GP de Australia: Victoria indiscutible de Jenson Button en una emocionante carrera


Después de una impredecible y apasionante jornada de entrenamientos de calificación en el día de ayer, plena de sorpresas, el panorama que se presentaba para la carrera de hoy en el Circuito de Albert Park en Melbourne era, como mínimo, muy interesante.

Tras un doblete histórico de McLaren en la jornada del sábado, rompiendo por vez primera en más de un año el monopolio de Red Bull en las jornadas de los sábados, con un rapidísimo Romain Grosjean en tercera posición y, sobre todo, con una inverosímil sexta posición de Sebastian Vettel, todo apuntaba a que la carrera de hoy estaría de lo más disputado y emocionante.

Y así ha sido y en absoluto ha defraudado la carrera de hoy en Melbourne. Una carrera en la que ha habido de todo y que, si bien ha estado dominada de principio a fin por Jenson Button y su McLaren, hemos podido asistir a una igualdad inusitada entre la práctica totalidad de los coches, así como a una continua batalla, desde el segundo hasta el undécimo puesto, prácticamente hasta el final.

Finalmente, cuando nadie daba un duro por el Red Bull y, en concreto por Sebastian Vettel, en una magistral maniobra con el Safety Car en pista, logró incrustarse entre los dos McLaren. Esta merecida segunda plaza le ha servido al alemán y vigente campeón para reivindicarse, especialmente ante aquellos  “gurús” de la comunicación.

No hay derecho a escuchar los comentarios que, aprovechando su sexta plaza de ayer, trataron de intentar cobrarle -y además de forma injusta y muy ventajista- una serie de facturas que algunos estaban esperando para pasarle al cobro, después de dos años de triunfos, achacándole sus merecidísimos dos títulos únicamente al hecho de haber contado con un gran coche.

Análisis de la carrera

Pese a que todo apuntaba a la confirmación del dominio apabullante de los dos McLaren, especialmente el de Hamilton -intratable ayer- la salida nos dejaba pronto unos apuntes de lo que iba a ser la carrera. En una brillantísima y arriesgada salida, Jenson Button le birlaba la cartera a su compañero y poleman, Lewis Hamilton, mientras que el novato Romain Grosjean, víctima de su inexperiencia, perdía de forma estrepitosa su preciada tercera plaza.

Desde ese momento, la carrera se rompió. Los dos McLaren empezaron rápidamente a distanciarse, si bien desde el primer momento se pudo apreciar que Button estaba más rápido y más centrado que Hamilton, que, a duras penas, sí podía seguir el ritmo de su compañero.

La salida, como siempre suele ocurrir en este circuito, no estuvo exenta de incidentes. Grosjean se quedaba clavado como una estaca y era rápidamente presa fácil de Schumacher, Vettel y Rosberg, mientras que otro aspirante al pódium, Mark Webber, volvía a demostrar que esto de las salidas no es su fuerte, cayendo hasta una inexplicable novena plaza. Y como suele ocurrir, a río revuelto, ganancia de pescadores y Fernando Alonso, que había calificado en una discreta 12ª posición, tras una gran salida, lograba auparse a la sexta posición. Por su parte, Massa se colocaba décimo, lo que hacía presagiar un resurgimiento de Ferrari para el día de hoy.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad.  Button empezó a despegarse de Hamilton y éste a su vez, de Michael Schumacher, que por instantes nos recordó al heptacampeón que fue, sosteniendo una dura pugna por la tercera plaza durante varias vueltas con su compatriota Sebastian Vettel, el cual era perseguido a su vez por Rosberg.

El piloto de Mercedes, de hecho, llegó incluso a rebasar al Red Bull aprovechando una pequeña salida de pista de Vettel en la sexta vuelta. Un error que, si bien fue rápidamente subsanado por el campeón del mundo, devolviéndole casi de inmediato el adelantamiento al piloto de Mercedes, al menos propició que los pilotos que venían por detrás (Alonso y Webber) se acercasen al grupo perseguidor de los McLaren.

