GP de Corea: Victoria apabullante de Sebastian Vettel que le aúpa al liderato del Mundial, con doblete de Red Bull incluido


La carrera de hoy en el Circuito de Yeongam no va a ser de esas que pasen precisamente a la historia. El doblete de Red Bull, encabezado por un apabullante Sebastian Vettel ha sido pan comido prácticamente desde el primer minuto y, si me apuras, desde que se conoció que ambas flechas azules encabezarían la primera línea de la parrilla de salida, tras los entrenamientos de calificación del sábado.

La única diferencia al final con respecto a dicha jornada -aunque totalmente esperada- ha estado en la composición de los dos primeros puestos. Si ayer eran Webber y Vettel los que encabezaban la prueba ayer, hoy ha sido Sebastian Vettel el que se ha llevado el gato al agua, dándose un festín a cuenta de sus rivales, incluyendo a su compañero Mark Webber, que le ha acompañado como fiel escudero en el segundo lugar del cajón.

En tercer lugar ha estado un combativo Fernando Alonso, que lograba arrebatarle la tercera plaza a un desconocido Lewis Hamilton en la salida y ahí se ha mantenido prácticamente sin sobresaltos hasta el final de la carrera. Sin embargo, las cosas pintan ahora francamente mal para el asturiano que ha visto cómo la importantísima diferencia de más de 40 puntos que llevaba hace apenas un mes se ha desleído como un azucarillo en un vaso de agua.

El piloto asturiano ha perdido el liderato y, lo que es peor, la sensación de poderío que transmite Red Bull es idéntica a la que mostró la pasada campaña, sin ir más lejos. Ferrari, por su parte, ha alcanzado un gran nivel de mejora, superando a McLaren (algo igualmente inesperado hace apenas un mes) pero, por desgracia, muy lejos aún de Red Bull.

Sólo el nivel de degradación de neumáticos que ha alcanzado hoy la escudería de bebidas energéticas ha dado algo de esperanza a Ferrari. Sin embargo, y pese a unos cuantos minutos de zozobra tanto para Webber como, sobre todo, para Vettelpor el deterioro que estaban sufriendo sus compuestos, finalmente y a medio gas, ambos pilotos han logrado cruzar la meta copando las dos primeras plazas del cajón sin más problemas.

Análisis de la carrera

La carrera empezó tal y como se esperaba, con una salida en tromba de Sebastian Vettel, seguido de Mark Webber que, aunque es cierto que las salidas no son su fuerte, hoy tampoco es que haya opuesto una resistencia numantina a su compañero. Siguiendo el guión previsto, Vettel se sitúo enseguida en cabeza mientras que su compañero resistía sin excesivos problemas las llegadas de Hamilton, Alonso y Raikkönen. Quien sí tuvo más problemas fue Lewis Hamilton, que pese a cerrarle inicialmente la puerta a Fernando Alonso al llegar a la primera curva, lo cierto es que no tardó en deshacerse de su otrora gran rival, que bastante tenía con mantener a raya al campeón finlandés.

Las únicas incidencias reseñables en el momento de la salida no vinieron sorprendentemente ni a cargo de Grosjean, un clásico ya en esto de jugar a los bolos con sus rivales, ni por un cada vez más modoso Pastor Maldonado. En esta ocasión el único desaguisado vino a cargo del japonés Kamui Kobayashi.

Kamui Kobayashi, pocos momentos después de su accidente con Button y Rosberg

Dado que no brilló como en su país natal hace justo una semana, el piloto nipón intentó una salida arriesgadísima pero se quedó encerrado. El piloto de Sauber entró demasiado rápido en la primera curva y se “llevó puesto” a Jenson Button, al que partió el eje delantero y, por tanto, tuvo que abandonar en ese mismo instante. Además, como consecuencia del primer impacto, el japonés también embistió a Nico Rosberg, al que causó daños graves que, si bien le permitieron dar una vuelta, le provocaron el abandono apenas un giro después, con su Mercedes envuelto en humo y, a duras penas, camuflado de mala manera en un hueco de la recta de llegada.

Curiosamente, el causante del desaguisado, Kobayashi, que había roto su morro y pinchado una rueda, pudo llegar a boxes y retomar la carrera, no sin antes ser sancionado con un merecido drive-through, que tuvo que cumplir pasada la vuelta 8. Lo del coche de Rosberg fue un problema para los comisarios ya que fue tal la humareda y, sobre todo, su peligrosa ubicación, con medio coche en la pista, que obligó a sacar la bandera amarilla en esa zona y a no permitir la entrada en funcionamiento de DRS hasta casi 10 vueltas después del inicio de la carrera.

