GP de España: Sufrida victoria de Vettel y decepción en Ferrari


Excelente la carrera vivida hoy en Montmeló, en la que Sebastian Vettel ha tenido que sudar tinta china para poder llevar a su Red Bull a la victoria, muy cerca de un combativo Lewis Hamilton y seguido por el otro piloto de McLaren, el también británico Jenson Button.

Una carrera, inicialmente marcada por una salida espectacular  de Fernando Alonso, en la que ha sido sin discusión la mejor salida de la temporada (y quizás de las mejores de toda  larga y fructífera trayectoria del asturiano en la F1) Pese a ello, la carrera acabó como casi todas las demás carreras de este año, con el Red Bull de Vettel en lo más alto del pódium, tras un Gran Premio prácticamente impecable.

Esta salida,  lejos de aupar al asturiano a la consecución de una gesta colosal como era la de superar por vez primera en carrera a los dos grandes gigantes de esta temporada (Red Bull y McLaren) sólo ha servido para incrementar la desesperanza y la decepción entre los seguidores de Ferrari y del piloto español. Y es que, de la misma forma que nuestro campeón aguantó como un jabato las 12-13 primeras vueltas en cabeza de carrera, acabó por sufrir un descalabro colosal de tal magnitud que, tras su último cambio de ruedas y con gomas duras, le llevó incluso a caer hasta la quinta posición y acabar siendo doblado por los cuatro primeros de la carrera.

Momento de la espectacular salida de Alonso en el GP de Barcelona

Sin embargo, hay que reseñar que esta brillante victoria del actual campeón del mundo -que le sitúa en una posición inmejorable para renovar su título- ya no ha sido por “aplastamiento” como el resto. De hecho, el australiano Webber ha sido batido en toda la regla por los dos monoplazas británicos y ha quedado sorprendentemente fuera del pódium, rompiendo ese regla no escrita en Montmeló que establece que el que parte el primero en el Circuit de Catalunya acababa venciendo la carrera.

Esto significa, pues, que la evolución de los McLaren ha sido muy buena y las distancias entre la marca de bebidas energéticas y los británicos de Woking se han recortado sensiblemente. Seguramente no hasta el punto de poder disputarle el título al vigente campeón pero sí de cara a ponerle las cosas más difíciles en un futuro más próximo.

Análisis de la carrera

La carrera empezaba de forma trepidante, con la increíble y, repetimos, espectacular salida de Alonso. El asturiano partía desde la cuarta plaza y, por tanto, desde la zona sucia de la pista, pero eso no pareció óbice para dar buena cuenta de Lewis Hamilton. Pero lejos de quedarse ahí, en una brillantísima y arriesgada maniobra, el español lograba rebasar de una tacada a los dos Red Bull por el interior y afrontaba la primera curva en cabeza.

La salida no sólo se cobró las “cabezas” de Webber (que también perdía posición con su compañero) y Hamilton, retrasado hasta la cuarta plaza, sino también la de Jenson Button. El británico, en una horrenda salida, se quedaba clavado como una estaca al quedar taponado por los Mercedes GP, que salieron de forma excelente, especialmente un rejuvenecido Michael Schumacher,  y los Lotus Renault, cayendo hasta la décima posición.

Así las cosas, pronto se empezaron a marchar los cuatro de arriba, estableciéndose pronto sendas parejas de baile. Por un lado, Fernando Alonso que aguantaba como podía los arreones de Sebastian Vettel y, por otro, Mark Webber y Lewis Hamilton , que también luchaban por buscar la tercera posición. Al menos, hasta que a partir de la vuelta 10 comenzó el desfile por la zona de boxes, que pese a todo, permitió ver a Alonso en cabeza hasta que Vettel, en un pitstop espectacular, lograba rebasarle en la vuelta 13, mientras que Webber, que justo antes de su parada tuvo la mala suerte de encontrarse tráfico en su vuelta, perdía posición con Lewis Hamilton.

Sin embargo, en la vuelta 19 y, de forma sorprendente, con apenas 9 vueltas con ese juego de neumáticos, Alonso tenía que entrar a realizar su segunda parada, muy pronto según los estrategas -a menos que cometiese el suicidio de ir a cinco paradas- y a duras penas podía conservar su tercera plaza.

