fiat-panda-bigfoot

Cuando llegan las nieves y sólo se dispone de un modesto utilitario para afrontar el crudo invierno, hay que agudizar el ingenio e inventarse algo para poder salir de casa con unas mínimas garantías de no quedarnos tirados bajo un manto blanco.

Así, al menos, lo debió pensar el dueño de este Fiat Panda 4×4, el cual decidió tunearlo hasta convertirlo en un tremendo Big Foot para hacer que sus paseos por la estación de esquí del italiano Valle de Aosta sean pan comido. Un vehículo que, sin duda, haría las delicias de cualquier aficionado a las carreras de Monster Trucks americano…