Pues eso, quien más y quien menos, cualquier aficionado al mundo del motor y, en concreto, a los coches, hemos soñado en alguna ocasión con llevar entre nuestras manos el volante de un Ferrari. Y es que es indescriptible la sensación de conducir una auténtica leyenda como es cualquiera de los coches de la factoría de Maranello y sentir la pasión y la deportividad que emana de todo aquello que sale de ese mítico Cavallino Rampante.

Pues bien, si pocos son los privilegiados que pueden permitirse ese lujo, me imagino que serán muchos menos aún aquellos que, como Felipe Massa, nos ponen los dientes largos conduciendo hasta tres Ferrari distintos en una misma sesión. Para ello el compañero de Fernando Alonso se pone a los mandos de un Ferrari 150° Italia de Fórmula 1, un F458 Reto y un F458 Italia, elegidos por el fabricante transalpino como símbolos de la transferencia de su tecnología directamente desde el circuito hasta la carretera.

Los más malpensados diremos aquello de que «Dios le da pan a quien no tiene dientes» y que Massa, cuyo papel en La Scuderia de Fórmula 1 está siendo bastante discutido, quizás no sería el que más represente este papel. Sin embargo, no se le puede negar al brasileño su destreza a los mandos de los coches «de calle» del legendario fabricante italiano aunque, visto lo visto, ya podría darse más maña al volante de su monoplaza en las carreras.

Así pues, para todos aquellos que os consideréis «Ferraristas» de pro, como el que aquí suscribe – y, en general, para todos los que disfrutáis con la deportividad sobre cuatro ruedas, encarnada como nadie por la leyenda de Ferrari, os dejo este vídeo para que gocéis del poder del mito italiano.

Fuente: Ferrari World