Y es que, pese a que Webber también entró al mismo tiempo que el español, en apenas tres vueltas, Alonso veía cómo empezaba a sentir peligrosamente el calor del Red Bull en su espalda. El piloto australiano comenzó entonces una labor de acoso y derribo sin contemplaciones sobre el español que culminó hasta que, tras una nueva parada, el Ferrari perdía momentáneamente su posición ante el Red Bull de Webber. Era el principio del fin, puesto que, aunque el español lograba recuperarla instantes después, como se pudo ver más adelante, no fue más que un simple espejismo del nivel del monoplaza italiano.

En ese momento comenzó el particular “viacrucis”del asturiano, el cual, en la vuelta 36 veía esfumarse sus opciones de pódium cuando Jenson Button, que venía como un tiro desde atrás, realizando una increíble remontada, no sólo “pasaba a cuchillo” a Webber en un adelantamiento al límite sino que, acto seguido, se comía literalmente y sin apenas oposición al Ferrari de Alonso, rebasado a su vez por el Red Bull del australiano, instantes después.

Fernando Alonso, mandando en las primeras vueltas del GP de España

Por delante, Vettel y Hamilton seguían luchando a brazo partido por la victoria, especialmente desde el mismo instante en que el piloto de McLaren conocía por radio la noticia de que el KERS de Vettel no funcionaba. Aun así, el mejor motor del Red Bull y, sobre todo, unl gran pilotaje del alemán, lograron que las distancias en las últimas vueltas nunca bajaran de las siete décimas entre ambos y, finalmente, aunque con más sufrimiento de lo esperado, el campeón del mundo lograba ver su cuarta bandera a cuadros de la temporada.

Por detrás, y a casi 30 segundos llegaban Button y Webber y después, un abismo. El quinto clasificado, Fernando Alonso, no sólo cayó en picado tras su último cambio de ruedas, perdiendo a veces hasta un segundo por sector (que no por vuelta) con respecto a sus perseguidores, sino que acabó siendo doblado, rozando un ridículo en Ferrari coronado por el abandono de Massa a falta de cinco vueltas para el final, tras una carrera nuevamente pésima del brasileño.

Lo mejor y lo peor del día

De la carrera de hoy hay que destacar nuevamente la salida de Fernando Alonso. No recuerdo una salida así desde los viejos tiempos del Renault R25, cuando el asturiano nos solía deleitar con salidas de este tipo. Sin apenas espacio y jugándose el cuello, hoy dio una lección de pilotaje y arrojo, sobrepasando en apenas unos metros a los tres mejores pilotos del momento.

También hay que destacar el carrerón de Jenson Button, uno de los grandes damnificados de la salida. El británico, que aparentemente había perdido todas sus opciones, fue capaz de sobreponerse y, tras ir remontando, lograba auparse hasta el tercer lugar del cajón, pese a las acometidas de Mark Webber en las últimas vueltas.

Jenson Button, protagonista de una espectacular remontada

También muy bien los Mercedes GP y, en especial, un clásico del circuito catalán, Michael Schumacher. Protagonizando una gran salida, ha sabido mantenerse en una cómoda sexta plaza -su mejor resultado esta temporada- y acabando, por vez primera este año, delante de su compañero Rosberg el cual, pese a que lo intentó, no pudo finalmente batir a su compatriota y se tuvo que contentar con la séptima plaza.

Para acabar, destacar el rendimiento de un hombre como Nick Heidfeld, que poco a poco le está cogiendo el punto a su Lotus Renault y, al igual que Jenson Button, ha protagonizado la remontada del día. Tras salir último al achicharrar literalmente su monoplaza en la sesión de entrenamientos oficiales del sábado, llevó a cabo una excelente carrera en la que firmó finalmente una más que meritoria octava plaza y quedando una vez más por delante del que es, en teoría, su jefe de filas en el equipo galo, el ruso Vitaly Petrov, tal y como ocurrió ya en el GP de Turquía.

Para olvidar, por contra, la carrera de Ferrari de hoy. Tras el “subidón” inicial, tuvimos que asistir impertérritos al espectáculo de ver cómo Alonso era doblado a falta de casi 20 vueltas para el final. Desde luego que mucho tienen que reflexionar en Maranello para analizar qué le pudo pasar al monoplaza del asturiano, para haber pasado de encabezar la prueba a finalizar a casi un minuto de la cabeza de carrera, especialmente con los neumáticos duros. Y por qué en 40 vueltas ya habían gastado tres juegos de compuestos blandos y teniendo que afrontar nada menos que 26 vueltas con un juego de neumáticos duros que, ya en los entrenamientos del viernes, se pudo apreciar que no iban a aguantar tantas vueltas.

