GP de Gran Bretaña: Rosberg vence, Pirelli pierde


GP-Gran-Bretana-2013-podium
Ya he dicho en más de una ocasión que cuando los neumáticos son los protagonistas y no los pilotos en esto de la Fórmula 1 es porque se está haciendo algo mal por parte de Pirelli, como suministrador único pero también por parte de la FIA y la FOM, que no dan con la tecla. La carrera de hoy, que ha ganado brillantemente Nico Rosberg  -logrando su segunda victoria del año- ha estado marcada por una serie de incidentes graves en los que ha habido un denominador común. El reventón de los neumáticos y la consiguiente puesta en riesgo de la integridad física de los pilotos.

Mientras Pirelli está buscando desesperadamente una explicación a lo ocurrido hoy sobre el asfalto de Silverstone, durante la carrera hemos podido ver cómo el neumático trasero de hasta cuatro coches distintos saltaban por los aires, a los que habría que añadir otro monoplaza más, el de Sergio Pérez, que vio ayer durante los entrenamientos cómo su neumático trasero izquierdo reventaba sin ningúna explicación aparente. Incluso Sebastian Vettel estuvo a punto de explotar, Sólo la perspicacia de Adrian Newey y su equipo evitaron males mayores, mandando a boxes al alemán cuando se percataron del pésimo estado de sus compuestos, cuando éstos estaban a punto de reventar por su mal estado.

Por si fuese poco, la carrera ha estado plagada de problemas que han motivado a una serie de remontadas, algunas como la de Hamilton o Webber, e incluso de la Alonso, que podrían ser consideradas como épicas. De hecho, el segundo clasificado, Mark Webber -que el mismo jueves había anunciado su despedida de la Fórmula 1- ha logrado pasar de un 14º puesto en la salida a esa meritoria segunda plaza. Por su parte, el tercero en discordia, Fernando Alonso, ha olvidado sus problemas de neumáticos y fiabilidad del viernes y el sábado y ha logrado protagonizar una gran remontada, tras salir desde el noveno puesto de la parrilla.

El úlitmo gran destacado ha sido Lewis Hamilton, ante cuya memorable carrera hay que descubrirse. Ha finalizado cuarto -a escasas milésimas de Alonso- pero es que el piloto británico fue el primero en sufrir un reventón cuando comandaba la carrera. Tras llegar a duras penas a boxes sobre tres ruedas, con medio coche triturado y sin KERS, logró remontar de forma espectacular, quedándose como digo a escasa milésimas de un más que merecido pódium.

La cruz ha venido esta vez para el tricampeón Sebastian Vettel. Cuando lideraba la carrera con cierta comodidad, a falta de 10 vueltas para el final, se rompió la caja de cambios de su Red Bull RB9 y ha tenido que abandonar, con lo que la clasificación del Mundial de Pilotos se aprieta y recupera cierta emoción.

Análisis de la carrera

La salida fue limpia y, tal y como se esperaba, Hamilton defendió bravamente su pole y Rosberg cedió su posición ante el empuje de Vettel. Por detrás, un mar de nervios dejaban una nueva pésima salida de Webber y Raikkönen, en especial del australiano, que caía hasta la octava plaza. Allí quedó encerrado y cuando trató de escapar, fue embestido por . El Red Bull se salía de pista y Webber descendió hasta la 14ª posición y en medio de un tremendo embotellamiento.  Por su parte, Alonso tampoco pudo remontar ya que también se vio encerrado por el tráfico y por el empuje de su compañero Felipe Massa, que adelantó a todos como un misil y se coló entre las primeras plazas de forma sorprendente.

Así, pronto las cosas empezaron a obedecer al guión más o menos previsto. Hamilton tratando de poner algo de tierra de por medio con respecto a Vettel, que venía con el ímpetu de un búfalo a ponerle las cosas difíciles y con Rosberg, en tierra de nadie, mientras rodaba en una cómoda tercera plaza. Por detrás, Alonso ascendía posiciones, tras rebasar sin demasiados problemas a Raikkönen y a Ricciardo. Por su parte, Massa, absolutamente desatado, se batía el cobre en un más que honrosa quinta posición.

