Parece que la inminente celebración de la Final de la Superbowl, sin duda el más importante acontecimiento deportivo y social que paraliza a los EE.UU. durante su disputa, ha despertado el ingenio y la creatividad de los anunciantes para presentar las novedades de los fabricantes de automóvil.

Y si no hace mucho, Volskwagen daba la campanada revolucionando las redes sociales con su coro de perros, hoy el fabricante norteamericano nos presenta el que será el futuro Cadillac ATS, que no verá la luz sin embargo hasta junio de este año. Y qué mejor forma de ver la luz que dándose un garbeo, a toda velocidad, eso sí, por el siempre espectacular «Infierno Verde» de Nurburgring. No es mucho pero como aperitivo siempre se agradece ver esas maravillosas pistas, rodeadas de la mítica arboleda que ha dado el apelativo al circuito…