A partir de ahí ocurrió lo que nos temíamos todos. El tedio se apoderó de la prueba, con los dos Red Bull marchándose a escape del resto de rivales, mientras que por detrás Fernando Alonso trataba de no perder demasiado tiempo con Mark Webber, con Hamilton en una cada vez más incómoda cuarta plaza. El británico, que no podía con el ritmo del Ferrari del asturiano no tardó en ver por sus retrovisores la imagen de un redivivo Felipe Massa, que venía como un auténtico cohete, mostrando sin duda su mejor cara de la temporada.

Así las cosas, llegamos a las primeras paradas, que si bien no sirvieron para cambiar nada en carrera, sí que permitieron mostrar al mundo una vez más la gran inteligencia de los estrategas de Red Bull. Por un lado, al entrar Webber en la vuelta 15, justo cuando los neumáticos del monoplaza azul empezaban a mostrar los primeros signos de flaqueza y al mismo tiempo que Massa, le permitieron cobrarse una importante distancia frente a Alonso, al que las circunstancias obligaron a tener que adelantar su entrada en boxes apenas un par de vueltas más tarde.

Por otro, Sebastian Vettel, que entraba al mismo tiempo que Alonso, también le permitía ganar un tiempo precioso que aseguraba su liderato ante posibles amenazas. En ese momento y con todo bajo control por parte de los dos Red Bull y de Fernando Alonso, cada vez más lejos de Hamilton, Felipe Massa se le echó literalmente encima al británico.

El piloto de McLaren, ya con los compuestos duros montados, tampoco era capaz de sacarle jugo a su monoplaza y pronto fue presa fácil del Ferrari de Massa y del Lotus de Raikkönen, que también llegaba por detrás. En la vuelta 21, el piloto brasileño le arrancó las pegatinas sin esfuerzo a Hamilton el cual, ante el ataque del finlandés, logró al menos resistirse con más oficio que coche, aunque por poco tiempo. Tras tres interminables vueltas de asedio, Kimi logró rebasar en una arriesgada maniobra al británico, que empezaba su particular via crucis del día.

Serbastian Vettel, absoluto dominador del GP de Corea de principio a fin

En este segundo tercio de carrera el tedio y el sopor volvieron a apoderarse de los pilotos, ya que las plazas parecían aseguradas y las distancias entre los contendientes, aparentemente insalvables. Sólo hubo un par de vueltas destacables, en las que Grosjean peleó a brazo partido con Hulkenberg por la sexta plaza y que acabaron relativamente pronto, cuando el galo se metió en boxes en la vuelta 32 a realizar su última parada.

Durante este espacio de tiempo Fernando Alonso protagonizó un pequeño espejismo, al acercarse a una distancia relativamente corta a Mark Webber. Sin embargo, desde el box de Red Bull fueron ágiles en la reacción y mandaron parar al australiano en la vuelta 32, momento que intentó aprovechar el español para tratar de limarle diferencias en una especie de contrarreloj que, sin embargo, fue infructuosa. No sólo no le logró quitar tiempo a Webber sino que éste, ya con ruedas nuevas, volvió a distanciarse considerablemente del asturiano, que decía prácticamente adiós a sus posibilidades de adelantar al compañero de Vettel.

Toda vez que acabó el baile de las paradas en boxes y las cosas se normalizaron nuevamente, la carrera entró en su último tercio de la misma forma que los dos anteriores. Sebastian Vettel seguía fuera de concurso y hasta permitiéndose el lujo de reducir la velocidad para mantener a raya el desgaste de sus neumáticos. Por su parte, Webber continuaba en segundo lugar, en tierra de nadie y Alonso, se asentaba en su tercer lugar, rodando incluso más lento que Massa, al que como es lógico, mandaron parar desde el box de Ferrari.

Sólo hubo un momento para el entretenimiento cuando, a falta de cinco vueltas para el final, Nico Hulkenberg protagonizó el adelantamiento del día ante Hamilton y Grosjean. El francés, que rodaba pegado al británico intentó un adelantamiento imposible que le obligó a irse fuera y ceder el paso de nuevo a Hamilton. Ese momento fue aprovechado por un avispado Hulkenberg que, primero, daba cuenta de Grosjean y, acto seguido, hacía lo propio con el piloto de McLaren.

Nico Hulkenberg, en plena lucha con Romain Grosjean por la sexta plaza

Lewis Hamilton, que tuvo que entrar hasta tres veces a cambiar las ruedas, caía hasta la décima posición y veía con impotencia cómo en este último tramo, ni siquiera era capaz de superar a los Toro Rosso de Vergne y Ricciardo. Además, el piloto de McLaren fue protagonista involuntario de la anécdota de la carrera, al llevarse enredado en uno de sus pontones laterales un jirón de césped artificial (o moqueta verde, no se sabe bien qué) prácticamente entero procedente de un tramo de asfalto cubierto por dicho material, al que el paso de los coches durante la carrera había ido rasgando. Esto motivó que  el paso de aire fuese peor, dificultando su aerodinámica lo que estuvo a punto de costarle incluso el punto logrado, ante el empuje de Sergio Pérez.

