GP de Singapur: Vettel gana en una carrera marcada por los abandonos que acercan el título a Alonso


Victoria totalmente inesperada hoy de Sebastian Vettel, en una carrera absolutamente loca sobre el asfalto de Marina Bay. Una carrera  marcada por los abandonos de Hamilton y Maldonado y por la presencia de hasta dos Safety Car en pista. Estas circunstancias han convertido la prueba en una auténtica montaña rusa que, como remate final, tuvo que terminar antes de los 61 giros previstos, debido a que se superó la barrera reglamentaria de las dos horas.

De estos abandonos también se ha visto beneficiado Jenson Button, que parece ir alternándose en la racha de buenos resultados y abandonos en el seno de McLaren. Hoy le ha tocado al compañero de Hamilton subir al cajón para defender la honrilla del equipo británico, que probablemente haya dicho adiós hoy a sus posibilidades de disputarle el Mundial a Fernando Alonso pese a ser, con diferencia, ahora mismo el mejor y más rápido piloto sobre la pista.

El tercer puesto en el pódium ha recaído de nuevo en Fernando Alonso. El piloto español, que parece estar viviendo un idilio permanente esta temporada con la Diosa Fortuna, se ha encontrado de bruces con el regalo no sólo de 15 inesperados puntos sino que, además, merced el cuarto “rosco” en el casillero de Hamilton, tiene ahora el Mundial mucho más cerca ya que se encuentra a 29 puntos del ganador de hoy, Sebastian Vettel a falta de seis carreras para acabar el campeonato.

Análisis de la carrera

La carrera comenzó con una gran salida de Hamilton y, sobre todo de Sebastian Vettel, que superaba a Pastor Maldonado mientras que Fernando Alonso perdía su posición con Paul Di Resta, tras una mala salida que hizo que también estuviera a punto de perder su posición ante el empuje que mantenían Grosjean y Webber, que nos hizo temer que el francés pudiera rememorar su “partida de bolos” de Spa-Francorchamps. Afortunadamente, no sólo no llegó la sangre al río sino que además Alonso recuperó pronto su plaza con respecto al piloto escocés de Force India.

Poco a poco los dos primeros pilotos empezaron a mostrar sus poderes y a desmarcarse del resto. Maldonado, que mantenía a raya a Alonso y el propio piloto asturiano pronto perdieron contacto con Hamilton y Vettel, lo que trató de ser aprovechado por un combativo Di Resta para acercarse a los de arriba.

Grosjean, peleando a brazo partido con Webber y Di Resta en el momento de la salida

Esta sensación de poderío se mantuvo, pese a que muy pronto empezasen las estrategias de los distintos equipos a mostrarse. Que Marina Bay iba a ser un circuito duro y el hecho de que la carrera fuese lenta permitía colegir que todos irían a un mínimo de tres paradas. Quizás por eso el primero en abrir la lata fuese Mark Webber, quizás como una especie de revulsivo ante la anodina carrera que estaba desarrollando y que le mantenía en el furgón de cola de los aspirantes a puntuar hoy.  A partir de ahí y hasta prácticamente la vuelta 14 fueron desfilando los distintos corredores, con las únicas y relevantes novedades de ver a Button rodando por delante de Maldonado y que Sergio Pérez y Nico Hulkenberg se atrevieron a alargar sus paradas, algo a lo que el piloto mexicano ya nos tiene acostumbrados estos años.

Sin embargo, no ocurrió nada destacable salvo que, una vez más, los dos de arriba seguían intratables, en especial Sebastian Vettel. El alemán, con sus flamantes “zapatos” nuevos empezó a volar sobre el asfalto y a recortar tiempo a Hamilton, mientras que por detrás la carrera se iba solventando con distintas y pequeñas batallas individuales o colectivas para arañar unos segundos, de cara al segundo stint, que se preveía iba a ser más largo, ahora que todos prácticamente iban a tres paradas.

Pero cuando todo apuntaba a un monólogo de Hamilton o, a lo sumo, a una especie de diálogo entre el británico y Sebastian Vettel, llegó la primera gran sacudida de la carrera con el abandono. En la vuelta 25 la caja de cambios del McLaren se rompía y Hamilton se quedaba prematura e injustamente sin premio por cuarta vez en lo que va de temporada.