Nadie se podía imaginar que en la octava se iba a abrir la Caja de Pandora. De la misma forma y prácticamente en el mismo sitio que apenas un día antes le había reventado el neumático trasero derecho a Sergio Pérez durante la Q2, Lewis Hamilton sufría un espectacular reventón que daba al traste con sus opciones de triunfo. Es más, pocos daban un euro por la continuidad del británico en carrera ya que el Mercedes, que tuvo que dar casi toda una vuelta sobre tres ruedas, parecía haber quedado francamente tocado, especialmente en la suspensión trasera y en el fondo plano.

Momento en el que Lewis Hamilton sufre el reventón de su rueda trasera
Momento en el que Lewis Hamilton sufre el reventón de su rueda trasera

De esta forma, y casi sin querer, Sebastian Vettel se encontró con el liderato de la prueba y comenzó a hacer lo que mejor sabe. Tirar con todas sus fuerzas y despegarse del resto para tener una carrera tranquila. Y así lo hizo. Pronto puso pies en polvorosa y en seguida abrió brecha con respecto a Rosberg, su más inmediato perseguidor.

Sin embargo, el “festival” de Pirelli no había hecho más que empezar. Apenas dos vueltas más tarde, Felipe Massa se salió de la pista mientras intentaba atacar a Adrian Sutil. De nuevo, un reventón prácticamente idéntico al que había sufrido Hamilton minutos antes, solo que en la rueda trasera izquierda  acabó de raíz con las escasas opciones de podium para el brasileño.

En este momento se empezaron a encender todas las luces de alarma en el paddock y rápidamente empezaron a pasar por boxes la mayor parte de los pilotos, en previsión de males mayores. El primero en pasar fue Fernando Alonso que, alarmado por lo que le acababa de ocurrir a su compañero, fue llamado a capítulo por Ferrari y, por lo que se pudo saber después, con bastante acierto puesto que los compuestos de su monoplaza estaban en un estado tan calamitoso que muy probablemente y a no tardar mucho, e habría costado un disgusto al piloto asturiano.

Pero lejos de calmarse los ánimos, y con Fernando Alonso en cuarto lugar, por detrás de Vettel, Rosberg y un sorprendente Sutil, un tercer monoplaza sufría un reventón similar al de Hamilton y Massa. En la vuelta 15 saltaba por los aires el neumático delantero izquierdo del Toro Rosso de Jean-Eric Vergne cuando defendía su sexta plaza frente al empuje de los Lotus de Grosjean y Raikkönen.

Esto provocó que Charlie Whiting tomase la determinación de dar salida al Safety Car a la pista, entre otras cosas, para que alguien pudiese encontrar una explicación mínimamente a la plaga de reventones que estaban produciéndose en los compuestos que Pirelli había traído hoy a Gran Bretaña. Un Safety Car que permaneció nada menos que seis larguísimas vueltas, mientras que se empezaba a deslizar que una posible explicación a tanto desastre podría venir de un piano en mal estado que hubiese producido algún tipo de daño en los neumáticos y su posterior desintegración.

El Safety Car durante su primera salida a pista
El Safety Car durante su primera salida a pista

Relanzada la carrera en la vuelta 22, Vettel no quiso sorpresas y enseguida se distanció de sus rivales y tras dos vueltas soberbias, había conseguido meter más de dos segundos a Rosberg. Mientras tanto, Alonso trataba de atacar a Adrian Sutil y Webber y Hamilton, luchaban a brazo partido para mejorar sus posiciones.

Tras unos minutos de tranquilidad, sólo alterada por los ataques de Hamilton -que a mitad de carrera ya estaba noveno, por detrás de Paul Di Resta- asistimos a una nueva tanda de cambios de ruedas, que a la postre sería decisiva, en especial para Alonso y sobre todo para Kimi Raikkönen. Con Sutil por detrás del español, Fernando Alonso se asentaba en la quinta plaza mientras que Raikkönen, que había decidido aguantar hasta al final trataba de aguantar el empuje del Ferrari del asturiano.