Finalmente, la bandera a cuadros cayó sobre todos los contendientes que, empezando por el propio Vettel, ya estaban pensando más en que la mecánica no les jugase una mala pasada que en atacar o defenderse de sus rivales, y en la próxima carrera puesto que en ésta, el pescado estaba más que vendido.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, la demostración de fuerza y poderío ofrecida por los dos Red Bull, de nuevo en la línea del éxito como en años precedentes. Con los problemas eléctricos y de alternador prácticamente olvidados y con Sebastian Vettel en campeón, Red Bull no sólo ha consolidado su superioridad en el Mundial de Constructores, donde tiene ya el título casi en el bolsillo por tercer año consecutivo, sino que ha agarrado con fuerza el liderato del Mundial de Pilotos. Da la sensación que Vettel se ha aferrado al título y va a ser muy difícil desbancarle de su privilegiada posición.

También hay que destacar el excelente momento de Ferrari. Cuando parecía que su rendimiento se había estancado y las mejoras no terminaban de cuajar, La Scuderia no sólo ha avanzado de forma importante -hasta lograr un inesperado sorpasso a un McLaren en franco declive- sino que han potenciado la ya proverbial fiabilidad de las flechas rojas de Maranello. Felipe Massa se está ganando a pulso la renovación y hoy, incluso, se ha permitido el lujo de ir más rápido que su compañero durante muchas fases de la carrera. Sólo las órdenes de equipo han imposibilitado al piloto brasileño subir de nuevo al pódium como en Japón.

Por último, muy destacable las carrera de los dos Toro Rosso, especialmente de un valiente Jean-Eric Vergne, que protagonizó un espectacular adelantamiento sobre Michael Schumacher. Y lo mismo hay que decir de Nico Hulkenberg, que llevó a su Force India a un meritorio sexto puesto, siendo además uno de los principales animadores de la carrera durante prácticamente todo su recorrido.

En lo negativo, McLaren se llevó la palma. Tras las dos jornadas de entrenamientos, sólo Hamilton parecía traslucir buenas sensaciones para hoy. Sin embargo, la carrera fue todo un suplicio para la escudería de Woking. Primero, cuando Kobayashi dejaba fuera de combate a Jenson Button a las primeras de cambio y, en segundo lugar, viendo el escaso ritmo y la poca fuerza ofrecida por el McLaren de Hamilton durante toda la prueba.

Lewis Hamilton, bloqueando sus ruedas, ante el empuje de Fernando Alonso

A una falta considerable de ambición por parte del británico, ya con pie y medio en Mercedes, hay que sumarle que el Circuito de Yeongam no era ni mucho menos favorable a un coche tan rápido como el McLaren. El trazado coreano fue un verdadero castigo para los neumáticos empleados hoy. Ni los compuestos blandos y, ni mucho menos los duros, fueron capaces de ofrecer a Lewis Hamilton la mínima fiabilidad exigible, lo que le tuvo prácticamente toda la carrera a merced de sus rivales.

Y viendo cómo ha funcionado hoy Mercedes, su equipo a partir de la próxima campaña, mucho tiene que mejorar el equipo alemán para ofrecerle a Hamilton un coche medianamente competitivo. Con Rosberg fuera en la primera vuelta, apenas sí se ha podido ver a Michael Schumacher, que se tuvo que pasar toda la carrera peleando en la zona media, junto a rivales de mucho menor nivel a priori, quedando una vez más fuera de los puntos esta temporada.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Transcurridas las 55 vueltas previstas por el Circuito surcoreano de Yeongam, la carrera finalizó así:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h36′ 28”

2º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 8,2”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 13,9”

4º) Felipe Massa (Ferrari), a 20,1”

5º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 37,7”

6º) Nico Hulkenberg (Force India), a 45,3”

7º) Romain Grosjean (Lotus), a 54,8”

8º) Jean-Eric Vergne (Toro Rosso Ferrari), a 1′ 09”

9º) Daniel Ricciardo (Toro Rosso Ferrari), a 1′ 12”

10º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 1′ 20”

Sebastian Vettel, en plena celebración de su apabullante victoria de hoy en Corea

La Clasificación del Mundial de Pilotos da un vuelco espectacular con la victoria de hoy de Sebastian Vettel, que vuelve a liderar el campeonato con 215 puntos y logra dar la vuelta a un Mundial que estaba decantado del lado de Fernando Alonso hace apenas un mes. En segundo lugar se sitúa ahora el piloto asturiano de Ferrari, con 209 puntos, a tan sólo seis puntos del alemán pero con el golpe moral de verse desplazado de un título que, como decimos, hasta no hace mucho el piloto español tenía en el bolsillo.