A partir de ese momento la carrera se abrió totalmente de par en par ya que las distancias entre los cuatro primeros quedaron reducidas apenas a ocho segundos entre el nuevo lider de la carrera, Sebastian Vettel, y el cuarto clasificado, Fernando Alonso.

De hecho, las prisas en acercarse a los dos primeros hizo que Pastor Maldonado se llevase un buen susto, tras colarse en la entrada de una chicane. Quizás esta fue una llamada de atención para los de cabeza, cuyos neumáticos quizás ya no estuvieran para permitirse demasiadas alegrias yllevó a que los ánimos se calmasen y se firmase una especie de armisticio, al menos hasta que acabase el segundo cambio de ruedas.

Lewis Hamilton, abandonando cabizbajo el Circuito de Marina Bay tras su cuarto abandono de la temporada

Este segundo cambio nos dejó el duelo en boxes entre Alonso y Maldonado, que se zanjó a favor del venezolano. El asturiano, que hoy no se encontró nunca cómodo, no pudo adelantar al venezolano pese a que en el box de Williams no se emplearon a fondo y fueron más lentos que los mecánicos de Ferrari. Una superioridad que se volvió a plasmar sobre el asfalto ya que, a los pocos metros se pudo ver que Maldonado era hoy más rápido que ALonso.

Pero, una vez más, la fortuna se alió con el asturiano porque cuando Maldonado empezó a poner tierra de por medio se produjo el segundo incidente de carrera cuando, en la vuelta 33, Narain Karthikeyan estampó su HRT contra un muro a la salida de una curva. Esto obligó a la dirección de carrera a desplegar el primer Safety Car del día.

En ese momento y, cuando las cosas se trataban de normalizar, se produjo otro hecho decisivo cuando, de forma sorprendente, en la vuelta 36 el Williams de Pastor Maldonado rompía su motor y se tenía que marchar a su casa, dejando nuevamente expedito el camino al pódium (y seguramente al título) a Fernando Alonso, al encontrarse casi sin querer en una comodísima tercera plaza. Y que por bien poco pudo convertirse en un triunfo ya que Jenson Button estuvo en un tris de empotrarse contra Sebastian Vettel en un despiste mientras calentaban sus neumáticos con  el Safety Car en pista.

Tras relanzarse la carrera cinco vueltas más tarde, poco duró la alegría ya que apenas una vuelta más tarde Michael Schumacher chocaba de forma violenta contra Jean-Eric Vergne y arruinaba la gran carrera del francés. En una desgraciada maniobra, motivada quizás cuando Sergio Pérez le cerró la puerta a Vergne cuando intentó adelantarle por el exterior antes de una curva. El francés tuvo que frenar prácticamente en seco para no verse emparedado por el mexicano y Michael Schumacher, que venía lanzado, no pudo evitar al monoplaza del galo y se lo llevaba por delante.

Este incidente nos dejó una curiosa e inusual imagen de deportividad. Cuando ambos pilotos se bajaron de sus respectivos coches y todos esperábamos una furibunda reacción del piloto de Toro Rosso contra el heptacampeón alemán,  el francés se fundió en un abrazo con el germano. No obstante, eso no ha sido suficiente para que los comisarios, reunidos tras acabar la prueba, hayan sancionado al alemán con 10 puestos en la parrilla de salida para la próxima carrera.

El caso es que el Safety Car, aún con el motor caliente, tuvo que volver a pista por segunda vez en apenas unos minutos aunque sin menos trascendencia que el primero. Es más, y seguramente imbuidos por el espíritu de ese fraternal abrazo entre Vergne y Schumacher, se firmaron las paces entre los primeros de la lista. Sólo Felipe Massa, desatado tras una espectacular remontada nos dejó una formidable imagen, con un espectacular adelantamiento a Bruno Senna -quizás de lo mejor que le recordamos estos últimos años- que desafió todas las leyes de la física.

