GP de Mónaco: Victoria de Mark Webber y Fernando Alonso, líder en solitario del campeonato


Gran victoria del australiano Mark Webber en el circuito urbano de Montecarlo, en una carrera marcada por la igualdad entre los grandes favoritos y sobre todo por la montonera inicial, que dejó prácticamente fuera de combate a Jenson Button (y de la que Fernando Alonso se libró por bien poco) y por la emoción del final, bajo unas gotas de lluvia, que mantuvo al público expectante viendo si Nico Rosberg podía disputarle la carrera al australiano ante el desfallecimiento de las gomas del piloto de Red Bull, que acabó como se dice en el argot futbolístico “pidiendo la hora”.

Sin embargo, como suele ocurrir en casi todas las ediciones del GP de Mónaco, la pole ha vuelto a ser decisiva para la obtención del triunfo. Ante la dificultad que supone adelantar en las calles del Principado, Mark Webber hizo valer en todo momento su primera posición lograda brillantemente en los entrenamientos de calificación del sábado. Una pole, por cierto, que inicialmente fue lograda por Michael Schumacher pero que, debido a una sanción derivada de su incidente con Senna durante el pasado GP de España, le costó perder cinco puestos.

Gracias a ello y a la regularidad mostrada en todo momento por Mark Webber, el piloto australiano se llevó el triunfo sin discusión. Le acompañaron en el pódium tanto el alemán Nico Rosberg como el español Fernando Alonso que, además, merced a este tercer puesto se aúpa a lo más alto de la clasificación del Mundial de Pilotos.

Pese a todo, la carrera fue intensa no tanto en sí por lo que acontecía en pista sino por la enorme igualdad mostrada por los grandes contendientes del campeonato, en la línea de lo que está siendo este Mundial, que con la victoria de Webber logra un hito histórico como es que hayan sido seis pilotos distintos los ganadores de las seis primeras carreras de este año. La tensión se podía palpar en el ambiente, puesto que además las previsiones de lluvia intensa a la mitad de la carrera fueron prácticamente unánimes en todos los equipos. Esto alteró los planes y las estrategias de algunos de ellos, como Red Bull, que llevó a Sebastian Vettel a aguantar media carrera con un juego de neumáticos, lo que le permitió incluso liderar la prueba durante una buena parte de la misma.

Análisis de la carrera

La prueba empezaba de la peor forma posible. Michael Schumacher que había sido el verdadero poleman del día anterior, era relegado  a la sexta posición. Esto dejaba el camino expedito a Mark Webber y situaba al siempre sorprendente Romain Grosjean a la cuarta plaza. Esto fue decisivo porque a los pocos instantes de darse el pistoletazo de salida a la carrera el fogoso francés del equipo Lotus, en una salida desastrosa y muy arriesgada, intentó cerrar a Alonso, que ya le tenía ganada la posición. El galo trompeaba y se tocaba con Schumacher, al tiempo que se quedaba atravesado en mitad de la pista.

Esto generó una tremenda montonera de la que los peor parados fueron Kamui Kobayashi, que salió literalmente volando unos metros y Pedro De la Rosa -que perdía su alerón trasero-, lo que les obligaba a abandonar, junto a Pastor Maldonado. Sin embargo, la carrera también acabó, aunque de otra forma, para Michael Schumacher y Jenson Button.

En ese momento era desplegado el Safety Car, que agrupó a los supervivientes durante tres vueltas relanzándose la carrera con las cuatro primeras posiciones intactas. Webber intentaba poner tierra de por medio con respecto a Rosberg, que venía aprentando, así como Hamilton, que no podía con el alemán. Por su parte,  Alonso, que rodaba cómodo pero al que no se le veía inicialmente con posibilidades de adelantar al británico de McLaren, parecía no querer ono poder aspirar al pódium.

Así las cosas, Webber empezó a marcar vueltas rápidas, lo que le permitió coger algo de oxígeno pero la igualdad de esta temporada hacía que el Red Bull no avasallase como antaño y apenas podía cobrar unas décimas de ventaja sobre el resto, que salvo Alonso, prácticamente rodaban en los mismos tiempos. Por detrás, Felipe Massa sorprendía sacándole todo el jugo posible a su Ferrari y haciendo de tapón para que Sebastian Vettel y Kimi Raikkönen no pudieran dar alcance al español, que poco a poco se iba distanciando del resto.

