Se aleja la vuelta de Robert Kubica a la Fórmula 1


Tras haber acariciado la posibilidad de un retorno más o menos próximo del piloto polaco Robert Kubica a la alta competición, parece que sus opciones para volver a subirse a un monoplaza e empiezan a disipar desgraciadamente. Al menos así lo opina el prestigioso periodista francés, especialista en Fórmula 1, Roger Benoit.

El motivo es bien sencillo. Hasta hace unos pocos meses hemos venido conociendo distintos partes médicos que hablaban de la cada vez más sorprendente y casi milagrosa recuperación del brazo derecho del bravo piloto polaco, muchos de ellos filtrados directamente desde el propio equipo Lotus F1 (entonces Lotus Renault), que hicieron albergan serias esperanzas de una vuelta más o menos próxima al Gran Circo por parte de Kubica.

Sin embargo, y a raíz  del anuncio realizado por el piloto y su equipo a finales del año pasado, indicando que no estaba en condiciones de comenzar la temporada como el resto de compañeros, poco o nada se ha vuelto a saber de la evolución del estado físico del polaco, por lo que lejos de aplicarse esa máxima del periodismo que decía “No News, Good News” (algo como “estar sin noticias es en sí una buena noticia”), todo apunta a que la mejoría se ha estancado y resulta más que evidente que, como mínimo, este año tampoco podrá pilotar ni para Lotus (cuyas plazas tanto de pilotos titulares como suplentes están más que bien cubiertas) ni tampoco como probador para Ferrari, como se llegó a especular el pasado mes de diciembre, toda vez que ya se sabía que no tendría hueco en la escudería anglofrancesa de Enstone.

Y es que dos años de parón profesional y sin tener las garantías mínimas de salud y forma física, no permiten abrigar ninguna esperanza de cara al futuro de Robert Kubica, que puede ver cómo las puertas del Gran Circo se le cierran para siempre.

Deseando la mejor y más pronta de las recuperaciones para Kubica, esperamos que si no es este año, pueda ser al menos la próxima temporada pero que, en todo caso, podamos volver a verle a los mandos de un monoplaza. Si no fuese así, que al menos las lesiones no le impidan un desarrollo normal en su vida particular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s