Gracias al “pinchazo” de hoy de Lewis Hamilton, el finlandés Kimi Raikkönen se consolida en la tercera plaza, con 167 puntos y, aunque muy lejos de la cabeza del Mundial, confirma su buen momento y da por bueno un retorno a la máxima competición que ni él mismo imaginaba. Le falta tan sólo la guinda de  un triunfo aunque mucho nos tememos que en esta lucha por el título, ahora más en juego que nunca entre los dos primeros de la tabla, ni Vettel ni Alonso le van a permitir la más mínima oportunidad de victoria en las cuatro carreras que restan hasta el final del campeonato.

En cuarto lugar se queda Lewis Hamilton, ya bastante descolgado del resto, con 153 puntos. Un puesto que incluso podría perder ante Mark Webber, que es quinto en la actualidad pero apenas a un solo punto del británico, con 152 puntos.

En lo referente al Mundial de Constructores, el equipo Red Bull ha dado hoy un paso de gigante hacia la consecución de su tercer entorchado consecutivo con este nuevo doblete y se sitúa como líder destacadísimo del campeonato con 367 puntos.

Los que siguen en una sorprendente cuesta abajo y sin frenos son McLaren. El equipo de Woking ha perdido su segunda plaza en detrimento de Ferrari. El equipo italiano es ahora segundo con 290 puntos, mientras que los británicos son ahora terceros con 284 puntos.

La próxima carrera

El Gran Circo continúa con su periplo por tierras lejanas de Asia y desembarcará en apenas 15 días en el siempre sugerente y enigmático territorio indio. El 28 de octubre nos aguarda el GP de la India, en el recientemente creado Buddh International Circuit, sito en la localidad de Uttar Praddesh.

Este trazado, creado -cómo no- por el siempre polémico Herman Tilke, se estrenó en el calendario de la Fórmula 1 el pasado año 2011, con la victoria de Sebastian Vettel. Su longitud es de 5.137  kilómetros y recuerda mucho en su estructura al de Yeongam. En la línea de los diseños de Tilke, el trazado alterna un tramo absolutamente técnico y muy revirado de nada menos que 16 curvas, junto a dos rectas larguísimas y desniveles de hasta 14 metros, que le convierten en un auténtico carrusel que castiga duramente los neumáticos.

Diagrama del Buddh International Circuit, que albergará el próximo GP de la India

Con apenas un año de historia, no hay por tanto referencias de peso sobre el favoritismo de determinados pilotos pero viendo su estructura, en la que coches potentes como McLaren, si es que no ha decidido tirar la temporada por la borda, podrían tener algo  más que decir que hoy. Especialmente un tipo bastante técnico como Jenson Button, por encima incluso de Lewis Hamilton, cuya cabeza parece estar más fuera que dentro del equipo británico.

Sin embargo, desde aquí nos inclinamos más por una repetición del pódium de hoy Falta saber la motivación con la que alguien como Mark Webber afronte la carrera ya que, estando así las cosas, todo apunta a que Sebastian Vettel pueda repetir triunfo y consolide aún más su distancia sobre Fernando Alonso, favorito también pero para subir al cajón, al igual que el año pasado, cuando fue tercero. Si Webber está como hoy, mucho nos tememos que Alonso tendrá que jugarse la tercera plaza con Jenson Button, Kimi Raikkönen y, por qué no, con Lewis Hamilton.

Anuncios

Autor: Diego J. Montero

Impenitente fan de Bruce Springsteen y madridista confeso, Mourinhista hasta las cachas y aficionado a los coches, a las motos y, en definitiva, a todo aquello que huela a gasolina...

2 comentarios en “GP de Corea: Victoria apabullante de Sebastian Vettel que le aúpa al liderato del Mundial, con doblete de Red Bull incluido”

    1. Exigir más mejoras y evoluciones a Ferrari ahora, para 4 carreras que quedan es injusto, entre otras cosas porque si hay un equipo que ha mejorado en este último tercio de temporada ha sido precisamente el equipo italiano. Si hasta Massa parece ya un buen piloto y todo. Su problema está en que, paralelamente al estancamiento de Lotus y McLaren, esta mejora en Ferrari se ha visto contrarrestada por otra mejora, aún mayor, que es la de Red BUll. Sólo queda confiar en la suerte de que Vettel pinche y Alonso siga en su línea de regularidad…

      Me gusta

Responder a Diego J. Montero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s