GP de Canadá: Victoria de Sebastian Vettel por aplastamiento y gran remontada de Fernando Alonso


GP-canada-2013-podium

Interesante carrera la que hemos vivido en el Circuito Gilles Villeneuve, en la cual Sebastian Vettel se ha logrado su tercer triunfo de la temporada. Una victoria cimentada sobre una magistral sesión de calificación el sábado bajo la lluvia y en la que dominó a placer, prácticamente de principio a fin, mostrando una superioridad insultante, bajo un ritmo endiablado durante toda la prueba. Y para muestra, un botón. Su poderío y dominio fue de tal calibre que el alemán se permitió doblar incluso hasta el séptimo clasificado.

El otro gran protagonista del día ha sido Fernando Alonso, sin duda. Partiendo de una nada cómoda sexta plaza, el asturiano ha realizado una formidable remontada en la que se ha podido comprobar  una vez más que, en condiciones normales, el Ferrari sigue un punto por delante de sus rivales. Sólo Red Bull, que ahora sí parece haber llegado a una entente cordiale con los compuestos de Pirelli, se muestra ahora más fuerte que el equipo de Maranello.

Además, Alonso se encontró ayer con esa pizca de suerte que el piloto español reclamó en vísperas de la carrera, cuando un inoportuno toque entre Mark Webber y Giedo Van der Garde, favoreció la estrategia de Ferrari justo cuando el australiano, que rodaba por delante, parecía contener las acometidas del piloto español.

El tercer acompañante de Sebastian Vettel en el cajón ha sido Lewis Hamilton. El británico, además de apuntalar la enorme mejoría de Mercedes que pudimos ver ya en el pasado GP de Mónaco, ha vuelto a demostrar que se siente como pez en el agua en este trazado, en el que ya ha vencido en tres ocasiones. Tras calificar segundo, Hamilton se convirtió en el único en resistir mínimamente el empuje de Sebastian Vettel hasta que a falta de pocas vueltas para el fin y tan sólo cedió en las últimas vueltas ante el arreón final de Alonso.

Por cierto, un adelantamiento no exento tampoco de cierta polémica ya que Hamilton también tuvo sus más y sus menos con un doblado, que le perjudicó claramente, en favor del asturiano. En este caso fue Adrian Sutil el que, de forma inexplicable, entorpeció claramente la progresión del piloto de Mercedes, lo que facilitó enormemente las cosas para que Fernando Alonso pudiese llegar hasta los dominios del británico. En todo caso, viendo cómo rodaban uno y otro, no caben demasiadas dudas en que más pronto que tarde, el piloto de Ferrari habría dado buena cuenta igualmente de Lewis Hamilton, aunque desde luego no lo habría tenido tan fácil como lo tuvo.

La nota triste de la carrera ha venido dada por la noticia del fallecimiento de un comisario durante la disputa del Gran Premio, cuando fue arrollado por una grúa en el mismo momento que ayudaba al rescate del Sauber de Esteban Gutiérrez. Por el relato de los hechos todo apunta a un cúmulo de infortunios, ya que por lo visto el comisario se agachó a recoger el transmisor de radio del monoplaza del mexicano, que se había caído. En ese instante, tropezó y fue arrollado por el vehículo de recuperación.

El trabajador fue evacuado de inmediato al centro médico del circuito, desde donde fue posteriormente trasladado en helicóptero al Hospital del Sagrado Corazón, donde finalmente falleció a las 18.02, en horario local.

Análisis de la carrrera

La carrera empezó de la mejor forma posible, de manera limpia y con un sorprendente Valteri Bottas que, pese a su manifiesta inferioridad frente a los rivales contra los que debería batirse el cobre, luchando de poder a poder con los grandes. El momento del arranque respondió a lo esperado y los dos ocupantes de la primera línea, Vettel y Hamilton, se marcharon sin problemas de sus rivales. Por detrás, Webber y Bottas apenas sí podían ofrecer resistencia frente a Rosberg y Alonso. Sin embargo, tras las primeras curvas, una portentosa reacción del australiano le dejaba en tercera plaza, mientras que Bottas tenía que doblar la rodilla y caía hasta la sexta plaza

Por detrás, Raikkönen, que salía en 10º lugar tras ser sancionado con dos puestos en parrilla por una mala salida en el pitlane en la jornada del sábado- se veía encerrado y pronto se quedó sin opciones.

