Operación Paragolpes: Además de imprudente, torpe


Aparte de estos calificativos con los que titulamos esta entrada, se nos ocurren al menos media docena de epítetos por los cuales podríamos definir al protagonista de una operación llevada a cabo por la Guardia Civil en la localidad alicantina de Elche y de la que nos congratulamos infinitamente.

Allí, miembros de la Benemérita han procedido a la detención de un indeseable al que han acusado de organizar competiciones ilegales de coches, en las que se realizaban todo tipo de maniobras de conducción temeraria de vehículos, que incluían invasión del sentido contrario a la circulación, trompos, etc. y luego colgaba los videos en Youtube y Dailymotion. Asimismo, los agentes han imputado a otras ocho personas por los mismos hechos y todos han pasado a disposición judicial.

Estas detenciones se han producido en el seno de la llamada Operación Paragolpes, que se inició hace unos meses gracias a las denuncias recibidas en el portal de colaboración ciudadana de la Brigada de Delitos Informáticos del citado cuerpo armado.

Allí se notificó la existencia de una web en la que su titular se dedicaba a colgar vídeos con competiciones nocturnas de vehículos disputando carreras ilegales a gran velocidad y realizando todo tipo de maniobras temerarias. Unos vídeos grabados por los propios participantes mediante cámaras instaladas en los bajos de sus automóviles o en zonas interiores de los turismos empleados.

El problema para esta gente es que, al tiempo que demostraban ciertas habilidades al volante, dejaron claro que no tenían ni una sola neurona en sus cerebros ya que, gracias a estos mismos vídeos, la Guardia Civil no encontró dificultades para identificar al menos 11 vehículos, por lo que procedieron a la detención de sus dueños.

Paralelamente, el administrador de la web fue igualmente identificado y detenido, acusado de un Delito contra la Seguridad en el Tráfico. tipificado en el Código Penal ya que, además de subir los vídeos, él era el encargado de organizar las carreras ilegales e incluso llegó a entrevistar en persona a los protagonistas.

Por úlitmo, decir que se procedió a un registro en el domicilio del principal detenido y la Guardia Civil se incautó de abundante material informático, en concreto, tres discos duros y un ordenador portátil con infinidad de datos relativos a los hechos. Unos hechos por los que este impresentable y sus amigos pueden enfrentarse ahora a penas de hasta cinco años de prisión y privación del carnet de conducir de entre seis y doce años.

Fuente: Libertad Digital TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s