Volkswagen Beetle 35 Edition y R-Line: Dos caras de una misma moneda


Volkswagen sigue apostando fuerte por el nuevo Beetle y tras presentar recientemente la versión descapotable de la última generación del conocido urbano, el fabricante germano ha lanzado dos revisiones del mismo pero de muy distinto pelaje. Por un lado, se atreve con una divertida revisión del archiconocido Herbie, el coche más original y simpático de la historia del cine y, por otro, se adentra en el proceloso mundo de la velocidad con el lado más deportivo del mítico Escarabajo, a través de su nueva versión R-Line, sinónimo absoluto de deportividad.

Volkswagen Beetle R-Line, deportividad por encima de todo

Volkswagen ha decidido dejar de lado la imagen bucólica y casi pastueña que tradicionalmente ha tenido el Beetle en sus años de historia y para ello ha decidido dotarle de una mayor deportividad, dándole cabida en su gama R-Line, un argumento ciertamente de peso para considerar que el pequeño compacto alemán también puede tener carácter si se lo propone.

Externamente, no presenta grandes diferencias con sus hermanos de gama. No obstante, el nuevo Volkswagen Beetle R-Line sí tiene una serie de elementos distintivos que, sin romper demasiado con la tradicional estética “Beetle”, que denotan que ese coche es ciertamente especial, más deportivo y, por qué no decirlo, más agresivo que el resto de su apacible familia.

Así pues, llaman poderosamente la atención sus llantas de aleación de 18” PG Design, que montan unas nada despreciables zapatillas deportivas de 235/45 R18. También destacan sus taloneras en el color de la carrocería junto a la moldura cromada que forma parte del diseño específico R-Line así como las carcasas de los retrovisores en el color de la carrocería.

Por su parte, en el interior destacan los detalles en carbono en su consola central y en el lateral superior de las puertas. También cuenta con referencias específicas R-Line en el volante multifunción en cuero y las molduras de la entrada, realizados de aluminio. A estos elementos se añaden los asientos deportivos, con sus laterales realizados en microfibra San Remo y el tapizado central modelo Kyalami. Adicionalmente, el Beetle R-Line equipa de serie el indicador de presión de neumáticos.

En cuanto a motorizaciones, el Volkswagen Beetle R-Line dispone de dos propulsores de gasolina y uno diésel. Las dos primeras son los motores TSI 1.4 de 160 CV y 2.0 de 200 CV, que pueden combinarse con cambios manuales de seis marchas o DSG de seis o siete velocidades, respectivamente.  En cuanto a la motorización de gas-oil, el Beetle R-Line sólo está disponible con el conocido motor 2.0 TDI de 140 CV, tanto con caja de cambios manual como automática, si bien sólo en su variante de seis velocidades.

Los precios van desde los 27.100 euros de la versión con motor 1.4 TSI y cambio manual hasta los 29,730 euros de la versión 2.0 TDI y cambio DSG.

Volkswagen Beetle 53 Edition: Herbie se hace mayor

El Volkswagen Beetle 53 Edition es una versión exclusiva, inspirada en el conocido Herbie, un Escarabajo creado en 1963 que tenía vida y sentimientos propios y que fue protagonista en varias películas de Disney entre 1968, cuando estrenó “Ahí va ese bólido” (The Love Bug), hasta el año 2005, cuando vio la luz su cinta más reciente, “Herbie a tope” (Herbie Fully Loaded), aparte de numerosas apariciones televisivas.

Pues bien, este peculiar coche de carreras, que ha sido reproducido de forma privada por numerosos propietarios del vetusto y añorado Escarabajo, por fin cobra cuerpo de forma “oficial” aunque con las líneas del Beetle actual, bajo la denominación 53 Edition.

Partiendo del acabado Design, con el que comparte equipamiento, el nuevo Beetle se identifica rápidamente con el recordado Herbie gracias a su inconfundible franja tricolor en rojo, blanco y azul, así como el dorsal 53 en el capó y la inscripción “Escarabajo” . Sin embargo, tanto la línea actual como unas poderosas e impactantes llantas de aleación Type One Design de 17” pintadas en blanco se encargan de darle un aspecto mucho más deportivo y moderno.

Su interior es similar al de su hermano de serie, si bien, la referencia a este clásico se distingue por las bandas con diseño especial “Beetle 53” en la guantera. El paquete de equipamiento funcional incluye, entre otros, volante multifuncional, ABS, ESP, asistente de estacionamiento Park Pilot y el sensor de presión de los neumáticos.

Está disponible tanto con una única motorización de gasolina, en concreto el motor 1.2 TSI de 105 CV, como con dos motorizaciones diésel (1.6 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 140 CV) y con caja de cambios manual y automática DSG. Los precios van desde los 22.090 euros de la versión de gasolina hasta los 28.000 euros de la versión TDI con cambio DSG.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Autor: Diego J. Montero

Impenitente fan de Bruce Springsteen y madridista confeso, Mourinhista hasta las cachas y aficionado a los coches, a las motos y, en definitiva, a todo aquello que huela a gasolina...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s