GP-canada-2013-race-start
Sebastian Vettel, liderando el GP de Canadá instantes después de la salida

Pronto se pudo ver cuál iba a ser la estrategia del alemán. Tirar a muerte para dejar sin opciones a sus rivales. Y así lo hizo. Con un ritmo endiablado que le llevó a hacer varias vueltas rápidas consecutivas cobró una importante ventaja que en apenas tres vueltas era ya de tres segundos con respecto a Hamilton, el único que parecía hacerle una mínima sombra al alemán, mientras que Webber, Alonso y Rosberg perdían tiempo a chorros sobre los dos de cabeza.

Por detrás Valteri Bottas trataba de alargar su minuto de gloria. Rodando en sexta posición, el finlandés exprimía a fondo su Williams pero no era suficiente para evitar un tapón colosal que motivó que Sutil perdiese los nervios y en una zona francamente complicada, a la salida de una curva se tocaba con el monoplaza del finés y acababa dando un espectacular trompo, afortunadamente sin consecuencias.

Por su parte, Felipe Massa, que había protagonizado un importante accidente en los entrenamientos de calificación, se mostró absolutamente desatado y en apenas 10 vueltas ya estaba en zona de puntos, dejándonos varios adelantamientos, en especial a Raikkönen, que nos recordaron al mejor Massa de sus primeros años de Ferrari.

Tras los primeros repostajes, las cosas siguieron como estaban, es decir, un  monólogo absoluto de Sebastian Vettel, seguido a duras penas por Hamilton mientras que la lucha por la tercera plaza se centraba entre Webber y Rosberg, al tiempo que Alonso, con sus ruedas duras, parecía querer unirse a la fiesta.

Transcurrido el primer tercio de la carrera, todos los favoritos ya habían enseñado sus cartas. Inclusive, Kimi Raikkönnen, al que ir a una parada le costó bien caro en esta ocasión. El finlandés naufragó en una suicida estrategia ya que, a diferencia de su brillante victoria en Australia, ni sus compuestos aguantaron lo previsto ni el tiempo que le quedaba por delante (casi 50 vueltas) hacía presagiar  que pudiese resistir con los duros, de ahí que en ningún momento estuvo en la pomada. A duras penas se batía el cobre con Ricciardo y los dos Force India, mientras que por delante sus rivales se iban marchando.

Paralelamente, Rosberg y Webber se habían emparejado al tiempo que Fernando Alonso, como buen pescador, aprovechaba el río revuelto para llegar a la pareja  y asi, tras varias vueltas de tanteo, el piloto de Mercedes era engullido por el Red Bull sin compasión al tiempo que Alonso no desaprovechó la ocasión y también dio buena cuenta de Rosberg. Mala elección del equipo alemán en el pitstop al elegir montar un nuevo juego de blandos…

Por delante, Vettel siguió a lo suyo, con una distancia casi insultante que ya ascendía a 15 segundos sobre Hamilton y que permitió que en la vuelta 35 doblase a Raikkönen, que estaba pasando en ese momento las de Caín con Valteri Bottas, peleando por una más que discreta 12ª posición. Hamilton, por su parte, seguía instalado en una cómoda segunda plaza, rodando a muy buen ritmo aunque inferior al de Vettel, lo que le permitía mantener una distancia prudencial con respecto a la dupla Webber-Alonso, que seguía ofreciendo un interesante duelo, que de momento, caía del lado del australiano.

Mark Webber rodaba francamente bien y, aunque Alonso achuchaba con fuerza, el piloto australiano estaba consiguiendo mantener al español a una prudencial distancia cercana al segundo. Sin embargo, en la vuelta 36 el español se encontró con un regalo inesperado de la mano de un doblado como Giedo Van de Garde. El piloto de Caterham, de forma inexplicable, ignoró las banderas azules y cuando iba a ser rebasado por el Red Bull de Webber a la salida de una curva, cerró la puerta de golpe con tal  mala fortuna que golpeó al monoplaza del australiano, cuyo alerón delantero saltaba en pedazos.

