Mantener un vehículo híbrido cuesta tres veces más que uno convencional


Toyota-Hybrid-logo

Los coches alimentados por energías alternativas, especialmente los eléctricos y los propulsados por motores híbridos no han logrado arraigar en nuestro mercado es un hecho. A los datos de matriculación de cada mes nos remitimos, en los que este tipo de vehículos apenas sí vienen representando un 1% del mercado español.

En el caso de los vehículos eléctricos, el problema de su escasa implantación está no sólo en la escasez de puntos de recarga, lo escaso de la autonomía de sus baterías y el elevadísimo precio de los propios coches, pese a las ayudas gubernamentales.

Sin embargo, dentro de este tipo de vehículos dotados de un sistema de propulsión diferente, el mercado de los coches híbridos cuenta con cierto predicamento en el mercado. Quizás porque su precio no es tan desmesurado que el de un coche 100% eléctrico (prácticamente al mismo nivel que el de sus hermanos de gama con motores térmicos) y porque su propio sistema de propulsión, que no precisa de recargas externas, le ha hecho ganarse un hueco -aún bastante pequeño- entre las preferencias del público.

Pero todavía son  muchos los hándicaps que hacen que este tipo de coches no hayan cuajado en el mercado nacional. Quizás el principal viene dado por lo elevado de su mantenimiento. Así lo recoge el estudio “Vehículo y ahorro según motorización” de la consultora Audatex, que explica que a partir del sexto año, que es cuando se requieren más revisiones periódicas y sustituir piezas de desgaste, mantener un coche con motor híbrido cuesta la friolera de 3.200 euros al año de media frente a los 1.156 del eléctrico. Una bicoca sin duda para los talleres pero un auténtico castigo para el bolsillo de sus propietarios.

Por otra parte y, contrariamente a lo que podría parecer en un primer momento, los motores 100% eléctricos resultan bastante más baratos de mantener. Así, si los comparamos con las motorizaciones tradicionales, mantener un coche eléctrico es un 44% más barato que uno de gasolina (2.038 euros) y el 46% respecto a un diésel (2.143 euros).

Esto se debe en parte a su menor componente mecánico, por lo que operaciones como el cambio de aceite, filtro de combustible o correa de distribución no son necesarias.

En este sentido, el informe de Audatex indica que un coche eléctrico sólo necesita una pequeña revisión cada 5.000 horas, período de tiempo en el que uno de combustión habría realizado 50.000 kilómetros y precisado, por ejemplo, unos cinco cambios de filtro de aceite.

Respecto a los neumáticos, el estudio de Audatex indica que el gasto en cubiertas de un eléctrico duplica al de un híbrido. El motivo es evidente ya que, salvo extrañas excepciones, el uso al que suelen estar destinados los coches eléctricos es generalmente urbano y sin muchas exigencias mientras que los coches híbridos, por su propia naturaleza, suelen estar sometidos a la misma utilización que un coche equipado con motor térmico.

2 comentarios sobre “Mantener un vehículo híbrido cuesta tres veces más que uno convencional

  1. si, en comparativa con datos económicos creo que hay una politica de desperestigio. como le vas a decir a una familia que compren uno electrico o híbrido si se anda apurado para llegar a fin de mes… Yo creo que hay tecnología suficiente para hacer este tipo de vehículos para grandes consumidores, pero está el monopolio del petróleo por medio. Más información en cultura de la movilidad…. http://www.prestigeelectriccar.com
    gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s