GP de la India: Nueva exhibición de Sebastian Vettel con Fernando Alonso segundo, apelando a la épica para seguir aferrado al título


La carrera de hoy ha sido una nueva exhibición de principio a fin de Sebastian Vettel y, en general, del equipo Red Bull en la que el alemán no ha dado opciones a ninguno de sus rivales prácticamente desde el primer momento. Sin embargo, a la que se preveía como una fiesta privada de la escudería de  bebidas energéticas se le coló el español Fernando Alonso, un “intruso” inesperado, especialmente visto el excelente rendimiento de los dos Red Bull durante todo el fin de semana, .

El asturiano, apelando a la épica y a esa pizquita de fortuna de la que siempre ha hecho gala en los momentos adecuados, logró incrustarse entre los dos bólidos azules, aferrándose de esta forma a sus cada vez más remotas posibilidades de alzarse con el campeonato del mundo. A la épica porque nunca tiró la toalla, ni siquiera cuando tras la salida se vio incapaz de adelantar a los dos McLaren, que se le habían puesto por delante tras los entrenamientos de calificación del sábado. Y porque, una vez que el asturiano logró dar buena cuenta de los monoplazas británicos, nunca arrojó la toalla en ningún momento.

Pero también tuvo su pequeña (o gran) dosis de suerte ya que, tras  el esfuerzo titánico del piloto de Ferrari para acercarse a menos de un segundo durante muchas vueltas y pelearle la segunda plaza a Mark Webber, tras varias vueltas de feroz resistencia por parte del australiano, éste lograba resistir los ataques del español y todo parecía perdido para Alonso. Sin embargo, y cuando más cundía el desánimo en las filas de Ferrari, el monoplaza del australiano se quedaba sin KERS. Entonces, Fernando Alonso volvió a la carga y logró dar buena cuenta del piloto de Red Bull, para acabar en una más que meritoria segunda plaza.

En tercer lugar, ya no hubo más lugar a más sorpresas ya que, pese a que Webber siguió prácticamente sin KERS toda la carrera y Lewis Hamilton -que protagonizó una gran carrera- se acercó peligrosamente a la estela del piloto de Red Bull, el australiano no perdió su posición y el piloto de McLaren, pese a su gran esfuerzo final, tuvo que conformarse con la cuarta plaza y asistir a la entrega de trofeos desde su box.

Hay campeonato, por tanto, aunque éste se encuentre ahora un poco más lejos y a falta de una carrera menos por finalizar la temporada. Sin embargo, lo que está claro es que Fernando Alonso no ha dicho aún su última palabra. El proverbial talento y el empuje del piloto español,  junto a las mejoras evidentes de Ferrari, que hacen que en carrera ruede casi en los mismos tiempos que los dos Red Bull, hacen que las espadas sigan en todo lo alto.

Análisis de la carrera

La prueba comenzó con una salida de lo más limpia en la que, desde el arranque pronto se pudo apreciar la notable superioridad de los Red Bull sobre el resto de competidores. En apenas unos metros y, pese a que los McLaren intentaron plantarles batalla, los dos monoplazas austríacos se distanciaron, especialmente Vettel, que no parecía interesado en ninguna lucha cuerpo a cuerpo con nadie.

Por detrás, Hamilton perdía su plaza con Button pero ambos lograban resistir los embates de los dos Ferrari. Por tanto, pintaban bastos para Alonso, que veía cómo en menos de una vuelta no sólo no recuperaba posición alguna sino que su más directo rival, Sebastian Vettel, se le marchaba sin apenas resistencia.

Aun así, hoy no parecía el día de los McLaren, enfrascados en una lucha fratricida que fue sabiamente aprovechada por Fernando Alonso, que demostró que su Ferrari también andaba -y mucho- y en un descuido de los monoplazas británicos, rebasó de forma magistral a Hamilton y Button, prácticamente de una tacada. Pese a la resistencia opuesta por los McLaren, sólo Button lograba recuperar su posición, si bien apenas tres vueltas más tarde, tenía que entregar la cuchara ante el español sin apenas oponer resistencia.