Sin embargo, las cosas se tornaron oscuras para el español cuando un desatado Mark Webber daba buena cuenta del Ferrari y se iba lanzado a por el Lotus del finlandés cuya arriesgada apuesta empezaba a pasarle factura. Por delante, mientras tanto, todo apuntaba a un nuevo triunfo de Sebastian Vettel, que mantenía una cómoda ventaja de tres segundos sobre Rosberg hasta que de forma sorprendente y, a falta de tan sólo 10 vueltas para el final de la carrera, la caja de cambios del Red Bull RB9 del alemán rompía, con tan mala fortuna que el monoplaza del campeón germano se quedaba clavado casi en mitad de la pista, en plena recta de meta.

Esto motivó la salida a pista de nuevo del Safety Car, momento que aprovecharon Rosberg y Webber para entrar a realizar sus últimos pitstops.  Cuando se relanzó la carrera en la vuelta 46, Fernando Alonso, que acababa de entrar se encontró de repente en un inoportuno octavo lugar, por detrás de los McLaren de Button y Pérez- Esto motivó que el español tuviese que emplearse a fondo para adelantar a los dos monoplazas británicos. De hecho, Alonso pudo deshacerse sin demasiados problemas de Jenson Button.

GP-Gran-Bretana-2013-Vettel-KO
El alemán Sebastian Vettel, instantes después de abandonar la carrera

Sin embargo, héte aquí que de nuevo los compuestos de Pirelli asumieron un inesperado protagonismo cuando, una vez más -y por cuarta vez en la carrera- el neumático trasero izquierdo, en este caso del McLaren de Pérez, saltaba por los aires justo cuando el español trataba de rebasar al mexicano. Una circunstancia que pudo ser dramática ya que la banda de rodadura del neumático del McLaren estuvo a punto de impactar directamente sobre la cabeza de Alonso, algo que milagrosamente no se produjo pero que provocó el abandono de Pérez.

Por delante, Webber lograba dar caza a Sutil, cuyos compuestos habían dicho basta mientras que Ricciardo, que rodaba en una inesperada sexta plaza poco podía hacer para oponer resistencia al empuje del Ferrari de Alonso. Una maniobra en la que Hamilton, que venía sin KERS pero absolutamente desatado, se coló entre el español y el australiano y su Mercedes se convirtió entonces en la sombra de Alonso.

Mientras que Rosberg parecía asegurar su victoria, las cosas por detrás estaban aún por decidir. A falta de tres vueltas para el final, Sutil, que seguía descomponiéndose, cedió su posición a Alonso  y Hamilton mientras que el Lotus de Raikkönen empezaba a hacer agua. Los neumáticos de su monoplaza ya no daban más de sí y, contra todo pronóstico, entregaba la cuchara a Alonso, primero, y a Hamilton, instantes después, al tiempo que Rosberg veía asomarse peligrosamente al Red Bull de Webber por el retrovisor. Sin embargo ya no dio tiempo para más sorpresas y, aunque con más apuros de los previstos, la bandera a cuadros cayó sobre el Mercedes por segunda vez esta temporada sin que ni Webber, que ya estaba prácticamente encima, pudiese darle alcance. Como tampoco pudo hacerlo un increíble Lewis Hamilton, que estuvo en un tris de dar caza al Ferrari de Alonso.

Lo mejor y lo peor del día

La carrera de hoy ha tenido muchos protagonistas positivos. Podríamos hablar del carrerón de Daniel Ricciardo, que vuelve a dejar a un Toro Rosso en los puntos. O la gran remontada de Paul Di Resta o la gran carrera de Sutil, arruinada al final por el desfallecimiento de sus neumáticos. Pero si hay que destacar algo del día de hoy es el tesón y la voluntad de Lewis Hamilton, Mark Webber, Fernando Alonso y, por qué no decirlo, de Felipe Massa.

Aun así, de todos ellos, mención aparte merece el piloto de Mercedes. El británico, que partía desde la pole y era líder destacado, tuvo que sufrir en sus propias carnes toda suerte de desgracias. Primero, el reventón de su neumático que le relegó a la última posición cuando apenas se llevaban unas pocas vueltas disputadas. Luego, para más inri se quedó sin KERS. Y sin embargo, no sólo logró meterse en zona de puntos sino que incluso y por bien poco, estuvo a punto de lograr la machada de subir al pódium.