Pasadas las primeras 20 vueltas, el sopor empezaba a hacerse cada vez más generalizado, esperando que llegase el momento de entrar en boxes a hacer el primer pitstop. El dilema estaba en si hacer una o dos paradas ya que ni el calor era sofocante sobre el asfalto ni la exigencia de la propia carrera estaba sometiendo a un desgaste excesivo de los neumáticos de la práctica totalidad de contendientes. Además y, para más inri, las alertas empezaron a saltar en todos los equipos con la previsión de lluvia intensa. Lo que no estaba claro era cuándo. Para unos, los más pesimistas como la gente de Mercedes la lluvia llegaría en apenas cuatro minutos. Para el resto en 10 ó 12 minutos, pero en todo caso, lo que parecía seguro era que la lluvia estaba muy cerca.

Mientras tanto, los Ferrari empezaban a carburar y Alonso y Massa empezaban a marcharse del resto, pese al esfuerzo de Vettel por seguir su estela. Este esfuerzo extra de los compuestos empezaba a pasar factura y una vez más, los principalmente perjudicados eran Lewis Hamilton, que veía cómo Alonso se alejaba irremisiblemente y, sobre todo Kimi Raikkönen. El finlandés, cuyas gomas estaban en las últimas había montado un “trenecito” impresionante, incapaz de poder rodar a un ritmo decente.

Sin embargo, y pese a la amenaza de lluvia, y ante una más que evidente extenuación de las gomas, Rosberg era el primero en decidir que ya no aguantaba más y decidía entrar en la vuelta 28, desatando las hostilidades en el pitlane para todos los demás.

Gran carrera hoy de Fernando Alonso, adelantando a Hamilton en boxes

Esta maniobra de Mercedes obligaba a Webber y Hamilton a entrar en la siguiente vuelta. Esto dejaba a Alonso liderando provisionalmente la carrera. No sabemos si incentivado por el hecho de verse el primero o porque realmente Hamilton estaba ralentizando su marcha, pero el caso es que el asturiano se despachó con una vuelta sensacional que le permitió afrontar su parada con el tiempo suficiente para adelantar a Hamilton y salir por delante del británico, de forma holgada y lograr en el pitlane algo que en la pista parecía imposible.

Desde ese momento, y bajo la amenaza de la lluvia aún presente, las cosas volvieron a su cauce normal y el aburrimiento se hizo dominador de la carrera. Sebastian Vettel lideraba la prueba ya que Red Bull optó por una estrategia diferente para el campeón del mundo. Consistía en aguantar con los neumáticos duros y sacar la máxima diferencia posible en pista con respecto a sus rivales, de modo que cuando tuviese que entrar a cambiar sus ruedas, pudiese subir lo más posible en la clasificación. Una decisión, sin duda, arriesgada pero la única posible para devolver al campeón del mundo a lo más alto.

Y a punto estuvieron de salirle bien las cosas porque  fue a partir de la vuelta 46 cuando sus ruedas empezaron a dar señales de debilidad. Esto obligó a que, por fin, Vettel tuviese que entrar a realizar su parada en boxes apenas una vuelta más. Pese a los esfuerzos de sus mecánicos en un gran pitstop, el alemán ganaba la posición a Massa y a Hamilton pero no podía con Fernando Alonso por apenas un segundo. Por detrás, Kimi caía estrepitosamente a la 11ª plaza y Jean-Eric Vergne se aupaba a un sorprendente octavo lugar.

Desde ese momento, parecía que las ansias de batalla parecían haber decaído y la lluvia no terminaba de llegar por lo que daba la impresión de que todos se contentaban con sus respectivas posiciones. Bueno, todos no. Jenson Button y Sergio Pérez se las tenían tiesas con Heikki Kovalainen. De hecho, el más impotente era Button, que tras varios infructuosos intentos de adelantamiento acababa tocándose con el finlandés y tenía que abandonar a falta de unas pocas vueltas para el final.  Por su parte, otro que se tenía que ir al box antes de tiempo era Michael Schumacher, cuyo Mercedes se paraba literalmente en la vuelta 62 y decía adiós prematuramente a una carrera para olvidar, pese a haber llevado a cabo un fin de semana impecable.

