Nuevo Volkswagen Beetle Cabrio: El cielo no puede esperar


Si hay coches con encanto y siluetas que nunca pasan de moda ése es el Volkswagen Beetle, del que se puede decir que no pasa el tiempo por él. Desde su primera generación, lanzada hace nada menos que 33 años (arrancó su producción en 1949) hasta la última, que vio la luz el año pasado, su figura no sólo ha pasado de moda sino que se ha convertido en un verdadero símbolo para varias generaciones.

Sin embargo, de entre sus incontables versiones y acabados, si ha habido una ciertamente reseñable, ésa ha sido su versión descapotable, verdadera pieza de museo para los aficionados y coleccionistas de la marca y, sin duda alguna, toda una apuesta ganadora de la firma alemana. Las 330.000 unidades comercializadas por Volkswagen entre 1949 y 198o hablan por sí sola. Una bicoca a la que el fabricante alemán no se pudo resistir cuando en 2003 puso en el mercado  la versión cabrio del nuevo Beetle y a la que tampoco ha querido resistirse ahora.

Con algo más de un año en el mercado mundial y con motivo del Salón del Automóvil de Los Angelesque se celebrará en la capital californiana entre los próximos días 30 de noviembre y 9 de diciembre, Volkswagen ha presentado la nueva versión cabrio del actual Beetle, con el que pretende recuperar la diversión, el estilo y la practicidad que siempre caracterizaron al Beetle descapotable, desde su primera versión hasta la última.

Con una línea de techo más recta y un parabrisas más vertical, lejos de traicionar un ápice de su estilo tradicional, el nuevo Beetle Cabrio entronca de forma muy directa con la estética de las primeras series. Sin embargo, en conjunto Volkswagen ha sabido adaptar la línea del nuevo Beetle Cabrio a los nuevos tiempos, dotándole de un aire más deportivo y dinámico que sus predecesores.

Desde el primer vistazo, el nuevo modelo nos recuerda a la gama más actual de Volkswagen gracias a la adopción de elementos comunes de otros modelos de la gama, tales como la toma de aire bajo el parachoques, el contorno liso del borde inferior de la capota y especialmente los faros traseros. Sin embargo, tanta modernidad en el diseño no ha podido evitar que, especialmente en una vista frontal, el nuevo Beetle Cabrio siga manteniendo su identidad primigenia al conservar sus típicos y míticos faros delanteros, de forma redondeada.

La capota es otro elemento distintivo que sigue destilando el aroma tradicional del Beetle de toda la vida. Más plana que en su versión anterior, dota al conductor de una mayor visibilidad trasera, quizá uno de los principales aspectos negativos de sus predecesores. Además, se abre y cierra de forma totalmente automática en no más de 10 segundos, incluso en marcha, siempre y cuando la velocidad no supere los 48 kms/h.  Para los más nostálgicos, decir que la capota viene protegida por una cubierta especial de serie para todas las versiones y cuenta con unos detalles cromados para separarla de la carrocería que recuerdan mucho al tradicional Beetle Cabrio de siempre.

Gracias a un rediseño de su interior, el nuevo Volkswagen Beetle Cabrio cuenta con un espacio más que suficiente para cuatro personas adultas, que unidos a un espacioso maletero (225 litros de capacidad) permiten hacer viajes largos con toda comodidad, disfrutando a cielo abierto del paisaje. Además, el maletero está preparado para el transporte de objetos voluminosos -incluso con el techo cerrado- gracias a la presencia de un banco trasero abatible, partido de forma simétrica.

En cuanto a motorizaciones, simplemente decir que habrá de todo y para todos los gustos. Nada más y nada menos que siete serán los motores disponibles y en motores de gasolina y diésel. En gasolina podremos encontrarnos desde el eficiente y conocido motor 1.2 TSI de 105 CV, pasando por el dinámico 1.4 TS, hasta llegar a las poderosas versiones  de propulsores de 2 litros de 160 y 200 CV . Por su parte, para los más ahorradores, Volkswagen ofrece sendos propulsores diésel. En concreto, el motor 1.6 TDI de 105 CV y el archiconocido  2.0 TDI de 140 CV.

Sobre mecanismos de seguridad, Volkswagen sí que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y para ello, ha desarrollado un nuevo sistema activo de protección antivuelco. Consiste en dos módulos extensibles instalados dentro del vehículo de forma integrada tras el respaldo de los asientos traseros.

De esta forma, si el vehículo va a volcar, los dos módulos antivuelco se activan a través de la unidad central de despliegue de los airbags. Junto con los pilares A fijos, suministran una protección efectiva para los ocupantes de los cuatro asientos en cuestión de milisegundos. Por otra parte,  también el nuevo Beetle Cabrio contará con los airbags frontales para cabeza y tórax de serie, así como el ESP o un ABS de última generación.

No hay fecha de lanzamiento definitiva pero sí se sabe que se pondrá a la venta en Europa a partir de la primavera de 2013, aunque desde noviembre y para el mercado alemán ya se admitirán pedidos a fábrica, con un precio de salida desde 21.350 euros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s