Magnífica carrera de Mark Webber, protagonizando una gran remontada
Magnífica carrera de Mark Webber, protagonizando una gran remontada

Otro que también merece ser destacado por su gran carrera ha sido el “cesante” Mark Webber. Pese a una pésima salida, plagada de incidentes incluyendo un toque y una salida de pista, que le relegaron hasta la 14ª plaza, fue recuperando posición tras posición hasta acabar echándole el aliento en la nuca a Nico Rosberg, del que acabó muy cerca. En definitiva, un más que meritorio segundo puesto que, visto lo visto, seguro que le ha sabido a triunfo al bueno de Webber.

Por último, muy buenas las carreras hoy de Massa y Alonso, casi por ese orden. Alonso había calificado 10º, logró ganar una plaza en la parrilla tras la descalificación por irregularidades en el peso del Force India de Paul Di Resta, por lo que salió en noveno lugar y acabó tercero tras una buena carrera. El Ferrari rindió a plena satisfacción, a pesar de las dudas que su rendimiento había generado tras las sesiones de libres del viernes y la pésima clasificación del sábado. Sin embargo, quien ha mostrado su mejor cara ha sido Felipe Massa.

El brasileño partía de una incomodísima 11ª posición y, sin embargo, en apenas dos vueltas era quinto. Luego tuvo que sufrir una aparatosa salida de pista tras sufrir un reventón casi idéntico al de Hamilton y aun así, protagonizó una gran remontada que le hizo pasar del 22º puesto al sexto al final de la carrera. Muy bien por el carioca.

La cruz de la carrera ha venido por parte de Pirelli, sin ninguna duda. Los reventones de hoy, unidos al sufrido por Sergio Pérez el sábado son del todo punto inaceptables. Hoy la integridad de los pilotos ha corrido serio peligro, sin ningún lugar a la duda, en especial la de Fernando Alonso, del que el propio Christian Horner ha dicho que está vivo de milagro. Pero si los compuestos de hoy han sido inaceptables, más inaceptables y ridículas han sido las explicaciones que dieron, al menos en un primer momento, cuando echaron la culpa a un piano en mal estado, que habría castigado los neumáticos de Hamilton, Vergne, Massa y, en menor medida de Vettel o Rosberg.

Detalle de la parte trasera del Toro Rosso de Vergne tras reventar su rueda
Detalle de la parte trasera del Toro Rosso de Vergne tras reventar su rueda

Parece que el futuro de Pirelli está más en el aire que nunca. Con la renovación de su contrato como suministrador único aún sin firmar con la FIA, este affaire, junto al polémico asunto de los entrenamientos “discretos que no secretos” de Mercedes en Montmeló, puede ser la puntilla para el fabricante italiano. Si además se confirma lo que ha publicado el diario Marca sobre el hecho de que los compuestos que Pirelli trajo a Silverstone no se corresponde a lo previsto y que el fabricante transalpino cambió sin previo aviso los compuestos.

Al parecer las investigaciones llevadas a cabo por los técnicos de Sauber y McLaren con los trozos de neumático recogidos en el asfalto podrían confirmar que no eran los mismos que habían anunciado que iban a traer para la carrera de hoy. Según se ha podido saber, los compuestos de hoy llevarian una estructura diferente a los anteriores, al añadirles presuntamente una capa de kevlar sobre la estructura de acero con el fin de evitar el sobrecalentamiento.

Presuntamente, nadie en Pirelli habría informado ni a la FIA ni a los equipos de este cambio y se montaron sin unos tests mínimamente serios y solventes, de ahí que toda esta maniobra acabase en el desastre que pudimos ver en la carrera. De inmediato, el máximo responsable de Pirelli, Paul Hembery lo ha desmentido pero la investigación sigue abierta y, de confirmarse la gravedad de este extremo, espero que la FIA y los propios equipos tomen cartas en el asunto y rueden cabezas.