Sin embargo, pronto se le pudieron ver las carencias al Ferrari de Alonso, que estuvo presionando al Mercedes de Rosberg pero al que fue incapaz de adelantar, sobre todo porque la velocidad punta de la “Flecha Plateada” en recta era infinitamente superior a la del Ferrari, que ni siquiera con la ayuda del DRS era capaz de ponerle en apuros.

Así las cosas, Vettel poco a poco iba dando caza a Schumacher, mientras que Felipe Massa, que navegaba peleando por la novena plaza, empezaba su calvario de hoy con sus neumáticos, organizando tras de sí un auténtico “tren de mercancías” que acabó con el brasileño en boxes para cambiar sus compuestos tras apenas 10 vueltas de carrera.

Desgraciadamente para Michael Schumacher, en la vuelta 11 y  justo cuando se avecinaba un duro enfrentamiento entre los dos campeones alemanes (pasado y presente del automovilismo mundial), la caja de cambios de su Mercedes decía “basta” y el Kaiser tenía que decir adiós de forma prematura a la carrera.

Sebastian Vettel en el momento en que se sale momentáneamente de la pista

A partir de ese momento, comenzaba el baile en los boxes y poco a poco iban entrando casi todos los pilotos, salvo Sergio Pérez y Kimi Raikkönen, los únicos que se atrevieron a hacer algo diferente, aunque con suerte dispar. El finlandés tuvo que rendirse y pasar por boxes en la vuelta 20, con los neumáticos casi destrozados cuando ocupaba una meritoria tercera plaza, mientras que el mexicano seguía en carrera, tratando de realizar la machada del año pasado, que le llevó a aguantar toda la carrera con apenas una sola parada.

Aun asi, las cosas por delante apenas cambiaban, salvo que Alonso lograba salir por delante de Rosberg tras su pitstop y ganar una posición y que el mexicano Pérez lograba incrustarse por delante de Hamilton y Vettel y con Alonso pisándole los talones.

El piloto de Sauber, con serios problemas ya de adherencia, pronto fue pasto del McLaren y el Red Bull mientras que Alonso, que volvía a adolecer de falta de velocidad punta, era incapaz de rebasarle.

Pérez, que se defendió con uñas y dientes, vio sin embargo cómo su estrategia se hundía y, tras 25 vueltas con el mismo juego de neumáticos, claudicaba ante Alonso y se tuvo que ir camino de boxes a cambiar sus exhaustos compuestos.

Por delante las cosas no cambiaban, con los dos McLaren protagonizando un diálogo de sordos, en el que Button seguía metiendo tiempo a su compañero, como si de un martillo pilón se tratase, mientras que Vettel, acomodado en la tercera plaza no podía seguir el ritmo de los dos pilotos de cabeza, pero sin sentirse  asediado en modo alguno por el grupo que venía por detrás, encabezado por Rosberg y Alonso, y un poco más por detrás, por la pareja Webber y Maldonado.

Toda vez que el Mercedes de Rosberg tenía que efectuar su segunda parada en boxes, Webber comenzó a volar sobre el trazado australiano y a recortar sus distancias sobre Alonso, cuyos compuestos empezaban a mostrar signos evidentes de agotamiento.

De hecho, tal era la superioridad del Red  Bull sobre el Ferrari que, en apenas tres vueltas, la cómoda diferencia de Alonso sobre Webber -en torno a los ocho segundos- se diluyó como un azucarillo en el agua, hasta el punto que el asturiano no pudo aguantar más y en la vuelta 35 entraba en boxes a realizar su segundo y último cambio de ruedas.

Hasta ese momento, las cosas por delante parecían inalterables y era tal la superioridad de McLaren que en la vuelta 36 se permitieron realizar un doble cambio de ruedas sencillamente magistral, cambiando las ruedas de Button y Hamilton de forma simultánea y sin perder apenas un solo segundo, en un alarde de destreza de sus mecánicos y, quién sabe, si como un aviso a navegantes, para mostrarles su poderío.

Sin embargo, en la vuelta 37, al otro lado del muro que separa el pitlane de la recta de meta, se producía un hecho que fue a la postre decisivo para el desarrollo de la carrera. El motor del Caterham de Vitaly Petrov se rompía de tal forma que el ruso apenas sí pudo acercarlo al muro, quedándose estacionado en la misma pista y de modo peligroso para el resto de rivales.

