GP de Europa: Valencia también se rinde ante Vettel, con Alonso segundo tras una gran carrera


Análisis de la carrera

En un entorno ciertamente envidiable y, aunque sin el glamour tradicional de las calles de Montecarlo, el circuito urbano de Valencia ha sido testigo de una nueva victoria de Sebastian Vettel, que camina con paso firme a la revalidación del título de Campeón del Mundo. La verdad es que no se podía pedir más. Un circuito casi lleno, con más de 80.000 espectadores, una mañana soleada y un tiempo veraniego, que realzaba lo majestuoso de las instalaciones del circuito urbano de la capital del Turia.

Sin embargo, la carrera de hoy ha carecido de emoción y apenas sí ha tenido más historia que ver cómo Fernando Alonso le arrebataba hoy la segunda plaza del cajón a Mark Webber, evitando un nuevo doblete de Red Bull. Desde el arranque mismo de la carrera se pudo ver que Sebastian Vettel estaba fuera de concurso y que la primera plaza estaba asegurada, salvo error de pilotaje, tal y como le pasó hace 15 días en Canadá o por un error mecánico, algo impensable visto el rendimento del RB07 este año en pista. Sin embargo, el que enseguida decidió que ésta debería ser su carrera fue Fernando Alonso.

Desde la misma  salida, el piloto asturiano dejó claro cuáles eran sus poderes en una magistral salida, en la que pese a perder inicialmente su posición ante Massa y Hamilton, rápidamente se aupaba a la tercera posición en una ajustada maniobra en la primera curva. Rápidamente Sebastian Vettel dejó claro que esta pelea no era la suya y empezó su batalla individual contra el crono, poniendo de inmediato pies en polvorosa y dejando el barro de la lucha para el resto de los “mortales”, integrados en esta ocasión por su compañero Webber, Alonso y un sorprendentemente batallador Felipe Massa.

Por detrás se empezó a abrir una pequeña brecha entre estos cuatro y el resto, comandado por un desconocido Hamilton, que no podía con el brasileño. Con la única duda de si los “grandes” irían a dos o a tres paradas iban transcurriendo las primeras vueltas con la misma tónica del inicio, es decir, Webber seguido por Alonso, cada vez más cerca del australiano y por detrás, el resto.

Es a partir de la vuelta 13 cuando empieza a animarse el cotarro con los primeros pitstops, en especial el de Hamilton (el más “madrugador”). Así las cosas, con Vettel enfrascado en su propio monólogo y cada vez más lejos del resto, la batalla principal y quizás la más emocionante fue la que se dio entre Mark Webber y Fernando Alonso, que se definió en su primer acto con un espectacular adelantamiento del asturiano en la vuelta 20 de esos que quitan el hipo. Zigzagueando y con el vértice de la curva de final de recta en el morro, el piloto de Ferrari daba cuenta del Red Bull de Webber y pasaba a ocupar una más que meritoria segunda plaza.

Sin embargo, como dice el refrán poco duró la alegría en la casa del pobre ya que apenas cinco vueltas más tarde Alonso volvía a ser rebasado por Webber una vez que el piloto español cumplimentaba su necesaria la parada en boxes. Por detrás, Hamilton ya rodaba cuarto pero a una distancia sideral de Alonso, lo que ponía prácticamente el pódium al español al alcance de la mano, mientras que un genial Jaime Alguersuari, con apenas una parada en su haber, rodaba en una sorprendente séptima posición hasta que en la vuelta 40, ya casi sin ruedas, tuvo que ceder su posición a Nico Rosberg.

Vettel, intratable durante toda la carrera

Así las cosas, sin apenas cambios, la carrera entró en su último tercio con la primera posición prácticamente resuelta mientras que por detrás Alonso y Webber seguían acechándose mientras que Hamilton y Massa luchaban a brazo partido por la cuarta plaza. Quedaba, eso sí, saber si Jaime Alguersuari, una vez que hacía su segunda y última parada, sería capaz de resistir su octava posición ante el empuje de sus seguidores Sutil, Pérez, Heidfeld y Petrov.

La primera parte de la ecuación no tardó nada en despejarse ya que, llegados a la vuelta 43 se produce la tercera y última entrada de Webber en boxes. El australiano, que había entrado demasiado rápido, cometió un pequeño error perdiendo unas décimas que, a la postre, resultaron decisivas. Pese a llevar a cabo un excelente pitstop en el seno de su equipo, no le sirvió para nada. Apenas tres vueltas más tarde era Alonso el que procedía a su último cambio de ruedas y el asturiano, en un impecable pitstop por parte de sus mecánicos, lograba salir apenas unos metros por delante del piloto de Red Bull y, aunque con tráfico, lograba poner entre medias de ambos a un auténtico “tronco” como Vitaly Petrov.

Esta maniobra fue decisiva ya que Alonso supo resistir las acometidas de Webber y logró asentarse cómodamente en la segunda plaza, especialmente cuando a falta de 10 vueltas para el final, el australiano recibía por radio la orden de ahorrar gasolina urgentemente. Desde ese momento, el piloto de Red Bull decidió nadar y guardar la ropa y dejarse llevar, máxime cuando la distancia con respecto al cuarto clasificado, Lewis Hamilton, era sideral y nada ponía en riesgo el tercer lugar de la carrera.

