso y Webber, que también entraban simultáneamente a cambiar sus ruedas, en el que el impecable pitstop llevado a cabo por los mecánicos de Red Bull, permitió al australiano mantener a salvo su posición, por delante del español.

Desde ese momento, ante la gran degradación de los neumáticos sufrida por los Pirelli en el día de hoy, la estrategia de todos los equipos fue ir, al menos, a tres paradas. Esto produjo numerosos cambios de posición y, al mismo tiempo, incontables adelantamientos e intensos duelos particulares, como los de Massa con Rosberg y del propio piloto carioca con Button, saldado en esta ocasión a favor del británico, por culpa de un error infantil de Massa. El brasileño se pasaba de frenada y dejaba en las lonas sus ya maltrechos neumáticos. Esto aceleró su entrada en boxes a cambiar sus ruedas, lo que puso prácticamente punto final a sus opciones de aspirar a algo importante en el día de hoy.

En este tramo de carrera, Alonso se había asentado en la tercera posición, mientras que Webber, segundo, iba perdiendo fuelle a medida que avanzaban las vueltas. Por este motivo, en la vuelta 29, y tras rodar una vuelta previamente al acecho, el piloto de Ferrari se “merendaba” sin apenas resistencia al todopoderoso Red Bull del australiano.

Por detrás, Hamilton no podía con Alonso, el cual empezaba a abrir poco a poco brecha sobre el británico, mientras que, a su vez, se repartía estopa a discreción por la quinta plaza entre Petrov, Massa y Button. Este duelo, que duró varias vueltas, finalizó con el pitstop del ruso y un increíble adelantamiento de Button al compañero de Alonso en una delicatessen que fue, a la postre, de lo mejor de la carrera.

Fernando Alonso, en el momento de rebasar a Rosberg

Sin embargo, tras un nuevo carrusel de paradas en boxes, los pilotos afrontaban el último tercio de carrera en condiciones aparentemente diferentes. Vettel, seguía a lo suyo, manteniendo una considerable distancia con respecto a Fernando Alonso pero Mark Webber, que no parecía rival para el asturiano empezó a apretarle las tuercas. Por su parte, Hamilton, que había sufrido un percance en su pitstop, cuando a uno de sus mecánicos se le encasquillaba su pistola, decía prácticamente adiós al pódium y era rebasado por su compañero Button, mientras que Massa, en otro error, se salía de pista y caía hasta la 12ª posición.

A partir de ahí, una nueva parada de los principales protagonistas en torno a la vuelta 45 y las cosas se clarificaron de forma prácticamente definitiva, al menos en los primeros puestos. Sebastian Vettel, seguía a lo suyo, sin apenas despeinarse mientras que Alonso empezaba a tener problemas serios con Webber. El australiano, con ruedas nuevas, despertaba y, tras un par de vueltas a un tremendo nivel, daba caza a Fernando Alonso en la vuelta 51 sin que el español pudiera hacer nada para evitarlo.

Por detrás, Lewis Hamilton, que rodaba a más de 25 segundos de Webber y Alonso, bajaba los brazos y Nico Rosberg, culminando una gran carrera, lograba deshacerse finalmente de Jenson Button en su lucha por la quinta plaza y todos contentos. Banderazo a cuadros para Sebastian Vettel y a esperar al GP de España.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, el gran rendimiento y el poderío mostrado hoy por Red Bull, que parece haber dado con la piedra filosofal, sumando a su RB07 la competitividad del RB06 del año pasado una excelente fiabilidad mecánica (quizás su principal Talón de Aquiles de la pasada campaña), lo que les está haciendo prácticamente imbatibles.

Gran carrera de Lewis Hamilton, que nos ha dejado varias “perlas”, en forma de adelantamientos, especialmente en su lucha fratricida con Jenson Button y que, pese al mal fin de semana en general de McLaren y de su incidente con uno de sus mecánicos en el pitstop, logró acabar en una meritoria cuarta plaza.

Jenson Button, en lucha fratricida con su compañero Hamilton

Y por descontado, reseñar la enorme mejoría que se ha podido ver en Ferrari en relación a carreras precedentes, situándose gracias a la gran carrera en términos generales llevada a cabo por Alonso, como el primero de los “terráqueos”, situados aún a años-luz de los extraterrestres Red Bull.

