GP de Japón: El mundo, de nuevo a los pies de Vettel por segundo año consecutivo


 

Como era previsible, el alemán Sebastian Vettel ha cumplido con los pronósticos y, tras finalizar tercero en la carrera de hoy en el mítico circuito de Suzuka en Japón, se ha alzado con su segundo entorchado mundial, relevando a Fernando Alonso en el honor de ser el bicampeón más joven del mundo y el primero en repetir título desde que el español ganase con Renault su segundo campeonato nada menos que en 2006.

Sin embargo, en una carrera cuyo protagonismo recayó en el enorme desgaste sufrido por los neumáticos blandos que Pirelli presentaba hoy en Suzuka, el flamante nuevo campeón no cumplió los pronósticos y no pudo alzarse con el título, tal y como todos esperábamos, con una nueva victoria, tras la pole de ayer (la 15ª de la temporada), ya que fue finalmente Jenson Buttonel que acabó por llevarse el gato al agua, celebrando así por todo lo alto su reciente renovación.

Como decimos, el desfallecimiento de los compuestos blandos ha sido determinante para que el alemán no pudiese aguantar el ritmo trepidante de Jenson Button y de Fernando Alonso y tuviera que conformarse con celebrar su segundo mundial desde la tercera plaza del cajón, tras sufrir un calvario con sus gomas, especialmente durante la primera mitad de la carrera.

Análisis de la carrera

Tras una salida polémica, en la que Vettel, en una maniobra cuando menos poco elegante, encerró claramente a Button en el momento del arranque. Esto motivó no sólo que el británico fuese superado por su compañero Hamilton sino que además casi diese con sus huesos en el césped, así como trajo consigo una reclamación del equipo McLaren que, sorprendentemente, quedó en agua de borrajas al ser desestimada por los comisarios tras una investigació de lo ocurrido.

Aparte de esta pequeña incidencia, fue una salida francamente limpia, sin nada especial que reseñar con el resto de favoritos. Hamilton, como dijimos anteriormente, se aprovechaba de la pelea entre Vettel y Button mientras que Alonso apenas podía con Massa. Por su parte, Webber, del que esperábamos otra debacle vista su trayectoria en las salidas, en esta ocasión sí pudo contener la acometida del Sauber de Kobayashi, el héroe local, aclamado tras lograr su mejor clasificación de su corta carrera deportiva.

De inmediato se vio una superioridad insultante de Vettel y su Red Bull RB7, que pronto comenzó a abrir brecha con respecto a sus competidores, mientras que por atrás todo parecía quedar como estaba, con Hamilton segundo, Button en tercer lugar, mientras que Alonso hacía lo indecible para batir a Massa, algo que no pudo lograr hasta la vuelta 6 de la carrera.

Jenson Button, perseguido por los Ferrari de Massa y Alonso tras la salida

Sin embargo, a partir de la séptima vuelta empezaron los primeros signos de que algo no iba bien ni en McLaren ni en Red Bull. De repente, el ritmo de Hamilton empezó a ralentizarse y el británico era pasto del monoplaza de su compañero en un abrir y cerrar de ojos. Sus compuestos blandos, en apenas 8 vueltas y sin apenas exigencia, se habían volatilizado y tenía que entrar en boxes a cambiar ruedas, mucho antes de lo previsto. Algo similar le empezó a suceder a Sebastian Vettel, que empezó a ver recortada su ventaja hasta el punto de que en la vuelta 10 tenía que entrar a realizar su primera parada, también mucho antes de lo que estaba en el guión.

Esto dejaba el camino expedito a Button, más conservador con las ruedas y a Alonso, cuyo Ferrari junto al de Massa era de los pocos de los favoritos que aún podía dar más de sí y cumplir con lo previsto en la estrategia inicial a la hora de entrar en boxes.

Momento en el que el Toro Rosso de Buemi pierde su rueda

Así, una vez que los primeros espadas había cumplido con su primera parada, las cosas cambiaron radicalmente, ya que ni Vettel había sido capaz de consolidar su inicial ventaja y Hamilton ya contaba con el hándicap de haber tenido que parar mucho antes de lo previsto, mientras que era toda una incógnita cuál sería el rendimiento del McLaren de Button  y del Ferrari de Alonso.