Este incidente, que le costó al holandés un Stop & Go de sanción, fue rápidamente aprovechado por Alonso que llegó con facilidad al rebufo del australiano que, pese a resistir los embates del español, acabó por entregar la cuchara en la vuelta 42, dejándole al piloto de Ferrari el camino libre hacia el pódium.

Así las cosas, todo apuntaba a un posible armisticio entre las grandes estrellas ya que Vettel seguía intratable, volando sobre el asfalto, marcando vuelta rápida tras vuelta rápida, hasta el punto que en la vuelta 43 ya había logrado doblar a Di Resta, que era octavo en ese momento. La duda era saber si Hamilton podría ver amenazada su segunda plaza porque Alonso había visto cómo Webber ya no iba a ser rival para él y los ocho segundos de diferencia que había entre él y el británico no parecían una distancia insalvable, máxime viendo cómo el Mercedes comenzaba a dar síntomas de debilidad.

Con otra pizca de fortuna a cargo de un doblado, en este caso Adrian Sutil, Hamilton se vio frenado durante más de una vuelta por el alemán -algo que le costó un drive-thru- y de nuevo Alonso, que venía con bastante más ritmo que el británico, tras varias vueltas asomando su morro por el retrovisor del Mercedes, acabó por darle caza a falta de tan sólo ocho vueltas. Hamilton, que es un hueso duro de roer, tiró de casta y trató de defender la posición, pero la superioridad mecánica del Ferrari dejó en evidencia al Mercedes y a la salida de la recta principal, Alonso logró adelantar a Hamilton sin excesivos problemas.

Fernando Alonso, protagonista de una gran remontada hoy en Montreal
Fernando Alonso, protagonista de una gran remontada hoy en Montreal

Aun así, el piloto británico -que si por algo se caracteriza es por su casta – lejos de tirar la toalla trató de plantarle batalla al español e incluso le metió el morro de su Mercedes en un par de ocasiones. Sin embargo, ante la imposibilidad de rebasar al Ferrari, a falta de cinco vueltas para el final, decidió desistir y aceptar que un tercer lugar en el cajón tampoco estaba tan mal.

A partir de ese momento, las cosas se tranquilizaron en la práctica totalidad del grupo. La única duda estaba en saber si Felipe Massa, que ya había logrado consolidar su puesto entre los 10 primeros, lograría adelantar a Kimi Raikkönen que rodaba en la octava posición. Finalmente y como era previsible, ante el empuje del brasileño, cedió su puesto y el compañero de Alonso lograba unos valiosos puntos y una meritoria octava plaza que le servía para reivindicarse mínimamente tras su fiasco en la jornada del sábado.

Lo mejor y lo peor del día

La carrera de hoy nos ha dejado como principal lectura positiva la importante mejora experimentada por Red Bull y la increíble demostración de fuerza que ha desplegado Sebastian Vettel sobre el asfalto canadiense. El piloto germano ha sido hoy una auténtica apisonadora que  no ha dado ni la más mínima opción a todos sus rivales desde el mismo momento de la salida. Una demostración de fuerza, que unida a la que desplegó en la jornada del sábado, bajo la lluvia, hacen del tricampeón el más serio aspirante a revalidar por cuarta vez el título. Ni un pero a la victoria y, aunque muchos le sigan negando el pan y la sal, ni la suerte ni el hecho de contar con un gran coche pueden empañar en modo alguno la trayectoria de un piloto que sigue haciendo historia.

Aparte de su brillante vencedor, la carrera de hoy ha tenido también varios nombres propios que merece reseñar. En primer lugar, hay que hacer referencia al más que meritorio sexto lugar de Jean-Eric Vergne y su Toro Rosso. El joven piloto francés ha logrado su mejor posición como piloto de la máxima categoría y que en apenas siete carreras ya atesora prácticamente los mismos puntos que en toda la temporada pasada. Tras un cuestionado arranque de temporada, en el que apenas había logrado arrancar un punto en las primeras cinco pruebas y había sido superado claramente por su compañero Daniel Ricciardo, el galo ha desplegado su  mejor versión y con su sexta plaza de hoy consolida la mejora mostrada en Mónaco donde finalizó en octavo lugar.

