Honda llama a revisión a sus CR-V en Europa, EE.UU y Africa. por posibles problemas eléctricos


Honda acaba de anunciar la llamada extraordinaria a revisión de al menos 489.000 unidades de su conocido SUV Honda CR-V, en concreto de entre los fabricados entre 2001 y 2006 en Europa, Estados Unidos y Africa (aunque aquí en muy menor medida) por un problema con el aislamiento del sistema eléctrico de la ventanilla del conductor.

De todas las unidades afectadas, cerca de 220.000 pertenecen a Europa, 268.000 unidades se habrían comercializado en Estados Unidos, mientras que tan sólo unas 100 unidades se habrían visto afectadas en territorio africano.

Según ha informado un portavoz de la compañía japonesa, el problema detectado en estas unidades del Honda CR-V consiste en un fallo en el aislamiento de la ventanilla del conductor, que provoca que, en caso de lluvia, se puede filtrar agua y provocar un mal funcionamiento del sistema eléctrico. Esta cuestión no es, en absoluto, baladí porque el contacto del sistema eléctrico con el agua podría producir un cortocircuito y ocasionar, en último caso, un posible incendio.

De hecho, Honda ha admitido al menos cinco casos en los que este defecto ha derivado en un fuego en la ventanilla del conductor aunque, como también ha aclarado el fabricante nipón, este defecto no provocó finalmente ningún accidente o lesión a los ocupantes del vehículo.

Imagen de un Honda CR-V del año 2001, uno de los modelos llamados a revisión extraordinaria

Anuncios