De esta forma y tras sólo cuatro vueltas, Fernando Alonso había logrado dar un gran paso al menos para no dar por perdidas hoy sus opciones al título. El problema estaba en que los dos Red Bull ya habían cobrado una importantísima ventaja, con Vettel liderando con puño de hierro a base de vueltas rápidas sucesivas y Webber, siguiendo a duras penas su estela.

La gran ventaja de Alonso estaba en que la distancia con Webber no era tan enorme como para rendirse y además, el ritmo de Webber no era superior al del español. Por detrás, Hamilton rebasaba a Button, al que se le notaba hoy excesivamente lento, dejándonos una bonita estampa en la lucha por la cuarta plaza, con los dos McLaren, Massa y Raikkönen peleando en un pañuelo.

Además, dado que las cosas por delante no parecían tener historia, más atrás también pudimos asistir a un bonito duelo por la octava plaza entre Pérez y Hulkenberg así como por el último puesto que daba derecho a puntos, entre un oscuro Rosberg, Grosjean y los dos Williams. La primera de estas batallas se libró durante tres intensas vueltas en las que el mexicano se zafó como pudo del Force India pero finalmente tuvo que ceder ante el empuje del alemán. Y por detrás, era Grosjean el que se llevaba el gato al agua, mientras que Senna le propinó un tremendo correctivo a su compañero Maldonado, aprovechando el adelantamiento del francés.

Momento en que Nico Hulkenberg logra rebasar al Sauber de Sergio Pérez

El mexicano Pérez, al que vimos muy nervioso durante este tramo de la carrera fue víctima de su propia fogosidad ya que, tras abrasar literalmente sus neumáticos y tener que entrar a cambiar mucho antes de lo previsto (apenas en la vuelta 15) cometía sendos errores que le costaron caros. Primero, se salió en una curva tras entrar demasiado rápido cuando buscaba a Ricciardo y, el más importante, cuando tras dar caza al australiano de Toro Rosso y adelantarle limpiamente, calculó mal las distancias y al recuperar la posición tocaba con su neumático trasero derecho el alerón del monoplaza de Ricciardo, provocándole de inmediato el reventón de su rueda. Pese a que llegó a duras penas a boxes, tras  un par de giros se despedía de la carrera en la vuelta 22.

Paralelamente, la carrera tenía un doble protagonismo en las figuras de Grosjean, que continuaba su remontada al adelantar a Rosberg y situarse noveno y, sobre todo, en la de Fernando Alonso. Con un ritmo sensacional en carrera, fue a paritr de la vuelta 24 cuando empezó a percatarse de que la distancia que le separaba de Webber empezaba a caer paulatinamente. Sin grandes estridencias, pero décima a décima, los cerca de cuatro segundos que le distanciaban del australiano comenzaron a caer como fruta madura y así, cuando apenas unas vueltas antes, nadie dudaba del  nuevo doblete de Red Bull, el aliento de Alonso empezó a dejarse sentir sobre el cogote del piloto de Red Bull y en apenas cinco vueltas, el Ferrari estaba ya a tan sólo un segundo del monoplaza de Webber.

Sin embargo, llegados a la mitad de carrera el desgaste de los neumáticos de los Ferrari, especialmente el de Alonso comenzaron a pasarle factura y los dos Red Bull volvieron a tomar aire, sobre todo, Webber que veía cómo su distancia crecía de nuevo hasta superar los dos segundos con respecto al Ferrari. Mientras tanto, Massa, que pedía literalmente a voces por radio cuándo iban a entrar sufría de lo lindo para resistir los ataques de Raikkönen. El finlandés, que acusaba una falta de velocidad punta en su Lotus, tras varias vueltas de asedio lograba situarse por delante del Ferrari de Massa, el cual, aprovechando la enorme velocidad mostrada hoy por los monoplazas de Maranello, recuperaba de nuevo su posición.

Felipe Massa, perseguido por Kimi Raikkönen durante el GP de la India de hoy

En ese mismo momento, en Ferrari tomaron la decisión de hacer entrar a Alonso a realizar la que se prevía primera y única parada del día. Y acertaron. En una vuelta, Alonso lograba recortar la distancia entre él y Webber por lo que el australiano entró apenas una vuelta después. Una reacción tardía porque el asturiano, ya con los compuestos duros en plenitud, volvía a situarse a la estela del Red Bull y con serios visos de rebasarle.