Paul Di Resta se atrevió a ir a una sola parada
Paul Di Resta se atrevió a ir a una sola parada

Por otro lado, la jornada nos deja la imagen de un pequeño gran héroe como el escocés Paul Di Resta. El piloto de Force India logró aguantar la carrera con un único cambio de ruedas y acabó en séptima plaza después de ponerle las cosas bien difíciles a Jean-Eric Vergne durante gran parte de la prueba.

Y tampoco debemos olvidarnos de Felipe Massa. El carioca nos ofreció su mejor versión. Muy agresivo, sin especular en los adelantamientos, llevó al Ferrari hasta su límite y protagonizó junto a Alonso, la mejor y más importante remontada del día, metiéndose en los puntos tras salir en 15ª posición y, sobre todo, muy cuestionado tras el porrazo del sábado, el tercer accidente serio del brasileño en apenas dos carreras.

Lo peor del día ha venido hoy ha tenido dos nombres propios: Lotus y McLaren. En primer lugar hablaré de Lotus. Muy decepcionante en términos generales la carrera de hoy del equipo de Enstone. Ni con Kimi Raikkönen ni con Romain Grosjean tuvieron ninguna opción en ningún momento. El francés ya contaba poco al quedar fuera de combate tras una horrenda jornada del sábado, en la que por vez primera no lograba pasar siquiera la Q1 y condenado como estaba a perder 10 puestos en la parrilla para hoy, lo cierto es que no dio una a derechas en todo el día.

El francés no podía con la clase media del pelotón mientras que Raikkönnen trataba de sorprender con una estrategia a una parada con el fin de hacer algo diferente. Sin embargo nada funcionó. Además de que su único pitstop fue calamitoso, con un mecánico al que se le cayó el coche del gato y tras salir con todo el tráfico por delante, la única parada se tuvo que adelantar ya que su primer juego de neumáticos duró menos de lo previsto, lo que le dejó con casi 50 vueltas por delante. De ahí que en las últimas vueltas apenas sí pudo defenderse de los ataques de Massa y acabó perdiendo también la octava plaza.

No ha sido hoy el día de Kimi Raikkonnen ni el de su equipo
No ha sido hoy el día de Kimi Raikkonnen ni el de su equipo

En otro orden de cosas, sigue sorprendiendo por decepcionante el escaso o nulo rendimiento de los dos McLaren hoy. En esta ocasión quedaron fuera incluso de los puntos y su único aliciente estuvo en ver si Button y Pérez se daban nuevamente leña entre sí. Ni siquiera eso. Hoy han sido una caricatura del equipo campeón que siempre dio guerra en este circuito, en el que habían logrado ganar las tres últimas ediciones.

Lo peor es que las perspectivas de mejora para el equipo de Woking son nulas. De ahí que Jenson Button manifestase por primera vez en esta temporada -y probablemente en su carrera- que nunca había estado tan satisfecho de poder bajarse del coche. Muy mala pinta tiene la situación de McLaren y mucho me temo que este año se le va a hacer muy largo a sus dos pilotos, en especial al ex-campeón del mundo.

En la temporada en la que se supone que Button se iba a consagrar por fin como la gran esperanza blanca, la alternativa a los grandes, ya sin la larga sombra de Lewis Hamilton sobre su cabeza, se está encontrando con un hierro rodante que a duras penas le está permitiendo luchar por entrar en los puntos. No recuerdo, de hecho, una temporada en la que la escudería británica se encuentre tan atrás en el Mundial de Constructores, actualmente sexto con tan solo 37 puntos y superado incluso por equipos como Force India, lo que dice muy poco del estado de forma de McLaren en estos momentos.

Por último, no quería dejar pasar la enésima faena de Pastor Maldonado. Hoy la ha vuelto a liar aunque afortunadamente sin consecuencias. De nuevo otra imprudencia, una pasada de frenada y un perjudicado, en este caso Adrian Sutil, que tiene que sufrir la escasa pericia o la escasez de talento del piloto venezolano. No sé qué más tiene que pasar ni en cuántas carreras más para que la FIA comience a tomarse en serio la posibilidad de retirarle la superlicencia aunque me temo que los petrodólares de sus compatriotas pesarán más que su nulidad capacidad para acabar una carrera en condiciones.