El Safety Car, protagonista de nuevo en el día de hoy en Melbourne

Esto obligó a la salida del Safety Car con el fin de dar tiempo a la grúa a retirar el humeante coche del ruso, ubicado en ese momento en una zona peligrosa del trazado. Esto dio lugar a un inesperado reagrupamiento de todos los coches en pista y, conforme al nuevo reglamento, al desdoblamiento de aquellos coches que, como los dos Marussia y el Caterham de Kovalainen, habían perdido vuelta con los primeros.

Pero héte aquí que, cuando nadie se lo esperaba y muchos aún nos preguntamos cómo lo hicieron, el equipo Red Bull llevó a cabo una maniobra aún más magistral si cabe que la llevada a cabo minutos antes por McLaren. Prácticamente en el mismo instante en que el Safety Car entraba en pista, en un abrir y cerrar de ojos, Sebastian Vettel entraba de inmediato en boxes y, sin saber cómo ni por qué, el campeón del mundo se reincoporaba a carrera justo entre medias de Button y de un sorprendido Hamilton, que no daba crédito a lo ocurrido.

Tras cinco vueltas, la carrera era relanzada pero, pese a lo que se podía esperar en un principio, las cosas se quedaban como estaban. Button ponía de inmediato pies en polvorosa seguido por Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, aún en estado de shock, incapaz de asimilar el duro golpe recibido.

Por detrás, Webber no sólo resistía el empuje inicial de Alonso sino que se marchaba cómodamente del asturiano que, con unos neumáticos en su cuesta abajo, bastante tenía con aguantar las continuas acometidas del Williams del aguerrido venezolano Pastor Maldonado.

Donde sí hubo guerra y de la  buena fue a partir de la séptima plaza en adelante, con una serie de alternativas y duras pugnas, de la que cabe destacar la que mantuvieron los brasileños Massa y Senna, en la que tras varios adelantamientos mutuos y piques, el piloto de Williams le cerraba la puerta a la salida de una curva a su compatriota y, tras una arriesgada maniobra, se tocaba con el Ferrari de Massa, llevándose éste la peor parte, teniendo que abandonar.

La emoción por arañar hasta el último punto se mantuvo hasta la última vuelta, hasta el punto que Pastor Maldonado, tratando de atacar a Fernando Alonso en una última y desesperada maniobra, perdía el control de su Williams a la salida de una curva, trompeaba y acababa destrozando su monoplaza contra el muro, poniendo un triste punto final a una más que meritoria carrera y de la forma quizás más injusta posible.

Al mismo tiempo, se desató una verdadera guerra para arañar el máximo número de puntos que desembocaba en una serie de adelantamientos que hicieron llegar casi a la foto-finish para determinar quién se hacía con los últimos puntos en juego.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, sin duda, el resurgir de Sebastian Vettel. El campeón, hoy con todo en contra, ha hecho una salida fantástica y ha sabido aprovechar en boxes el único resquicio que, en forma de despiste, han dejado unos hoy imbatibles en pista McLaren. Su segunda plaza, sufrida y trabajada como hacía tiempo que no veíamos sudar al bicampeón alemán, ha debido saberle sin duda a gloria.

Pero en términos generales, la igualdad ha sido la nota predominante, si quitamos el dominio abrumador de un cada vez más asentado Jenson Button. Salvo él y, en bastante menor medida, su compañero Lewis Hamilton, el resto han rodado en tiempos similares durante toda la carrera, al menos entre el tercero y el décimosegundo puestos. Las alternativas constantes, el ver cómo hasta Kobayashi ha llegado en un momento a hacer una vuelta rápida demuestra lo cerca que están hoy por hoy todos los monoplazas, al menos en cuanto a ritmo de carrera.

Espectacular la progresión de Williams, que de la mano de Renault ha vuelto a estar entre los mejores y sólo la mala suerte y el exceso de “ardor guerrero” final de Pastor Maldonado -imponente en el día de hoy- y de Bruno Senna al principio,  han privado a la escudería británica volver a los puntos y de cumplir, además, un gran papel.