A partir de este momento, nadie se movió más de lo debido porque ni Button estaba ya en condiciones de atacar a Vettel ni Fernando Alonso tenía empuje para incomodar al británico. Sólo Paul Di Resta, que era animado constantemente por radio, parecía querer algo más pero ni su Force India tenía capacidad para presionar al Ferrari ni las condiciones estaban para tratar de mayores aventuras, mientras que Kimi tiraba de galones para ganarle una plaza a su coequipier Grosjean.

Curiosamente, los únicos con ganas de marcha estaban en un pequeño grupeto que peleaba por la décima plaza, integrado por Kobayashi, Pérez, Webber y Hulkenberg. Este cuarteto protagonizó un precioso duelo, iniciado por Pérez atacando a Hulkenberg que provocó que parte del alerón delantero del mexicano saltara por los aires. Lejos de apaciguarse los ánimos, Webber trató de sacar provecho de la batalla atacando a Kobayashi.

El Safety Car, como siempre, fiel a su cita en Marina Bay, salió dos veces

Tras circular emparejados varios metros, el australiano logró tomar ventaja sobre el nipón pero Hulkenberg, que venía por detrás hizo el conocido afilador al tocar con su rueda trasera izquierda el alerón delantero del Sauber del japonés y el neumático del Force India reventó, al tiempo que el alerón del Sauber saltó por los aires, acabando ambos camino de boxes y sin posibilidad de puntuar.

Sin más sobresaltos, salvo la impotencia de Webber para sobrepasar al Toro Rosso de Ricciardo y cuando el cronómetro superaba en unos pocos segundos las dos horas que el Reglamento establece para la duración máxima de las carreras, la bandera a cuadros caía sobre un exultante Sebastian Vettel, que con la victoria de hoy logró su segundo triunfo de la temporada y volvía a situar en la pomada al alemán en la lucha por el título.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, la nueva carambola que ha acercado más aún el título a Fernando Alonso cuando todo apuntaba a que hoy Lewis Hamilton se acercaría más aún al asturiano. Hoy el asturiano se ha quitado de un plumazo a su máximo rival y sin tener que desgastarse en absoluto, sólo merced a la falta de fiabilidad del McLaren, que le ha privado de mejores resultados tras los abandonos de Hamilton en Spa y de Button en Monza por sendos problemas mecánicos.

Otro hecho destacable, aunque beneficiado por los abandonos, ha sido el carrerón de Paul Di Resta. El escocés se ha batido dignamente el cobre con todos sus rivales y ha brillado con luz propia durante todo el fin de semana, aupando a su equipo, el Force India, al mejor resultado de la temporada y a uno de los mejores de su historia.

También cabe destacar el buen rendimiento hoy de los Toro Rosso. En todo momento en la zona de puntos sólo el exceso de puntería de Michael Schumacher con Vergne ha impedido un mejor resultado a la escuderia italiana. Y muy bien el joven Ricciardo, resistiendo el ataque final de Mark Webber por la novena plaza y demostrando que, pese a que Red Bull y Toro Rosso son uña y carne, no hay órdenes de equipo ni estrategias empresariales que valgan cuando de defender un punto se trata.

Kimi Raikkönen tiró de galones y categoría para acabar en sexta plaza en Singapur

Por último, no debemos -ni queremos- olvidarnos de la gran remontada de Felipe Massa. El brasileño, que ya de por sí tuvo una pésima jornada de calificación ayer, que le dejó fuera incluso de la Q3, tuvo que ver cómo se tenía que ir a boxes en la primera vuelta tras un toque con Kovalaianen que le provocó un pinchazo. Desde ese momento empezó una furiosa remontada, aprovechando el tirón de los neumáticos duros que le llevó hasta los puntos en el último tercio de carrera y lograr un meritorio octavo puesto. Una posición aparentemente insuficiente pero que, visto lo visto, es un botín preciadísimo y justo para el trabajo realizado por el carioca. El adelantamiento a Senna quizás sea lo mejor de Massa en Ferrari en los últimos tres años, con mucha diferencia.

El epígrafe de desgracias, por el contrario, se lleva la palma hoy. Desde la nueva y flagrante avería en McLaren que le ha vuelto a privar de una victoria casi segura. En esta ocasión le ha tocado la china a Hamilton pero en Monza fue Button el perjudicado. Una verdadera lástima pero el que se ha mostrado como el mejor equipo y quizás, el mejor piloto este año se van a quedar sin ningún título, a menos que medie una catástrofe en Ferrari que nadie desea.