Jenson Button, retirándose cabizbajo hacia su box tras su toque con Kovalainen

En todo caso, las cosas seguían igual, ni siquiera cuando a falta de 10 vueltas empezaron a abrirse los primeros paraguas, ya nadie tenía ni humor ni ganas de aventurarse en mayores empresas y todos daban por buena su posición. Tan sólo Hamilton quería aspirar a algo más y, sin ser demasiado agresivo, trataba de meterle el morro de su McLaren al Red Bull de Vettel pero sin éxito.

Finalmente, no cambiaba nada y Mark Webber, cuyo ritmo había caído estrepitosamente debido a la degradación de sus compuestos, recibía un merecido banderazo a cuadros, seguido muy de cerca por Nico Rosberg y Fernando Alonso como acompañantes de lujo en el cajón y lluvia de champán para todos.

Lo mejor y lo peor del día

En una carrera aparentemente tranquila pero muy igualada, las notas positivas han venido sin duda por la confirmación de la mejora de Ferrari. El monoplaza de La Scuderia ha dado un salto cualitativo importantísimo, demostrando que lo que vimos en Montmeló no fue un espejismo y que las enormes diferencias mostradas con respecto a McLaren, Red Bull y Mercedes son historia. De hecho, hasta Felipe Massa cuajó una buena actuación, logrando con su sexta plaza de hoy su mejor clasificación en carrera de toda la temporada. Aun así, la espada de Damocles sigue pendiendo sobre el cuello del brasileño, que sigue muy por debajo del coche que pilota.

Por su parte, este GP de Mónaco ha dejado bastantes notas discordantes. La primera y más importante es la de Romain Grosjean, al que se le siguen atragantando las salidas, especialmente cuando sale por delante. No es la primera vez que su “ardor guerrero” la lía parda en una salida y hoy ha montado una buena, que bien podía haber pasado a mayores de no haber sido por el hecho de que su Lotus quedase atravesado en una zona con bastante paso por los lados. Aún así, se llevó por delante a unos cuantos, entre ellos a nuestro Pedro De la Rosa, que había logrado una gran calificación con su HRT pero la imprudencia y fogosidad de Grosjean frustró la carrera.

También ha sido un fin de semana aciago para Sergio Pérez  El piloto de Sauber perdía todas sus opciones de brillar en Mónaco el sábado, cuando era embestido salvajemente por Pastor Maldonado, lo que le valió una sanción al piloto venezolano que le obligó a salir útlimo. El mexicano tampoco tuvo su día en carrera y, tras varios incidentes -alguno de ellos serio- con Kovalainen tan sólo pudo ser 12º y, por tanto, fuera de los puntos y gracias porque en alguno de sus duelos con el finlandés de Caterham bien pudo haber salido mal parado.

Tampoco podemos olvidarnos del equipo Williams. La escudería británica, que venía de asombrar a propios y extraños en Montmeló no tuvo su día. Primero con el incidente ya citado de Maldonado del sábado y luego con una pésima carrera hoy de Bruno Senna, absolutamente intrascendente todo el tiempo y que entró en los puntos únicamente merced al abandono de Schumacher y la estúpida maniobra del equipo Toro Rosso.

En este sentido, el equipo italiano, esperando una lluvia intensa que nunca se produjo, se “tiró a la piscina” de forma absurda, en una decisión táctica que privó al francés Vergne de una séptima plaza que tenía al alcance de la mano. Movidos por la predicción de la lluvia, en el box de Toro Rosso se apostó por una arriesgada decisión como fue la de hacer entrar al piloto galo a boxes a falta de siete vueltas para el final y montar neumáticos de lluvia intermedia.Está claro que, de  haber arreciado la lluvia que caía sobre el asfalto monegasco, muy probablemente se podría haber llevado la victoria. Sin embargo, la lluvia nunca alcanzó el nivel necesario para la exigencia de este tipo de compuestos y el francés no sólo perdió su posición sino que acababa fuera de los puntos. La avaricia, pues, rompió el saco.

