Desvelados nuevos detalles del Ferrari F150


ferrari-f150-01

Fieles a su política del suspense y, tras desvelar recientemente las primeras imágenes del Ferrari F150, desde Maranello nos llegan ahora nuevos detalles de su futuro superdeportivo. En esta ocasión vamos a conocer más en profundidad los secretos de su chasis monocasco y del HY-KERS, quizás la mayor novedad del F150. Sin dudad, los secretos, hasta ahora, mejor guardados por Ferrari y que suponen el eje fundamental del nuevo supercoche italiano.

Un chasis superligero y eficiente

Para el diseño y elaboración del chasis, Ferrari no ha escatimado ni en capital económico ni tampoco humano. Con la intención de lograr un coche que sea la fusión entre lo mejor de la Fórmula 1 y un coche de calle, La Scuderia puso a trabajar a un equipo de ingenieros, procedentes tanto de la Fórmula 1 y de GT, dirigido por Rory Byrne. Este veterano ingeniero sudafricano de 68 años,  desarrolló gran parte de su carrera en el Gran Circo y fue el artífice del diseño de varios monoplazas campeones del mundo, como el Benetton B195 de 1995 y los Ferrari que llevaron a Michael Schumacher a lo más alto entre los años 1999 y 2004, de forma consecutiva.

Durante  más de tres años de trabajo exclusivamente en el chasis, para lograr la máxima eficiencia y el mínimo peso, el monocasco de fibra de carbono se construirá internamente en el Departamento de Composites de Fórmula 1 de Ferrari, utilizando materiales, metodologías de diseño, procesos de construcción e instrumentos que se emplean exclusivamente para la producción de los monoplazas.

Por otra parte, con el fin de mejorar el rendimiento del chasis Ferrari ha empleado cuatro tipos diferentes de fibra de carbono, que se laminan a mano y luego se rematan con autoclaves, siguiendo procesos de ingeniería que optimizan el diseño con la integración de diferentes componentes. El resultado es que la rigidez torsional se ha incrementado un 27% y la rigidez estructural un 22% en comparación con el Ferrari Enzo.

Otro detalle importante viene dado por la forma de alojar tanto las baterías del KERS como el depósito de combustible. Para ello se ha optado por usar el hueco que hay por debajo de la carrocería para ubicar dichos elementos mecánicos. Para elegir el lugar más idóneo se ha empleado el mismo sistema que para un coche de Fórmula 1.  Por eso, tanto las baterías como el depósito están colocados en el lugar más seguro y protegido del vehículo, así como en una posición muy baja, justo detrás del conductor, para reducir el centro de gravedad general.

De esta manera se ha logrado realizar un coche con una altura y una distancia entre ejes prácticamente idénticas a las del Ferrari 458 Italia, a pesar de llevar el motor V12 HY-KERS y la caja de cambios de doble embrague.

Diseño del habitáculo

Para racionalizar el espacio interior, el habitáculo, y por consiguiente todo el vehículo, está construido en torno al conductor, aprovechando la experiencia de Ferrari tanto en funcionalidad como en ergonomía. Con el fin de optimizar al máximo el espacio, el asiento irá fijo y se hará a la medida del conductor, igual que en un coche de Fórmula 1. Sólo serán regulables los pedales y el volante. La inclinación del respaldo y el hecho de que los pies de los ocupantes estén al mismo nivel que la posición de conducción, proporciona un extraordinario tacto de carreras y logra un centro de gravedad considerablemente más bajo.

Un corazón de altísimas prestaciones

Ferrari ha desvelado también más detalles sobre el corazón que moverá al nuevo F150. Se confirma que su motor será una evolución del motor V12 de 6.3 litros y 740 CV. estrenado en el nuevo F12 Berlinetta, junto con la última versión del sistema híbrido eléctrico HY-KERS, desvelada en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2010.

El sistema HY-KERS, inspirado como no puede ser de otra forma en el KERS que llevan los monoplazas de Fórmula 1, servirá tanto para mejorar, siquiera de forma momentánea y circunstancial las ya casi inmejorables prestaciones del Ferrari F15o y además contribuirá a la mejora en la emisión de gases del vehículo. Así pues, se estima que mejorará en un 10% el tiempo en pasar de o a 200 kms/h y, al mismo tiempo, reducirá hasta en un 40% la emisión de CO2 a la atmósfera.

Su funcionamiento es simple, aunque esconde por detrás años de trabajo. Ese aporte extra de “vitaminas” del HY-KERS  se genera de forma automática, merced al aprovechamiento de la energía cinética liberada en cada frenada. Bajo el paraguas exclusivo de la electrónica de Ferrari, la unión del sistema “Torque Vectoring” junto al control de tracción y la distribución de la fuerza de frenado, toda la energía cinética se aprovecha para recargar el KERS en muy poco espacio de tiempo.

650_1000_Ferrari_FX70_01-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s