Comenzaba un asedio salvaje por parte de Alonso hacia Webber que, pese a todo, acababa apenas ocho vueltas después, acababa de forma infructuosa para el piloto español, el cual, pareció rendirse ante la imposibilidad de rebasar a su rival. De hecho, y al menos así nos pareció, en la vuelta 38, cuando la diferencia con Webber comenzó a incrementarse de nuevo, su ingeniero Andrea Stella le mandaba un mensaje por radio a modo de epitafio al asturiano reconociéndole su talento y su valentía, como una forma de decir: “Lo has intentado todo pero no ha sido posible”.

Pero una vez más y cuando todo parecía perdido, la Diosa Fortuna decidió que el afán de Alonso durante toda la carrera no podía terminar sin premio y en la vuelta 45 le obsequió con un regalo inesperado, en forma de avería en el KERS del Red Bull de Mark Webber (la enésima en esta temporada). Ante la amarga queja del australiano por radio, su equipo sólo acertó a decir “Volverá” para tranquilizar a su piloto, que veía peligrar de repente su segunda plaza. Pero se equivocaron en su box porque el KERS no volvió. Lo único que volvió fue Alonso y con fuerzas renovadas ahora que las puertas del título se le volvían a entreabrir al asturiano.

Como no podía ser de otra forma, Fernando Alonso tiró con todo lo que dio de sí su Ferrari y en apenas tres vueltas no sólo volvía a alcanzar a Webber sino que, ya sin oposición, le rebasaba sin ningún problema y, de paso, tapaba un poco más la sangría de puntos con respecto a Vettel.

El australiano ya poco pudo hacer para defenderse con respecto del español, que bastante tenía con zafarse de la embestida de Lewis Hamilton, que venía como un cohete a por el Red Bull. Por su parte, Fernando Alonso enseguida puso pies en polvorosa, aunque ya sin tiempo ni coche como para inquietar a Vettel. Un Vettel que, sin embargo, se llevó un buen susto cuando a falta de seis vueltas para el final, empezaron a saltar chispas del fondo plano de su monoplaza, que comenzó a rozar peligrosamente contra el suelo en un par de ocasiones.

Desde ese momento, toda la emoción de la carrera quedó reducida a ver qué distancia lograría sacarle Vettel a Alonso y, sobre todo, si finalmente Hamilton daba caza a Webber. O si Massa, con todas las alertas encendidas durante el último tercio de carrera por un consumo excesivo de combustible, cedería ante un impotente Kimi, que habrá lamentado toda la carrera la elección del setup para el día de hoy.

Sin embargo, todo quedó como estaba y ya no hubo ningún cambio de posición y el himno alemán volvió a sonar de nuevo y por quinta vez (cuarta vez consecutiva) en lo que llevamos de año.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor del día, la gran carrera de Fernando Alonso. Exprimió con un limón, sacándole hasta la última gota de jugo a su Ferrari y dejó tras de sí una magnífica exhibición de arrojo y poderío, sin arrojar nunca la toalla. Sabedor de que presentar batalla era su única opción ante el dominio aplastante de Red Bull, no dejó de luchar ni un segundo, aun cuando vio que su monoplaza no daba más de sí ante la “flecha azul” de Webber. Y, aunque un poco de casualidad, se encontró con el premio de un segundo lugar absolutamente inesperado, gracias al enésimo fallo en el KERS que ha sufrido el equipo Red Bull esta temporada.

Fernando Alonso y su Ferrari, circulando cómodamente por delante de los dos McLaren

Tampoco debemos echar en saco roto la gran carrera fue la de Sebastian Vettel. No vale con tener el mejor coche sino además tener las mejores manos para llevarlo a la victoria y hoy, nuevamente, ha demostrado que la simbiosis con su RB8 es total y absoluta. Frío como el hielo, incluso cuando las cosas parecían torcerse cuando su monoplaza comenzó a soltar chispas no perdió la compostura en ningún momento pese a que el corazón de Adrian Newey y sus chicos se encogió durante unos instantes, .

