concesionarios-europeos

Los datos de turismos matriculados en Europa durante el pasado mes de enero llegaron a la cantidad de 918.820 unidades. Si comparamos este dato con el registrado el mismo mes pero del año 2012 y que ascendió a 1.003.753 hemos de constatar un importante descenso del  8,5 %, que viene a confirmar el difícil estado se salud que atraviesa el sector de la automoción en el Viejo Continente.

Según informó la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), esta tendencia no viene sino a profundizar aún más en la crisis que lleva acuciando al sector que lleva más de un año ya sin levantar cabeza, puesto que en todo el año 2012 no registró ni un solo mes con datos positivos de matriculaciones.

Por territorios, si nos circunscribimos al conjunto de países de la Unión Europea, el mes de enero registró 885.189 matriculaciones que, comparadas con las 969.219 de hace un año, implican un retroceso del 8,7 %. Por su parte, en la zona euro las matriculaciones se elevaron a 824.389 unidades con el resultado de una caída interanual del 9,1 %. Sólo la zona de Europa del Este se salvó mínimamente de la quema ya que sus 60.770 matriculaciones supusieron un descenso del 2,8 %.

En cuanto a países, sólo tres dieron la talla. Por su peso específico en cuanto a unidades, destaca el ascenso del mercado en  el Reino Unido, donde las matriculaciones han subido un 11,5 % si bien destacan el 28,4 % de Estonia, el 14,5 % de Dinamarca y el 13,3 % de Bélgica.

El resto de las principales naciones europeas han sufrido caídas de mayor o menor magnitud.  Los más graves, los de Grecia y Holanda, donde el desplome del mercado es sencillamente abismal, con una caída de 34,2% y el 31,2%, respectivamente. También son reseñables las caídas de mercados como el  italiano (-17,6 %, con 113.525 unidades) o francés, que se ha despeñado un 15,1 % y 124.798 unidades. Por último hay que citar otros descensos algo menores, como el 9,6 % de España (49.671) o el sorprendente 8,6 % en Alemania (192.090).