Muy bien también por los Sauber. Valiente y combativo el japonés Kobayashi, ha sabido sufrir y luchar por una merecida sexta plaza, arrebatada en un final de infarto a Kimi Raikkönen (que también ha tenido una reentrée en la alta competición francamente interesante) mientras que Sergio Pérez ha hecho lo que ha podido, tras intentar hoy un imposible como era aguantar la carrera yendo tan solo a una parada y saliendo desde la última posición de la parrilla al tener que cambiar la caja de cambios de su monoplaza, rota en el día de ayer.

Excelente carrera hoy de Sergio Pérez, que saliendo de la última posición logró finalizar octavo

Lo peor, vaya día el del francés Romain Grosjean. Tras un sábado para enmarcar, su sueño apenas duró dos vueltas y se transformó en una pesadilla, en gran parte a su inexperiencia. Su salida, del todo punto catastrófica, tuvo el colofón del toque con Pastor Maldonado que le partía la dirección y le mandaba a la hierba.

Tampoco Mercedes ha tenido su día. Tras una jornada el sábado en el que acarició la pole con Michael Schumacher y unas primeras vueltas en las que el heptacampeón estuvo bien cerca de la cabeza, los monoplazas alemanes han dado hoy los primeros síntomas de falta de fiabilidad. Una fiabilidad que no sólo le falló a Schumacher sino que también le falló también en la última vuelta a Rosberg. El piloto germano perdió unos puntos más que merecidos y asegurados en la buchaca, debido a un fallo mecánico que le relegaba a una inmerecida decimosegunda posición.

Vuelve -y quizás demasiado pronto- a esta sección un habitual de la misma como es el brasileño Felipe Massa. El compañero de Fernando Alonso quizás no merezca que se haga leña del árbol caído pero es que su carrera hoy ha sido directamente para olvidar.

Pese a una gran salida, en la que ganó nada menos que seis posiciones, su Ferrari F2012 ha adolecido hoy de unos gravísimos problemas de neumáticos que han lastrado su carrera ya que, en apenas 9 vueltas, había dilapidado toda la ventaja adquirida tras su brillante salida y le mandaron atrás, peleándose con la “clase media” por puntuar. Unos problemas repetidos en su siguiente steam que le obligaba a parar nuevamente antes de la vuelta 30. Y para rematar la faena, un nuevo incidente en carrera, en esta ocasión con Bruno Senna terminó con su Ferrari en los boxes.

Por último, lamentable el espectáculo ofrecido este fin de semana por el equipo HRT. Pese a las promesas de que todo estaría perfectamente dispuesto para que el equipo español pudiera participar sin problemas en Melbourne, tras su presentación a principios de mes, hoy ni siquiera ha podido tomar parte de la carrera.

El viernes estaban montando a toda velocidad los triángulos de la suspensión y el sábado tuvieron que participar en los entrenamientos de calificación con un par de monoplazas que, por no tener, no tenían ni siquiera dirección asistida ni DRS. Esto hizo que, como nos temíamos, la fatídica norma del 107% les dejase fuera incluso de la parrilla de salida para la carrera de hoy.

Sinceramente, no creemos que una competición como es la Fórmula 1 se pueda ni deba permitirse shows tan cutres y tan poco edificantes como el vivido tristemente con nuestra escudería. Esperemos que ahora sí, y como Pedro De la Rosa ha comentado, esto les sirva para mejorar de cara al próximo Gran Premio.

Clasificación de la carrera y del campeonato

Después de 58 emocionantes vueltas al circuito de Albert Park, la clasificación final de la carrera ha quedado de la siguiente forma:

1º) Jenson Button (McLaren Mercedes), en 1h 34′ 09”

2º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 2,1”

3º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 4,1”

4º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 4,5”

5º) Fernando Alonso (Ferrari), a 21,5”

6º) Kamui Kobayashi (Sauber Ferrari) a 36,7”

7º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 38”

8º) Sergio Pérez (Sauber Ferrari) a 39,4”

9º)  Daniel Ricciardo (Toro Rosso Ferrari), a 39,5”

10º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 39,7”