El campeón alemán actuó hoy como un martillo pilón y fue como un reloj suizo, apretando cuando era menester y dejando reposar su monoplaza cuando tuvo necesidad de hacerlo. Dominó de forma casi tiránica, logrando una merecida victoria en un fin de semana que pudo haber resultado histórico -primero en los libres, pole, victoria en carrera y vuelta rápida- de no ser porque Jenson Button le arrebató la vuelta rápida en el  último suspiro.

Por último, hay que destacar la gran carrera de Romain Grosjean y de Lewis Hamilton. El francés, que salía muy rezagado ha luchado a brazo partido contra todos sus rivales y, tras varios adelantamientos y una inteligente carrera, logró auparse hasta una meritoria novena plaza, aunque llegó incluso a rodar octavo. Por su parte, el británico ha sido hoy el de las grandes ocasiones. Pese a que los dos McLaren han estado hoy muy por debajo de lo esperado, especialmente tras ver su brillante papel en la jornada de calificación, Hamilton ha rayado a gran nivel.

Pese a ser rebasado en la salida por su compañero, Hamilton pronto se dio cuenta de su mejor ritmo de carrera con respecto a su compañero y no tardó en dejarle de rueda. No pudo con Alonso pero, tras su cambio de ruedas, voló literalmente sobre el asfalto del Buddh Circuit y a punto estuvo de arrebatarle la tercera plaza a Webber.

En el aspecto negativo, dos nombres propios destacan sobre el resto. El primero, Michael Schumacher, que está viviendo un auténtico via crucis esta temporada. Seguramente, ni en la peor de sus pesadillas podría haberse imaginado que su última temporada en los circuitos iba a ser tan horripilante para él. Hoy ha protagonizado su octavo abandono de la temporada y además, a falta de apenas dos vueltas para acabar. No obstante, el heptacampeón ya había sufrido hoy otro revés cuando, en el mismo instante de la salida, su Mercedes era embestido por detrás por el Toro Rosso de Vergne (con el que ya tuvo otro encontronazo en Singapur) y la rueda trasera derecha reventaba como consecuencia del impacto. Ello le obligó a pasar por boxes a las primeras de cambio y despedirse de toda opción de puntuar hoy.

Un día para olvidar el que ha vivido hoy Michael Schumacher en el GP de la India

El segundo protagonista negativo del día ha sido Sergio “Checo” Pérez. El mexicano no levanta cabeza desde que subió al pódium en Japón y, como en Corea, tampoco ha vivido hoy el mejor de sus días. Su obcecación con Hulkenberg para no perder la octava plaza sometió a un castigo excesivo a sus compuestos y, en apenas 15 vueltas, tuvo que pasar por boxes. Eso trastocó todos sus planes, especialmente a él, un auténtico especialista en cuidar las ruedas cada carrera. Quizás por ello perdió los papeles y fue con todo hacia adelante para recuperar el tiempo perdido, pero lo único que encontró fue una pequeña salida de pista, preludio del incidente que tuvo instantes después con Daniel Ricciardo.

En un error casi infantil, Pérez calculó mal la distancia con respecto al Toro Rosso del australiano, con el que se tocó al recuperar la posición, provocándole un reventón en su rueda trasera derecha. En su afán de perder el menor tiempo posible, sometió a un castigo excesivo a su Sauber, al que hizo rodar a altísima velocidad sobre tres ruedas con el fin de llegar cuanto antes a boxes para cambiar el neumático dañado. Seguramente ello provocó algún destrozo a su coche porque, pese a que pudo volver a reincorporarse a la carrera, apenas un par de vueltas después tuvo que abandonar.