Así las cosas, la carrera siguió transcurriendo sin más incidente que el  hecho de ver al Toro Rosso de Sebastian Buemi fuera de pista, sin la rueda delantera derecha, mal colocada tras el pitstop y, sobre todo, por un hecho a la postre decisivo. De nuevo los dos enemigos íntimos de esta temporada, Felipe Massa y Lewis Hamilton, frente a frente y, como ocurrió en Monza y Singapur, volvieron a saltar chispas. Poco a poco, ambos pilotos se fueron calentando hasta que llegados a la vuelta 22 ocurrió lo inevitable. El británico, con la posición a nuestro modo de ver ganada, cerraba la puerta al envite de Massa, el cual, lejos de frenar tocó con su rueda trasera derecha el difusor trasero del McLaren, que saltaba hecho añicos sobre la pista.

Uno de los trozos de fibra de carbono del monoplaza del británico se quedó peligrosamente de punta en mitad de la pista lo que, a mi modo de ver de forma acertada, suscitó la entrada inmediata del Safety Car para que los comisarios limpiaran a fondo esa parte del trazado, permaneciendo en pista hasta la vuelta 28. En ese momento, relanzada la carrera, Hamilton atacaba a Massa que, a su vez, perdía posición con Webber, hundiendo al brasileño hasta la séptima posición.

Mientras tanto, Button, que había logrado rebasar a Vettel tras su segundo pitstop, se mantenía firme en cabeza mientras que Vettel empezaba a dar síntomas de que sus ruedas seguían sin funcionar y no podía seguir el ritmo del británico, meintras que poco a poco, Alonso empezaba a recortarle distancias al alemán, hasta que llegados a la tercera y última parada de ambos, el español lograba rebasarle, pese a los intentos de Vettel por recuperar su puesto en las siguientes vueltas.

Fernando Alonso tratando de zafarse del ataque de Sebastian Vettel

Sorprendentemente, Vettel dejó de atosigar a Alonso y se dedicó a sestear hasta el punto de que Webber, su compañero, que venía por detrás se le empezó peligrosamente a acercar. Tanto se le acercó, de hecho, que el australiano era parado literalmente por radio para que, como le dijeron a Vettel un rato antes, no arriesgase ni su posición ni la de su coequipier, dado que este resultado daba matemáticamente el título al alemán.

Finalmente, las cosas no cambiaron y Button se llevó una trabajada y merecida victoria, celebrando por todo lo alto su renovación con McLaren, mientras que un emocionado Vettel, incapaz de articular palabra desde que recibió el banderazo a cuadros, se hacía con su segundo campeonato, de forma consecutiva.

Por detrás, la clase media fue la que animó la carrera, con un duelo espectacular entre los puestos 8º al 12º, con constantes cambios y adelantamientos, muchos de ellos protagonizados por Rosberg, protagonista de una excelente remontada que le llevó desde el 23º puesto a la décima posición final, por delante incluso del hoy batallador Kobayashi y los dos Force India.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor de hoy, aparte de la consecución del segundo mundial para Sebastian Vettel, ha sido la carrera sobria pero muy constante de Fernando Alonso. Pese a una salida nada brillante supo jugar sus armas y, aunque no pudo luchar de tú a tú con Button y Vettel no quiso disputarle el segundo puesto, toda vez que tenía asegurado el campeonato, el español dejó destellos de su gran calidad y fue de los pocos que supieron aguantar sus neumáticos ante la debacle generalizada de la primera parte de la carrera.

Por su parte Jenson Button demostró que, hoy por hoy, es el piloto más en forma del campeonato. Supo aprovechar la oportunidad que le brindó el desfallecimiento de las gomas de Vettel y con un pilotaje absolutamente impecable,   sin el más mínimo error, se alzó justamente con la carrera. Fue tal su dominio de la situación que se pudo permitir el lujo, incluso, de exprimir el depósito de su monoplaza como si fuese un limón. De hecho, fue tal el cálculo del consumo de combustible que llevó a cabo el británico durante la carrera, que el depósito de su McLaren, en las últimas,  ni siquiera le alcanzó para dar la merecida vuelta de honor ya que su monoplaza se quedó seco como el ojo de un tuerto apenas pasaron unos metros tras cruzar la línea de meta.

