Nuevos límites de velocidad en nuestras carreteras: Adiós a los 50 km/h en ciudad y vía libre a los 130 km/h en autopistas


WOGNUM-SNELWEG-130

El Ministerio del Interior, a través de la DGT, ha dado vía libre al anteproyecto del Real Decreto que modificará el Reglamento General de Circulación. Una reforma que tendrá como plato fuerte la sustitución de los actuales límites de velocidad en autopistas, carreteras secundarias y ciudades y que, de prosperar, ya anticipamos que no dejará indiferente a nadie.

El borrador está fechado a día 25 de febrero y plantea para automóviles y motocicletas un nuevo límite de velocidad de 120 kms/h  en vías rápidas de más de 1,5 metros de arcén, que reemplazaría al actual límite, establecido en 100 kms/h.

Por su parte, Tráfico ha abierto la posibilidad de aumentar el límite de autopistas y autovías de 120 a 130 kms/h. Eso sí, no sería de forma general ni automática sino que sólo se producirá, previa autorización de la DGT o del organismo competente para las CC.AA. que tuvieran transferidas las competencias de tráfico, de forma temporal y sólo en aquellos tramos en los que estuviese plenamente constatada su seguridad. En esos casos, ese incremento en el límite de velocidad se notificaría a través de paneles luminosos.

Ahora bien, la reforma del Reglamento de Circulación va a traer aparejados una serie de recortes en otros límites que, sin duda, darán que hablar. Por un lado, los límites de velocidad en ciudad pasarán de 50 a 30 kms/h, para calles con un solo carril y un único sentido de circulación. Pero no quedan ahí los recortes. En aquellas vías urbanas con plataforma única de calzada y acera, la velocidad quedará reducida únicamente a 20 kms/h. En el resto de vías urbanas, la velocidad seguirá siendo de 50 kms/h.

Por otro lado, las carreteras convencionales de menos de 6,5 metros de ancho, la velocidad quedará reducida , según proceda, de 90 kms/h a 70 ó 50 kms/h, en función de que exista una marca longitudal de separación en ambos sentidos. Si existiese, la velocidad sería de 70 kms/h y en caso negativo, sólo se podría circular a 50 kms/h como máximo.

Otras medidas adicionales:  Se prohíben los avisadores de radar y cinturón de seguridad para todos

La reforma ha introducido un artículo por el cual se podrá prohibir la instalación y uso de todo tipo de dispositivos de detección de radar. En la redacción actual del Reglamento de Circulación, sólo estaban prohibidos de forma expresa los llamados inhibidores de radar, esto es, aquellos aparatos que impedían la detección del vehículo por los radares a través de medios electrónicos. De hecho, su empleo se tipificó como falta muy grave, castigado con 6.000 euros y la pérdida de nada menos que seis puntos en el carnet de conducir.

Con la nueva redacción del Reglamento de Circulación, se prohíben los avisadores de radar
Con la nueva redacción del Reglamento de Circulación, se prohíben los avisadores de radar

Sin embargo, había un vacío legal en lo relativo a la utilización de los llamados detectores de radar. Unos dispositivos capaces de detectar a suficiente distancia la presencia de cualquier tipo de radar (desde fijos hasta móviles, incluyendo helicópteros, en los casos más sofisticados) y avisar a sus dueños, pero sin alterar su señal.

Pues bien, en caso de mantenerse la redacción del anteproyecto, “se prohíbe que en los vehículos se instalen mecanismos o sistemas, se lleven instrumentos o se acondicionen de forma encaminada a eludir la vigilancia de los agentes de tráfico, o que se emitan o hagan señales con dicha finalidad, así como la utilización de mecanismos de detección de radar”. De esta forma, quedan expresamente prohibidos todos los dispositivos que alerten de la presencia de radares de todo tipo, con independencia de que anulen o no su señal.

Por otro lado, la reforma contempla la eliminación de las exenciones que actualmente quedaban para el uso de los cinturones de seguridad. Ahora tanto personas con un certificado de exención por razones médicas graves o discapacitadas como taxistas, distribuidores de mercancías y conductores y pasajeros de los vehículos en servicios de urgencia, tendrán la obligación de ponerse el cinturón.

Por último, indicar que se prohibirá circular con menores de edad de estatura igual o inferior a 135 centímetros como ocupantes de asientos delanteros, con el objetivo de reducir la gravedad de las lesiones que puedan sufrir en caso de accidente. Además, los niños menores de cuatro años que utilicen sistemas de retención de los grupos 0, 0+ y I viajarán en el sentido contrario a la marcha, siempre que el dispositivo así lo prevé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s