La imagen que hoy ilustra esta sección desgraciadamente no es festiva ni tan simpática como las que aquí solemos traer a menudo. Más bien todo lo contrario. En esta ocasión se trata de una tragedia ocurrida el pasado día 25 de febrero en Rusia grabada por un conductor desde su coche y tiene mucho que ver con lo importante que es saber conducir en condiciones adversas.

En concreto, la historia de hoy transcurre en la carretera M-7, en el distrito Petushki de la región de Vladimir, cerca de la aldea de Omutischi, con un asfalto absolutamente nevado. En el vídeo se puede ver cómo, sin motivo aparente, el conductor de un Nissan Navara pierde el control de su vehículo al pisar la línea continua del centro de la carretera.

Ello provoca que el todoterreno impacte contra un pequeño camión que está en el carril de la derecha y termine por dar un trompo. Acto seguido, el Nissan invade el sentido contrario de la marcha, con la fatalidad que un camión de gran tonelaje que viene de frente y no puede frenar, lo embiste violentamente y lo atomiza de forma brutal.

No se sabe qué ocurrió después pero viendo la virulencia del impacto y, sobre todo, cómo el camión hace trizas al todoterreno, todo apunta a que ningún ocupante del mismo pudo sobrevivir al impacto.

Fuente: El Confidencial