Lo peor, las pésimas carreras de Felipe Massa y de un desdibujadísimo Michael Schumacher. El brasileño, que para más “inri” sufrió un incidente en su tercer pitstop similar al de Hamilton, tuvo en su mano la posibilidad de quedar mucho más arriba con su Ferrari pero sendos errores de principiante le alejaron no sólo de puestos avanzados sino incluso de los puntos. Por su parte, Michael Schumacher no estuvo centrado en ningún momento y tuvo además ramalazos de esa proverbial mala baba que le caracterizó cuando era un auténtico “Kaiser”.

Sin ritmo de carrera y lento, además tuvo dos toques por sendas maniobras cuando menos discutibles, que bien pudieron costarle acabar la carrera, como los sufridos con Petrov, al que cerró de mala manera en la vuelta 2 y el que tuvo con Rubens Barrichello, en la vuelta 41, con el que tuvo sus más y sus menos en el momento en el que el veterano piloto brasileño le rebasaba brillantemente.

Por último, me gustaría saber qué está pasando con Jaime Alguersuari, de nuevo atrás y sin opciones y siempre superado por su compañero Sebastien Buemi. Esta carrera tampoco se le ha visto cómodo en su Toro Rosso y, en el único momento en el que pudo luchar por optar a los puntos, fue rápidamente triturado por sus rivales, acabando en una discretísima 16ª plaza.

Imagen del pódium del GP de Turquía, con Vettel, Webber y Alonso

Clasificación de la carrera y del Mundial

Tras cumplimentar las 58 vueltas estipuladas al trazado de Istanbul Park, en la que ha sido su despedida del calendario oficial de Grandes Premios para el futuro, la clasificación de la carrera queda como sigue:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h 30′ 17”

2º)  Mark Webber (Red Bull Renault), a 8,8”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 10”

4º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 40,2”

5º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 47,7”

6º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 59,4”

7º) Nick Heidfeld (Lotus Renault GP), a 1′ 00”

8º) Vitaly Petrov (Lotus Renault GP), a 1′ 08”

9º) Sebastien Buemi (Toro Rosso Ferrari), a 1’09”

10º) Kamui Kobayashi (Sauber), a 1’18”

Con esta nueva victoria, el actual campeón del mundo, Sebastian Vettel incrementa aún más la diferencia con sus más directos rivales en la clasificación del Mundial de Pilotos. Ahora el alemán cuenta con 93 puntos, frente a los 59 de Lewis Hamilton, que continúa segundo en la general, si bien su diferencia asciende ya a nada menos que 34 puntos. El único cambio sustancial en la clasificación se produce en la tercera posición, ocupada desde hoy por el compañero de Vettel, el australiano Mark Webber con 55 puntos, en detrimento del británico Jenson Button, situado ahora cuarto con 46 puntos, apenas 5 puntos más que Fernando Alonso, que es quinto.

Sebastian Vettel, intratable hoy en Istanbul Park

En la clasficación de Constructores, sigue imponiendo su hegemonía el equipo Red Bull, que con el doblete de hoy suma ya 148 puntos, e incrementa la diferencia con McLaren, el segundo clasificado con 105 puntos, mientras que Ferrari, merced al “pinchazo” de Felipe Massa del día de hoy, se queda ya muy lejos de ambos, con apenas 65 puntos.

La próxima carrera

El Gran Circo llega, por fin, a Europa y más concretamente a nuestro país, con la disputa del Gran Premio de España, en el trazado barcelonés de Montmeló.

El próximo día 22 de mayo, los 4.655 metros del Circuit de Cataluña acogerán la quinta prueba puntuable para el campeonato del mundo y, una vez más y pese a la crisis, el público español se volcará con Ferrari y con Fernando Alonso, en un trazado que le es francamente propicio desde su debut en la Fórmula 1 hace ya 10 años.

Allí deberá confirmar que la mejora experimentada hoy en Turquía no ha sido un espejismo y que, como el propio piloto asturiano ha aventurado, en Barcelona darán el salto definitivo.

Por lo demás, habrá que ver si Red Bull y Sebastian Vettel siguen en estado de gracia y dan otro golpe de autoridad a la clasificación, ya de por sí francamente de cara para el vigente campeón. Y es que, por más que los fans de Alonso no tiren la toalla, una diferencia de 52 puntos y, sobre todo, viendo el estado de forma de los monoplazas de la marca de bebidas energéticas, con apenas cuatro carreras disputadas. se nos antoja excesiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s