También deberían empezar a pensar qué demonios pinta un tipo como Felipe Massa, sin duda una bellísima persona, pero al que el traje de piloto de un gigante como Ferrari, le está empezando a reventar por todas las costuras. Inseguro, fallón y poco valiente, el brasileño hoy ha vuelto a firmar una lamentable actuación en la que ha tenido de todo y nada bueno. Un trompo, varias pasadas de frenada en momentos clave y una salida de pista que le ha impedido acabar el Gran Premio. Muy poco bagaje el del piloto carioca el día de hoy y empieza a ser preocupante su situación en el seno del equipo italiano.

El Ferrari de Felipe Massa, remolcado tras su salida de pista

Por su parte, Alguersuari sigue sumido en un marasmo difícil de explicar. Aparte de que, por enésima vez, ha sido batido sin contemplaciones por Buemi, no se le vio nunca cómodo y salvo alguna vez aislada, estuvo siempre fuera de la pelea por los puntos. Mucho tiene que espabilar el joven piloto catalán porque, pese a que los Toro Rosso no son ni mucho menos los del año pasado, su rendimiento no está tampoco a la altura deseada.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Tras las 66 vueltas al trazado de Montmeló, la clasficiación del GP de España ha quedado de la siguiente manera:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h 39’03”

2º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 0,63”

3º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 35,6”

4º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 47,2”

5º) Fernando Alonso (Ferrari), a 1 vuelta.

6º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 1 vuelta.

7º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 1 vuelta.

8º) Nick Heidfeld (Lotus Renault GP), a 1 vuelta.

9º) Sergio Pérez (Sauber), a 1 vuelta.

10º) Kamui Kobayashi (Sauber), a 1 vuelta.

Sebastian Vettel celebrando una nueva victoria

Tras cinco pruebas disputadas y, con los 25 puntos sumados hoy por Sebastian Vettel, el alemán afianza aún más su ya apabullante diferencia sobre el resto. El vigente campeón del mundo suma ya 118 puntos, 41 más que su más directo rival, que sigue siendo Lewis Hamilton, con 77 puntos. Por su parte, Mark Webber continúa ocupando la tercera posición, con 67 puntos. Sin embargo, Jenson Button, que sigue cuarto, acorta las distancias con respecto al australiano, al contar ahora con 61 puntos, mientras que Alonso sigue en quinto lugar, aunque mucho más rezagado, con 51 puntos.

Por su parte, el Mundial de Constructores sigue comandado por Red Bull, con 185 puntos, seguido de McLaren, con 138 puntos. Ferrari es tercero, aunque muy alejado de los dos primeros, con tan sólo 75 puntos.

La próxima carrera

La próxima carrera se disputará en el clásico circuito de Montecarlo, apenas una semana después de la vivida hoy en Barcelona. Así pues, el día 26 de mayo nos espera una cita básica para el calendario de la Fórmula 1 por las calles del Principado.

De momento la polémica está servida, dado el recelo que los pilotos están manifestando acerca del uso del DRS en este trazado urbano, en el que apenas hay sitio para adelantar y donde las ruedas de los monoplazas pasan a escasos centímetros y cualquier error puede suponer el abandono.

Sin embargo, la FIA y Ecclestone se han manifestado absolutamente tajantes al respecto. Habrá KERS y sobre todo habrá DRS, y que a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga.

Por lo demás, poco se puede decir de este circuito mítico, salvo que lo revirado de su trazado y su infinita dificultad, hacen que una vez más los Red Bull (que ya ganaron el año pasado con Webber y Vettel como “escudero” en el pódium) y los McLaren, sean los favoritos.

Esperemos, eso sí, que Alonso no cometa ningún error como ocurrió el año pasado, cuando un pequeño despiste mandó al desguace el chasis de su Ferrari F10 y tuviera que salir último. Recordemos que en esta ocasión, y visto el aguante de los compuestos de Pirelli, no valdrán trucos como el que llevó a cabo el asturiano aquel día, cambiando sus ruedas en la vuelta 1 y aguantando el resto de la carrera con el mismo juego para remontar hasta la sexta posición final.

Tal y como está la clasificación, no sólo Alonso podrá permitirse ya un solo fallo de aquí al final de la temporada si alguien aspira a hacerle una mínima sombra a Sebastian Vettel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s