Todas las asociaciones del sector de la automoción en España solicitan al Gobierno la prórroga del Plan PIVE


logo-plan-pive

Que el Plan PIVE ha sido un éxito rotundo es un hecho palmario. No hay más que ver que prácticamente ha agotado los fondos previstos y ya está a punto de finalizar con casi tres meses de adelanto frente al plazo inicialmente estipulado.

Los últimos datos de ventas registrados en nuestro país, correspondientes al mes de diciembre, pese a ser tremendamente negativos, despertaron el optimismo en todas las asociaciones del sector de la automoción. Todos los responsables de las principales patronales españoles coincidieron en considerar que, de no haber existido este plan de incentivos a la compra de vehículos, las ventas de coches en España habrían cerrado el ejercicio anual con unas pírricas cifras, sensiblemente inferiores a las ya de por sí paupérrimas 700.000 unidades vendidas con las que finalizó el año 2012.

Esto ha llevado a la patronal del mundo del motor a pedirle al Gobierno español la prórroga del Plan PIVE Así pues, Faconauto, Anfac, Aniacam y Ganvam han pedido su renovación de forma unánime. Entre otras cosas porque ha reactivado de por sí el tráfico de visitas a concesionarios, algo que había caído en picado entre 2011 y 2012 y, sobre todo, porque ha frenado la peligrosa escalada de destrucción de empleo a la que el sector se hallaba inmerso desde el inicio de la crisis.

En un comunicado conjunto, las distintas asociaciones del sector en España han manifestado lo siguiente: “Este Plan ha hecho posible que el mercado alcanzara las 700.000 matriculaciones en 2012, cifra que hubiera sido muy inferior de no haberse puesto en marcha, el pasado mes de octubre. Además, las redes de distribución han mejorado ostensiblemente su situación, al verse incrementado entre septiembre y diciembre su tráfico de exposición más del 60%. Asimismo, la mejora en las ventas ha permitido romper la tendencia de destrucción de empleo”.

Añade el comunicado que “todos estos efectos positivos deberían mantenerse, e incluso potenciarse, puesto que se ha demostrado que este Plan genera crecimiento y confianza. Es bueno para la sociedad y economía española y, gracias al retorno fiscal, contribuye a luchar eficazmente contra el déficit público. Por ello, desde el sector del automóvil estamos convencidos de que un nuevo Plan PIVE significaría una inyección de confianza adicional para el consumo español y un apoyo significativo en la coyuntura económica más inmediata”,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s