Jenson Button es regado con champán de forma divertida por Sebastian Vettel en el pódium de Albert Park

Evidentemente, y siendo como ha sido la primera carrera del campeonato, el primer líder del Campeonato del Mundo de Pilotos es Jenson Button, con 25 puntos, seguido de Sebastian Vettel, con 20 puntos  y de Lewis Hamilton, con 15 puntos. De esta forma, Button se consolida como primer piloto de la escudería McLaren si es que, tras el gran campeonato que disputó el año pasado, a Martin Whitmarsh le quedaba ya alguna duda. Hoy por hoy, Button es caballo ganador. Su nivel de progresión es indiscutible y, sobre todo, creciente y en su equipo ya lo saben.

En lo que respecta al Mundial de Constructores, McLaren lidera la clasificación con 40 puntos, mientras que Red Bull se sitúa en segunda posición con 30 puntos y Sauber, al meter a sus dos pilotos en los puntos, se convierte en el tercero en discordia, pero alejado de ambos, con apenas 12 puntos.

La próxima carrera

Para la siguiente cita, prevista para dentro de tan solo una semana, nos tocará volver a ver las carreras por la mañana, aunque afortunadamente no a horas tan intempestivas como el día de hoy.

En esta ocasión, a las 10 de la mañana del próximo domingo 25 de marzo nos aguarda el GP de Malasia y, en concreto, su tristemente conocido Circuito de Sepang, en cuyo asfalto hace menos de un año se dejaba la vida el italiano Marco Simoncelli. Un Gran Premio del que el finlandés Heikki Kovalainen saldrá cinco puestos más atrás. La sanción, hecha pública por los comisarios al acabar la carrera, se le ha impuesto al piloto de Caterham por adelantar sin autorización estando el Safety Car en pista.

Allí nos esperan 56 apasionantes vueltas a un trazado de algo más de cinco kilómetros (5.530 metros, para ser exactos), endiabladamente revirado, que combina varias curvas peligrosísimas con varias rectas importantes.

Detalle del trazado de Sepang, la próxima cita en el GP de Malasia

Sin embargo, el verdadero rival de los pilotos participantes no será otro que el clima. Cambiante y traicionero como en pocos Grandes Premios, la humedad reinante puede hacer un auténtico infierno por el calor asfixiante la carrera como, de repente, tornarse en una tormenta tropical y descargar un aguacero de tal calibre como el que en 2009 obligó a suspender la carrera tras 31 vueltas.

La única duda es saber dónde se encuentra Red Bull, especialmente en un circuito en el que Sebastian Vettel ha ganado cómodamente los dos últimos años. Pero  sobre todo, hace falta comprobar si McLaren podrá refrendar el excelente estado de forma del que ha hecho gala hoy en Melbourne.

Sin embargo y, dado que las primeras novedades en las escuderías no suelen presentarse hasta la cita en Montmeló, todo apunta a que,los británicos de Woking tienen todas las papeletas para repetir pódium, a poco que las circunstancias externas de carrera no lo impidan.

2 comentarios sobre “GP de Australia: Victoria indiscutible de Jenson Button en una emocionante carrera

  1. Por lo visto en esta carrera Ferrari es el único equipo que no ha hecho sus deberes o no al menos,con el potencial que se les supone.Nuevamente a remolque ya pueden espabilar en Malasia aunque el coche va ser el mismo.Irá mejor alli?

    aficionalmotor.blogspot.com

    Me gusta

    1. Sinceramente no espero una mejora importante, al menos en Ferrari. Ni tampoco en Red Bull. Entre otras cosas porque no hay tiempo material para implementarlas y desarrollarlas. Por eso se suele esperar a que la Fórmula 1 llegue a Europa. Malasia huele a doblete de McLaren.

      Alonso y, sobre todo, Domenicali, deberían darse con un canto en los dientes con el quinto puesto de ayer. La presión a la que le sometió Maldonado, sumado a la imposibilidad de dar caza en su momento a Rosberg o, viendo lo fácilmente que Webber se deshizo del Ferrari deja bien a las claras dónde está ahora mismo el nivel del equipo.

      Un saludo

      Me gusta

Responder a Diego J. Montero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s