Williams F1 confirma a Pastor Maldonado y despide a Barrichello para la próxima temporada


Tras fracasar en su intento de contratar a Kimi Raikkönen de cara a la próxima temporada, el patrón del equipo Williams F1Sir Frank Williams, ha anunciado ya quién ocupará al menos la mitad de los volantes de su escudería para 2012, al confirmar a Pastor Maldonado como piloto titular para el próximo año.

En un comunicado hecho público en su página web, el equipo Williams hace oficial la continuidad del venezolano en el seno de la citada escudería, elogiando su trayectoria en su primera campaña en la élite, logrando clasificar varias veces este año a la Q3 así como realizando una gran carrera en el GP de Mónaco.

Una temporada, dicho sea de paso, sencillamente para olvidar la del equipo británico, hasta el punto que ha sido la peor de toda su historia desde su creación en 1978, finalizando novenos en el Mundial de Constructores, con apenas cinco puntos, superando tan sólo a marcas tan sospechosas como Lotus, HRT o Marussia Virgin.  Algo, sin duda, inédito, especialmente para un equipo que, no nos olvidemos, no hace mucho, luchaba por ganar carreras (113 en total), ha sido nueve veces campeón del mundo de Constructores y ha contado con varios campeones del mundo en sus filas, tales como Alain Prost, Keke Rosberg, Nelson Piquet o Jacques Villeneuve.

Asimismo, en el citado comunicado también se anuncia la contratación del finlandés Valtteri Bottas como piloto reserva para el próximo año. Con este fichaje, el joven piloto nórdico, de 22 años, culmina una brillante carrera en distintas categorías inferiores estos últimos años, destacando los campeonatos logrados en la Fórmula Renault Eurocup (2008), en la categoría Másters de la Fórmula 3000 (2009 y 2010) así como de las GP3 Series, este mismo año.

La consecuencia derivada de esta confirmación expresa de Maldonado, como único piloto titular hasta el momento, es la salida del veterano Rubens Barrichello del equipo británico, poniendo punto final a una dilatada carrera en el mundo de la Fórmula 1, iniciada en el año 1993, cuando debutaba en el Gran Circo de la mano del equipo Jordan.

Desde entonces, comenzó una larga y fructífera trayectoria de 326 Grandes Premios disputados y un importante bagaje de 11 victorias, 68 pódiums, 14 poles y 17 vueltas rápidas. Tuvo la mala suerte de coincidir con la mejor etapa de Michael Schumacher en Ferrari, entre los años 2000 y 2005, y aunque coincidió con su etapa más fecunda desde el punto de vista meramente profesional, lo cierto es que nunca pudo hacerle sombra al Kaiser del que llegó a ser un verdadero lebrel, sumiso y complaciente.

El punto culminante de esa servidumbre estuvo en el GP de Austria de 2002, en el cual cuando Barrichello iba el primero, a escasos metros de la llegada -y siguiendo órdenes expresas de su equipo- tuvo que dejar pasar a su compañero Schumacher para que el alemán obtuviese una victoria, básicamente “por decreto”. Lo cierto es que esa imagen le acompañó desde entonces y para siempre como lo que finalmente fue: un buen segundo piloto pero nunca un gran primero. Aquella temporada (en la que ganó cuatro carreras e hizo 10 pódiums) fue probablemente la mejor de su vida, finalizando segundo en el Mundial pero, insisto, aquel affaire en Austria le marcó probablemente para siempre.

Desde 2006 a 2008 vivió unos años agitados en el equipo Honda, una escudería lastrada por la presión de una ingente inyección de dinero procedente de Japón pero que nunca dio con la tecla para hacer un coche ganador, algo que llevó a la retirada del fabricante japonés al final de la temporada 2008.

Nadie daba un duro por él cuando Ross Brawn recogía los restos de aquel extinto equipo Honda de cara al año 2009. Sin embargo, aquel año “Rubinho” vivió sus últimos grandes días como piloto en el seno del triunfal equipo Brawn GP. Finalizó tercero en ese temporada, con dos victorias y seis pódiums, si bien fue nuevamente superado por su compañero, en este caso Jenson Button.

Por último, en 2010 fichó por el equipo Williams F1. Ese añoen el que nunca  tuvo un coche ganador sí que nos dejó buenas actuaciones, junto a su entonces compañero Nico Hulkenberg y , aunque ya no volvió al pódium, logró finalizar en una digna décima plaza, acorde con la categoría de su monoplaza.

Barrichello y Ecclestone, departiendo antes de la salida del GP de Brasil 2011

Sin embargo, esta temporada ha vivido un auténtico calvario con un coche poco o nada competitivo, sufriendo varios abandonos por causas técnicas, y luchando como un poseso con la clase media-baja de la parrilla por lograr finalizar en los puntos y para meterse en la Q3 en cada carrera.

Curiosamente y, pese a haber finalizado con más puntos que su compañero (cuatro puntos frente a apenas uno de Maldonado), ahora es él quien ha de abandonar el equipo. Digamos que su edad, 39 años, y la inyección de los petrodólares chavistas de PDVSA (Petróleos de Venezuela), han inclinado la balanza finalmente del lado del piloto venezolano. De hecho, la vuelta que dio  al circuito de Interlagos el pasado domingo, en la prueba que cerraba la temporada, fue tan emotiva como signficativa del cierre a su amplia trayectoria profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s