De momento, Red Bull ha pedido la vuelta a los neumáticos de 2012, como primera providencia. Sin embargo, la cercanía de los próximos Grandes Premios (Alemania y Hungría, que se disputarán en menos de un mes), haría inviable esta petición, al menos hasta después del parón de agosto ya que la fábrica de Pirelli en Turquía no estaría preparada para preparar y abastecer de este tipo de compuestos a los equipos con tan poco espacio de tiempo. En todo caso, la polémica está servida.

Clasificación de carrera y del Mundial

Tras 52 apasionantes vueltas al siempre mítico circuito de Silverstone, la carrera finalizó de la siguiente forma:

1º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h 32′ 59”

2º) Mark Webber (Infiniti Red Bull), a 0,1”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 7,1”

4º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 7,7”

5º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 11,2”

6º) Felipe Massa (Ferrari), a 14,5”

7º) Adrian Sutil (Force India Mercedes), a 16,3”

8º) Daniel Ricciardo (Toro Rosso Ferrari), a 16,5”

9º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 17,9”

10º) Nico Hulkenberg (Sauber Ferrari), a 19,7”

Nico Rosberg, exhibiendo el trofeo que le acredita como ganador de hoy
Nico Rosberg, exhibiendo el trofeo que le acredita como ganador de hoy

Pese al abandono de Sebastian Vettel, el tricampeón sigue liderando de forma bastante cómoda la clasificación del Mundial de Pilotos, con 132 puntos. Quien se acerca un poco más al alemán es Fernando Alonso, que se afianza en la segunda posición del campeonato con 111 puntos, mientras que Kimi Raikkönen continúa en tercera plaza con 98 puntos y sigue haciendo historia. El finlandés ha batido el récord de carreras puntuando consecutivamente que, hasta hoy, estaba en poder de Michael Schumacher al lograr finalizar en los puntos por 25ª carrera de forma ininterrumpida.

Por detrás se aprieta la clasificación, con Lewis Hamilton, Mark Webber y Nico Rosberg, con 89, 87 y 82 puntos, respectivamente, acercándose peligrosamente a Raikkönen, aunque todavía muy lejos de los dos grandes favoritos para el Mundial, como son Vettel y Alonso.

Por su parte, seguimos sin cambios en el Mundial de Constructores. Continúa liderando el campeonato Red Bull de forma destacada, con 219 puntos. Más apretada está la lucha por la segunda plaza. De momento domina Mercedes, con 171 puntos mientras que Ferrari se ha de conformar con la tercera plaza, aunque por muy poco, con 168 puntos, a tan sólo tres del fabricante alemán.

2 comentarios sobre “GP de Gran Bretaña: Rosberg vence, Pirelli pierde

  1. Aquí me tienes una vez más, querido Diego, dispuesto a que tu cuentakilómetros engorde unos número, je je je.
    Impecable disección de la carrera, como siempre, y nuestras discrepancias, las de siempre.
    Ni creo que Massa lo esté haciendo tan bien ni creo que el F138 sea tan bueno, porque el hecho de que sea el mejor coche que ha hecho Ferrari en los últimos 4 años no oculta el hecho de que siguen fallando en la evolución del mismo, y mientras Mercedes y Red Bull han apretado mucho, los de Maranello se han estancado, ahí están las declaraciones de Stefano y Fernando.
    Sí me parece muy destacable el carrerón de Webber y Hamilton: ambos se batieron el cobre como jabatos, y en el caso del australiano ya lo digo en mi Ríncón, creo que la liberación que le ha supuesto anunciar que deja el nido de víboras en el que se haya desde hace años le va a hacer dar mucho espectáculo en lo que resta de temporada.
    A Hamilton, a poco que la suerte lo acompañe, lo veo luchando por el mundial.
    Un placer compartir contigo mi #PasiónxlaF1.
    Un fuerte abrazo.
    Jesús. @jemarey43

    Me gusta

    1. Tu presencia, como se decía en aquel viejo anuncio de Anís La Castellana, siempre agrada… Me encanta contar con tus comentarios en ésta que es tu casa, como espero no haga falta que te diga.

      Un abrazo y poco más que añadir…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s