Por último, no queríamos dejar de lado la mala, pésima elección del setup de su Lotus por parte de Kimi Raikkönen. Con una séptima velocidad muy corta, limitó y mucho la velocidad punta de su monoplaza. Ello le impidió sin duda finalizar por delante de Felipe Massa, al que tuvo a tiro toda la carrera pero con el que no pudo luchar porque adoleció de la velocidad suficiente para poder rebasar en recta al brasileño. De hecho, llegó incluso a adelantarle pero en cuanto lucharon de tú a tú, la mayor velocidad del Ferrari se impuso claramente y dejó al finlandés con ganas de lograr un mejor resultado.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Después de 60 emocionantes vueltas por el precioso trazado indio del Buddh Circuit, la carrera finalizó de la siguiente manera:

1º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), en 1h 31′ 10”

2º) Fernando Alonso (Ferrari), a 9,4”

3º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 13,2”

4º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 13,9”

5º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 26,2”

6º) Felipe Massa (Ferrari), a 44,6”

7º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 45,2”

8º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 54,9”

9º) Romain Grosjean (Lotus), a 56,1”

10º) Bruno Senna (Williams), a 1′ 5”

Sebastian Vettel, alza feliz el trofeo que le reconoce como vencedor hoy en la India

En lo relativo a la clasificación del Mundial de Pilotos, el alemán Sebastian Vettel ha consolidado su liderato abriendo un poco más la brecha con respecto a Fernando Alonso. Así pues, el germano lidera ahora la clasificación con 240 puntos, 13 más que el español, que pese a todo, tras su segundo puesto de hoy, ha dejado bien claro que seguirá vendiendo muy cara su derrota.

Aunque ya mucho más lejos, también hay mucha emoción a la hora de determinar quién será finalmente el tercero en discordia en este apasionante campeonato . Las cosas se aprietan entre el tercero y el quinto puestos, con Kimi Raikkönen, con 173 puntos, Mark Webber, con 167 puntos y Lewis Hamilton con 165 puntos, apenas separados por ocho puntos.

En lo que respecta al Mundial de Constructores, todo apunta a que Red Bull podrá adornar la puerta de su motorhome con una tercera mención ya que los 407 puntos con los que lidera el campeonato de marcas, parecen casi insalvables para Ferrari, segunda con 316 puntos y McLaren, tercera con 306.

La próxima carrera

El Gran Circo no descansa y ya está todo listo para que en apenas siete días vuelvan a verse las caras Sebastian Vettel y Fernando Alonso. Será el próximo fin de semana en Abu Dhabi, en un circuito de infausto recuerdo para el español, ya que ahí perdió el Mundial de forma sorprendente y dolorosa el año 2010, precisamente ante Vettel, en la que fue por aquel entonces la última carrera del campeonato.

El Circuito de Yas Marina, famoso por albergar sus tradicionales Tests de Jóvenes Pilotos cada año, también lo es por su trazado. Integrado en un complejo turístico del más alto nivel, es conocido también porque alberga el primer -y hasta ahora único- parque temático de Ferrari en  el mundo.

Mide 5.554 metros de longitud y, aunque no es una carrera nocturna como lo es el GP de Singapur, se corre a una hora inusual para este tipo de pruebas. Se suele disputar a última hora de la tarde (horario local) por lo que comienza de día pero acaba al atardecer, casi de noche, dejando unas imágenes realmente bellas, sin que la falta de iluminación sea un problema gracias al poderoso sistema de luces que posee el circuito.

Plano del Circuito de Yas Marina (Abu Dhabi), próxima prueba del Mundial

Una de sus principales características están en que el pitlane cruza la pista por debajo, para conseguir más seguridad en la incorporación de los monoplazas a la misma y para aprovechar el espacio.  Es un circuito muy rápido, con varios puntos de frenada fuerte y largas rectas y, como dijeron sus creadores, trata de rendir homenaje a otros circuitos míticos del campeonato. Para ello cuenta con una curva similar a la mítica “Eau Rouge” de Spa , con un puerto para amarre de yates y cruceros, imitando el circuito urbano de Mónaco.

Es un Gran Premio relativamente joven (se lleva disputando desde 2009) y en las tres ediciones que se llevan disputadas, en dos de ellas (2009 y 2010) Sebastian Vettel ha subido a lo más alto del cajón. De hecho, se trata de un circuito que, visto el rendimiento actual de los Red Bull, parece territorio abonado para que el alemán sume su quinta victoria de la temporada y en el que Ferrari no debería pasar de  un tercer o cuarto puesto. Sin embargo, viendo la motivación y el talante de Fernando Alonso, especialmente tras el impulso emocional que le ha debido suponer la carrera de hoy, nada es desdeñable desde un primer momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s