Un nuevo radar móvil para las calles de Madrid


Según informa el diario 20 minutos en su edición digital de Madrid, el consistorio de la capital de España está preparando la adquisición de un nuevo dispositivo de radar móvil, que se sumaría a los tres que la Concejalía de Movilidad ya tiene desplegados por distintas zonas madrileñas, en concreto, las tres en las que el Ayuntamiento de Madrid tiene divididas la capital: Centro, Sur y Norte.

El coste del citado aparato, similar en cuanto a funcionamiento y tecnología a los otros que ya operan en Madrid, rondará los 30.000 euros pero, visto el rendimiento a nivel monetario en forma de sanciones, que están obteniendo los otros tres dispositivos móviles, mucho nos tememos que será rápidamente amortizado.

El modus operandi para el despliegue de los radares móviles que ya funcionan en Madrid es muy similar, por no decir idéntico al que se espera que asuma el nuevo dispositivo que adquirirá en breve el Ayuntamiento dirigido desde diciembre de 2011 por Ana Botella. Se ubica sobre un trípode -eso sí, nunca en la misma zona- y, dada la dificultad de ocultarlo en las calles madrileñas, la Policía Municipal (cuya división de tráfico se denomina pomposamente “Policía de Movilidad”) suele situarlo en el sentido de la marcha por delante de una voluminosa furgoneta del citado cuerpo de seguridad, para hacerlo invisible a los conductores que se acercan a él.

Las asociaciones de conductores y expertos han puesto la voz en el cielo protestando por esta operativa, ciertamente opaca y con fines meramente recaudatorios. Por su parte, desde la Dirección General de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid han hecho mucho hincapié en que su ubicación sería solo en zonas de “alta siniestralidad” o zonas sensibles, como inmediaciones de colegios o lugares donde se hayan recibido quejas de los vecinos por problemas con coches que circulan a altas velocidades. Además, niegan tajantemente que esos radares se escondan de forma premeditada y, por si acaso, se han negado a facilitar datos de ingresos obtenidos por multas procedentes de estos dispositivos.

Sin embargo, tanto agentes consultados por el citado diario como colectivos sindicales de la Policía Municipal admiten presiones para que esos radares se escondan cuanto más mejor con el fin de aumentar su innegable capacidad recaudatoria.

En todo caso, otro posible varapalo a nuestras ya maltrechas carteras así que si conduces por Madrid y eres amigo de pisarle, atento si ves una furgoneta de la Policía Municipal y no corras. Porque, aunque es triste recomendarlo, respetemos los límites de velocidad. Quizás así nos ahorraríamos estos disgustos…

Imagen de un radar móvil situado en el Paseo del General Martínez Campos de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s