Por último, qué mala suerte ha tenido Pastor Maldonado. Por un día que el venezolano se porta bien y se centra en lo que mejor sabe hacer que es correr y resulta que cumple una gran carrera, la mecánica de su Williams no le ha acompañado. No sabemos qué habría pasado pero, visto lo que había ocurrido hasta el momento del abandono, nada hizo pensar que hubiese podido ser superado por Fernando Alonso. Una verdadera lástima porque no sólo estaba rodando rápido en carrera sino que fue el verdadero outsider de los entrenamientos de calificación del sábado al acabar segundo y ser el único capaz de rodar en unos tiempos similares a los de Hamilton.

Clasificación de carrera y del Mundial

Después de cumplir las dos horas de carrera y haber dado 59 de las 61 vueltas previstas al precioso y espectacular de Marina Bay la carrera ha quedado así:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 2h 00′ 26”

2º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 8,9”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 15,2”

4º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 19”

5º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 34,7”

6º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 35,7”

7º) Romain Grosjean (Lotus), a 36,6”

8º) Felipe Massa (Ferrari), a 42,8”

9º) Daniel Ricciardo (Toro Rosso), a 45,8”

10º) Sergio Pérez (Sauber Ferrari), a 50,6”

Inicialmente, la décima plaza la ocupó Mark Webber pero, una vez que acabó la carrera, los comisarios estudiaron el adelantamiento del australiano a Kamui Kobayashi en la vuelta 50. La cuestión es que las autoridades han entendido que el piloto de Red Bull sacó beneficio del hecho de adelantar por fuera de la pista y por tanto, ha sido sancionado con un drive-thru que, como lógicamente no ha podido cumplir, se ha sustituido por una sanción de 20 segundos que le han relegado a la 11ª posición y pierde el punto que logró, en beneficio del mexicano Sergio Pérez.

Sebastian Vettel, con su característica señal de victoria, vencedor hoy en Marina Bay

En lo relativo a la clasificación del Mundial, Fernando Alonso sigue líder con 194 puntos, seguido ahora por Sebastian Vettel que se sitúa detrás del asturiano con 165 puntos. Prácticamente es la misma diferencia que tenía con Hamilton hasta hoy pero con una carrera menos y, lo más importante, con la ventaja de haberse quitado de encima la molesta sombra del británico.

En tercer lugar sigue el finlandés Kimi Raikkönnen. Iceman no ha brillado especialmente hoy en un trazado que no le beneficiaba pero gracias a los puntos sumados hoy puede ocupar el mismo puesto de privilegio que ostentaba hasta ahora.

El principal perjudicado de la carrera de hoy es Lewis Hamilton, como no podía ser de otra forma. La falta de fiabilidad de su monoplaza le han supuesto un nuevo “cero” en su casillero -el cuarto, concretamente- y, tras el abandono de hoy, el británico es ahora cuarto, con 142 puntos, a más de 50 puntos de Fernando Alonso, de modo que sólo un cataclismo, unido a la imposibilidad de más errores en McLaren, podría darle ahora el título.

Por último, Mark Webber sigue quinto, aunque ya muy lejos de su compañero Vettel y del líder, Alonso, con 132 puntos. No sabemos qué le ha podido pasar pero es alarmante el estado de forma del australiano, en caída libre desde su victoria en Mónaco. Además, Button, se le acerca peligrosamente.

En lo relativo al Mundial de Constructores, el triunfo de Vettel sigue manteniendo a Red Bull al frente de la clasificación con 297 puntos. Sin embargo, la diferencia con respecto a McLaren sigue siendo exigua (apenas 36 puntos) y el equipo británico amenaza seriamente la hegemonía del equipo austríaco. Ferrari sigue tercero, gracias una vez más a los siempre oportunos puntos de Alonso, con 245 puntos.

Anuncios

Autor: Diego J. Montero

Impenitente fan de Bruce Springsteen y madridista confeso, Mourinhista hasta las cachas y aficionado a los coches, a las motos y, en definitiva, a todo aquello que huela a gasolina...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s