Adrian Sutil, en el momento en que es embestido por Pastor Maldonado
Adrian Sutil, en el momento en que es embestido por Pastor Maldonado

Clasificación de carrera y del Mundial

Después de 70 vueltas al Circuito Gilles Villeneuve de Montreal, el GP de Canadá finalizó de la siguiente forma:

1º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), en 1h 32′ 09”

2º) Fernando Alonso (Ferrari), a 14,4”

3º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 15,9”

4º) Mark Webber (Infiniti Red Bull), a 25,7”

5º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 1′ 07”

6º) Jean-Eric Vergne (Toro Rosso Ferrari), a 1 vuelta.

7º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

8º) Felipe Massa (Ferrari), a 1 vuelta.

9º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 1 vuelta.

10º) Adrian Sutil (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

Divertida imagen de Fernando Alonso y Sebastian Vettel en el pódium
Divertida imagen de Fernando Alonso y Sebastian Vettel en el pódium

En lo referente a la clasificación del Mundial de Pilotos hay que decir que esta nueva victoria de Sebastian Vettel le hace aún más líder del campeonato, con 132 puntos. Se aumenta la brecha con respecto a sus más directos perseguidores, en especial sobre Kimi Raikkönen. El piloto finlandés ha sido el gran perjudicado de la carrera de hoy ya que ha cedido su plaza del Mundial a Fernando Alonso. El asturiano es ahora segundo con 96 puntos, aunque su distancia en relación al tricampeón es ahora de 36 puntos. Un colchón de puntos bastante cómodo pero en modo alguno definitivo para las aspiraciones de ambos de cara al campeonato.

Quien sí parece haber perdido ritmo es Kimi Raikkönen. El piloto de Lotus continúa haciendo historia al finalizar nuevamente en los puntos por 24ª carrera consecutiva, igualando así la marca que estaba en poder de Michael Schumacher desde el año 2003. Sin embargo, los dos últimos “pinchazos” del finlandés (10º en Mónaco y 9º hoy en Canadá) le alejan de forma importante de la cabeza. Con sus 88 puntos se sitúa ya muy lejos de Vettel, al tiempo que ve cómo su otro gran rival para el título de este año, Fernando Alonso, también se le escapa en la clasificación y ya se encuentra a ocho puntos del español

Por si fuera poco, por vez primera en la temporada la plaza de Raikkönen comienza a verse amenazada, en tanto que Lewis Hamilton y Mark Webber están ahora mucho más cerca del finés en la clasificación, situándose ambos con 77 y 69 puntos, respectivamente. Y lo peor para Kimi es que hoy no tiene a quién pegar un puñetazo como el pasado GP de Mónaco como dijo que había que hacer con Sergio Pérez…

Por su parte, en lo relativo al Mundial de Constructores, las cosas no cambian demasiado por arriba. Red Bull, con 201 puntos, continúa su escalada imparable hacia su cuarto título consecutivo. La escudería austríaca se distancia aún más de Ferrari, de la que se separa ya en casi 60 puntos. La escudería de Maranello sigue en segundo lugar, con 145 puntos pero Mercedes, que parece haber encontrado por fin su sitio, se le acerca muy peligrosamente y ya es tercero con 134 puntos, superando a Lotus, que cae hasta la cuarta plaza con 114 puntos.

La próxima carrera

Ahora el Gran Circo retorna a Europa tras esta breve pero interesante cita con el continente americano. Por eso toca esperar tres semanas para volver a escuchar el rugido de los motores de los monoplazas aunque la cita promete. Llega el GP de Gran Bretaña en el mítico Silverstone, una de esas citas que todo aficionado a la Fórmula 1 tiene marcada en rojo en el calendario. Por prestigio, por historia y por solera, la carrera británica es, junto al GP de Bélgica y el GP de Italia, una de las carreras más importantes del calendario.