Alonso, gran protagonista de la carrera de hoy desde el primer momento

Finalmente, pudimos asistir a un bonito duelo mantenido entre Jaime Alguersuari, que con su estrategia a dos paradas, se encontraba ya en precario y Adrian Sutil, que con ruedas nuevas, trataba de arrebatarle la octava plaza al joven piloto español. Esta batalla, que probablemente haya sido el doctorado de Alguersuari en la categoría reina, se decantó por el español que resistió valientemente las acometidas del piloto de Force India y lograba así repetir posición con respecto a su carrera en Canadá y superar en la clasificación general a su principal rival que no es otro que su compañero Buemi.

Lo mejor y lo peor del día

Evidentemente, esta carrera tiene dos nombres propios y los dos españoles. Por un lado, Fernando Alonso, segundo tras una brillante carrera en la que supo exprimir como un limón todos y cada uno de los recovecos de su Ferrari, cada vez más mejorado (y esa es labor que hay que reconocerle a sus mecánicos e ingenieros). Por otro, Jaime Alguersuari, que ha vuelto a puntuar y, pese a salir 18º en carrera y contar poco en los pronósticos, con  una valiente estrategia a dos paradas, supo batirse el cobre con rivales en teoría de mayor entidad y experiencia y logró arrancar unos meritorios puntos.

También es de reseñar el excelente rendimiento hoy de los Force India, con el novel Di Resta y con Sutil, especialmente este último, que estuvo hasta el último momento luchando por la octava plaza y funcionando muy bien, confirmando la mejoría que experimentaron ya en el GP de Canadá.

Mark Webber, luchando a brazo partido con Fernando Alonso

Lo peor, en una carrera tranquila y sin ningún abandono (la cuarta en la historia de la Fórmula 1), la mala suerte de Michael Schumacher. Hoy no ha sido su día y no le  hemos podido ver ya que, cuando mejor estaba rodando, incluso en las primeras vueltas por delante de Rosberg, sufrió un toque con Petrov en la vuelta 17 que le descolgó el alerón delantero y le obligó a parar en boxes y a perder todas sus opciones de entrar entre los 10 primeros.

Tampoco fue el día de los Williams ni de los Lotus Renault GP, especialmente estos últimos, que parecen haber perdido la frescura y sobre todo el poderío en salida que les permitió rodar entre los primeros durante las primeras carreras. Hoy Petrov perdió cinco puestos en el arranque mientras que Heidfeld, a duras penas, lograba meter su coche en la décima posición y arrancar siquiera un punto para la escudería francesa.

Clasificación de carrera y del Mundial

Tras las 57 vueltas dadas a un cada día más bonito circuito urbano de Valencia, la carrera de hoy ha quedado de la siguiente forma:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h 39′ 36”

2º) Fernando Alonso (Ferrari), a 10,8”

3º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 27,2”

4º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 46,1”

5º) Felipe Massa (Ferrari), a 51,7”

6º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 1’00”

7º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 1’38”

8º) Jaime Alguersuari (Toro Rosso Ferrari), a 1 vuelta.

9º) Adrian Sutil (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

10º) Nick Heidfeld (Lotus Renault GP), a 1 vuelta.

Sebastian Vettel, camino del titulo

Para la clasificación del Mundial de Pilotos poco hay que decir. Con su sexta victoria en ocho carreras, parece que tan sólo queda por saber cuándo Sebastian Vettel se proclamará Campeón porque con sus actuales 186 puntos, casi 80 puntos más que sus más directos rivales, Jenson Button y Mark Webber, segundo y tercero empatados a 109 puntos.  La brecha que, además, se ha abierto ya con respecto al resto de competidores se nos antoja aún más insalvable, ya que el cuarto clasificado, Lewis Hamilton, y el quinto, Fernando Alonso, quedan por debajo de los 100 puntos, con 97 y 87 puntos respectivamente.

En la Clasificación por el Mundial de Constructores, Red Bull tiene ya gran parte del camino andado y sus 295 puntos son bagaje más que suficiente para pensar que el fabricante de bebidas energéticas revalidará esta temporada su título del año pasado sin excesivos problemas y a no tardar mucho. En segundo lugar continuará McLaren, con 205 puntos, que aumenta sus diferencias con Ferrari, muy lejos ya, con apenas 129 puntos.

La próxima carrera

Nos espera una nueva cita en un circuito mítico como es el de Silverstone, en una nueva edición del GP de Gran Bretaña, que el año pasado se adjudicó Red Bull con un triunfante Mark Webber, en una carrera marcada por una polémica sanción a Fernando Alonso.

En esta ocasión no estará Kubica, con el que el asturiano tuvo el problema que dio lugar a un extraño drive-through  y el estado de forma de Alonso -y el de la escudería- no es ni mucho menos el del año pasado y todo hace pensar que, si bien Red Bull sigue sin dar muestras de flaqueza y Vettel parece imparable, puede que Alonso repita pódium. También hay que tener en cuenta a los McLaren, que además “juegan en casa”. Ya el año pasado Hamilton y Button rozaron el triunfo y todo puede ser.

En todo caso, nada parece hacer pensar que, en las 60 vueltas que habrán de darse a este mítico trazado, se pueda batir el récord que ostenta Michael Schumacher desde 2004, el mismo año en el que Kimi Raikkönen logró la que es hasta ahora la mejor “pole” registrada hasta la fecha.  Un circuito dado a los récords históricos puesto que a fecha de hoy nadie ha sido capaz de batir las cinco victorias, cuatro de ellas consecutivas, logradas por el piloto local Jim Clark entre 1962 y 1967 y por el francés Alain Prost (1983, 1985, 1989, 1990 y 1993)

Tan sólo el veterano Michael Schumacher, con tres triunfos conseguidos en 1998, 2002 y 2004, se puede acercar a estas increíbles cifras pero nada hace presagiar que el Kaiser vuelva por sus fueros para incrementar su leyenda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s