Fin de semana aciago para Michael Schumacher, que sufrió su cuarto abandono en seis carreras

Por último, mención aparte merece la situación de Michael Schumacher. No se puede tener más mala suerte en menos tiempo. El Kaiser, tras destapar el tarro de las esencias el sábado, lograba una sorprendente pole que, sin embargo, no pudo disfrutar debido a una sanción que arrastraba desde el GP de España tras su incidente con Senna. En la salida era víctima del incidente con Grosjean y, pese a que su Mercedes quedaba tocado, pudo continuar navegando en tierra de nadie, durante gran parte de la carrera. Y finalmente, para colmo de males, su monoplaza rompía, quedando fuera de carrera a falta de 16 vueltas para el final. Se le complica desde luego la renovación al germano, que con éste suma su cuarto abandono en seis carreras, una marca difícilmente superable.

Clasificación de carrera y del Mundial

Después de 78 emocionantes giros al trazado urbano de la capital del Principado de Mónaco, la carrera quedó de la siguiente forma:

1º) Mark Webber (Red Bull Renault), en 1h 46′ 06”

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 0,6”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 0,9”

4º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 1,3”

5º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 4,1”

6º) Felipe Massa (Ferrari), a 6,1”

7º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 41,5”

8º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 42,5”

9º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 44”

10º) Bruno Senna (Williams Renault), a 44,5”

Mark Webber y Fernando Alonso, celebrándolo por todo lo alto con sus equipos

La clasficación del Mundial de Pilotos más apretado de la historia de la Fórmula 1 vuelve a cambiar de líder. En esta ocasión y gracias a los puntos obtenidos hoy en Mónaco, Fernando Alonso lidera ahora la clasificación con 76 puntos, seguido de Sebastian Vettel con 73 puntos. Los mismos puntos que su compañero Mark Webber, al que la victoria de hoy le ha catapultado a la tercera posición del campeonato, superando ahora en 10 puntos a Lewis Hamilton y Nico Rosberg, que con 63 y 59 puntos respectivamente, quedan ya un poco más descolgados de la lucha por el campeonato.

Por su parte, en lo referente al Campeonato de Constructores, Red Bull es ahora más líder con 146 puntos. Le sigue la escudería McLaren, con 108 puntos mientras que Ferrari, gracias a los puntos casi en exclusiva de Alonso, es tercera en la clasificación pero a bastante distancia ya, con apenas 86 puntos.

La próxima carrera

Abandonamos puntualmente la vieja Europa para dirigirnos al mítico Circuito Gilles Villeneuve de Montreal. Nos espera el GP de Canadá, con su no menos mítico “Muro de los Campeones”, junto al cual tendrán que pasar durante las 70 vueltas que durará la carrera. Un reto para todos en un campeonato igualadísimo y en el que resulta imposible predecir con unas mínimas garantías quién se llevará el gato al agua.

En apenas 15 días, en jornada de tarde (19:00 horas en España) nos espera una nueva y emocionante carrera en el trazado ubicado en la isla artificial de Notre-Dame, sito en la capital canadiense. Se trata de uno de los circuitos más técnicos y espectaculares del calendario y, probablemente, junto a Mónaco el circuito que más exige a los motores, con dos grandes rectas, una de las cuales obliga a exprimir a fondo los propulsores durante cerca de 15 segundos. Pero también es exigente con los frenos ya que cuenta con varias chicanes y curvas muy lentas que hacen que éstos sufran sobremanera en determinados momentos.

El último vencedor aquí fue Jenson Button, sorprendiendo in extremis a Sebastian Vettel y es una carrera en la cual, la presencia del citado Muro hace que la salida del Safety Car a pista sea moneda de uso corriente en todas las carreras que aquí se han venido disputando. Es, de hecho, un circuito peligroso que nos dejará para siempre dos imágenes impactantes. Por un lado, la de la trágica muerte del piloto italiano Riccardo Paletti en 1983 y la del brutal accidente de Robert Kubica, que estuvo a punto de costarle la vida en 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s