Detalle del actual trazado del Circuito de Silverstone
Detalle del actual trazado del Circuito de Silverstone

Circuito rápido donde los haya, tras la reforma a la que se sometió en 2010, su actual trazado es ahora de 5.901 metros y sus cuatro grandes rectas son ciertamente exigentes. Un circuito que estos últimos años ha sido territorio Red Bull de forma casi consecutiva, con tres victorias en cuatro años desde 2009 (dos a cargo de Mark Webber, en 2012 y 2010 y una para Sebastian Vettel, en 2009) Sólo Fernando Alonso -que ostenta el récord del circuito desde 2010- ha sido capaz de vencer aquí en 2011.

He de confesar que tenía absolutamente todas las dudas con respecto al funcionamiento de los Red Bull esta temporada, especialmetne en circuitos rápidos pero con la exhibición de hoy en Canadá, han quedado completamente disipadas. Esto hace que considere a Sebastian Vettel junto a Fernando Alonso, en ese orden, como principales favoritos para subir a lo más alto del pódium. Sorprende el bajón que han experimentado los Lotus, que llevan desde el GP de Eapaña en una alarmante cuesta abajo, no sólo de resultados sino también de rendimiento. Por contra, sí que veo mucho más fuerte a Mercedes, el mejor en calificación de estas últimas carreras y cuyo héroe local, Lewis Hamilton, cuenta con muchas opciones para repetir el pòdium vivido hoy en Montreal.

2 comentarios sobre “GP de Canadá: Victoria de Sebastian Vettel por aplastamiento y gran remontada de Fernando Alonso

  1. Quiero empezar mi comentario, querido amigo, diciendo Gracias, Gracias, Gracias. No sé cuándo lo has puestos, pero hasta hoy no me había dado cuenta de tu referencia a mi sitio, y me encanta eso de que es “una forma diferente de ver la Fórmula 1, con una sonrisa en los labios”.
    Creo que hoy coincidimos en casi todo, salvo que yo olvidé mencionar la gran carrera de Vergne, y en que aunque reconozco el mérito de Massa, yo tengo la sensación de que el brasileño está empezando a ser visitado por fantasmas del pasado con sus tres accidentes consecutivos, y que eso le va a hacer mella en su ánimo y en su conducción.
    De McLaren y Lotus parece que nos hemos leído mutuamente el pensamiento, muy similares nuestras opiniones, como podrás comprobar cuando visites “mi rincón” que, como bien sabes, es tu casa.
    Genial la crónica, no tienes ni idea de lo mucho que aprendo leyéndote.
    Un fuerte abrazo, Diego.
    Jesús
    @jemarey43 #PasiónxlaF1

    Me gusta

    1. Lo primero de todo, gracias a tí y es un verdadero placer poder hacer mención a tu blog, en el que tan bien me lo paso y que tan buenos momentos me ha dado. Por todo, por su agradable lectura, por los temas que tocas y sobre todo por la libertad que dejas a aquellos que, como yo -en plan mosca cojonera- a veces no comparte lo que piensas. Eso, en los tiempos que corren, es mucho más de lo que se puede pedir. Es difícil hacer sentir a uno como en su casa, como lo haces en tu blog conmigo. De ahí que el agradecido sea yo.

      Dicho esto, he de confesar que me agrada mucho coincidir con tus sensaciones. Inclusive con lo de Massa, por más que esa sensación que tú tienes es algo que llevo pensando desde que volvió en 2010 tras su gravísimo accidente en Hungría.’09. Aquello, junto al hecho de perder un Mundial en la última curva como le había pasado apenas un año antes marca y mucho a una persona. Si a eso le unes sus carencias, que las tiene y muchas no es de extrañar que se sienta más inseguro, especialmetne ahora que ha sufrido tres porrazos serios seguidos.

      Aún así, la carrera que hizo fue de mucho mérito. Salir creo recordar que 16º y calificar 8º es una gran remontada y estuvo torero y valiente en todo momento. Lo cual, aparte de decir mucho de Massa lo hace también del Ferrari…¿No crees?

      Un abrazo y seguimos en contacto.

      Me gusta

Responder a Diego J. Montero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s