Gran carrera la disputada hoy por Sergio Pérez tras una arriesgada estrategia

Por último, hay que reseñar de nuevo el carrerón de Nico Rosberg. Tras superar una serie de problemas mecánicos que le impidieron pasar de la Q3 en los entrenamientos de clasificación de ayer, hoy se ha desquitado con una lección de pundonor y lucha que le ha llevado a los puntos. De la misma forma, hay que destacar el gran papel del mexicano Sergio Pérez, que condujo a su Sauber hasta la octava posición, tras pelearse con todo bicho viviente y, sobre todo, tras llevar a cabo una arriesgadísima estrategia a tres paradas. Y lo mismo hay que decir de Michael Schumacher, que, en estas últimas carreras, nos está mostrando su mejor versión desde su retorno.  Bien por el alemán, que llegó incluso a liderar momentáneamente la carrera y que finalizó en un meritorio sexto puesto.

De lo peor, sin duda, hoy los Lotus Renault GP han defraudado. Sólo Petrov mostró algo de mordiente durante la carrera pero siempre en inferioridad frente a sus rivales mientras que Bruno Senna naufragaba claramente y el brasileño, cuyo rendimiento está yendo de mal en peor, quedó muy lejos de los puntos. Lo mismo que Kobayashi, que tras una salida lamentable, no pudo resistir el ritmo de su compañero Pérez ni el de Rosberg, echando por tierra el gran trabajo realizado el sábado en los entrenamientos de clasificación.

Michael Schumacher volvió a cumplir un papel destacado en carrera

Cierta decepción, por último, con los Force India, que tan buen papel hicieron en Singapur, quedando ambos monoplazas fuera de los puntos pese a que estuvieron todo el rato peleando por entrar entre los 10 primeros, especialmente el alemán Sutil.

Clasificación de la carrera y del Mundial

La clasificación de la carrera, tras 53 giros al trazado nipón de Suzuka quedó finalmente  de la siguiente forma:

1º) Jenson Button (McLaren Mercedes), en 1h 30′ 53”

2º) Fernando Alonso (Ferrari), a 1,1”

3º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 2”

4º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 8”

5º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 24,2”

6º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 27,1”

7º) Felipe Massa (Ferrari), a 28,2”

8º) Sergio Pérez (Sauber Ferrari), a 39,3”

9º) Vitaly Petrov (Lotus Renault GP), a 42,6”

10º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 44,3”

Un alborozado Jenson Button riega con champán al nuevo campeón del mundo

El Mundial de Pilotos por fin ya tiene dueño y el alemán Sebastian Vettel, a sus 24 años, 3 meses y 7 días, logra revalidar el título conquistado en 2010 de forma brillante y con un dominio aplastante. Ha sido tal la superioridad del alemán y su equipo en pista que, tal y como manifestó el propio Button al acabar la carrera, “no hemos sido capaces de tocar a Vettel en todo el año”. Sus 324 puntos son ya inalcanzables matemáticamente para el resto de sus rivales.

La emoción queda para ver quién se llevará el subcampeonato este año, para el que la lucha sigue abierta entre Jenson Button, segundo en este momento con 210 puntos, y Fernando Alonso, que también está en un gran momento de forma,  y al que sólo separan 8 puntos del británico. Más atrás, aunque con opciones matemáticas están Mark Webber, con 194 puntos y Lewis Hamilton, más rezagado, con 178 puntos.

El Mundial de Constructores está también a punto de ver cómo Red Bull revalida su título y sólo resta saber cuándo cantarán el alirón ya que sus 518 puntos (130 puntos más que McLaren, su más directo perseguidor) se nos antojan casi imposibles de salvar en las pocas carreras que restan para el final. Por su parte, Ferrari continúa tercero pero muy lejos de los dos primeros puestos, con 292 puntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s