El Cuentakilómetros con Galicia


galicia-dolor

Cuando uno tiene que vivir una catástrofe como la que vivimos ayer, un accidente que ha sacudido a todo un país y en el que 80 compatriotas se han dejado dramáticamente sus vidas sobre las vías de un tren, poco o nada importa.

Ayer, a las 21:42 un tren Alvia que viajaba en dirección a Santiago de Compostela, en vísperas de su día grande, descarriló desatando el apocalipsis sobre las vías y tiñendo de sangre y dolor todo un país.

Pese a que hay dos investigaciones ya abiertas, todo apunta a un exceso de velocidad, un estúpido e inexplicable exceso de velocidad, la que segó de raíz nada menos que 80 vidas y ha dejado a casi 180 personas heridas, muchas de ellas de extrema gravedad y por cuyas vidas aún se teme seriamente. Esa causa que parecía sólo reservada a nuestras carreteras y que tantas vidas se cobra al año ha sido la que, en este medio tan tecnológicamente dotado y seguro como es el ferrocarril, ha traído la muerte a Galicia y, por extensión, a toda España.

En la curva de A Grandeira, apenas a tres kilómetros de la capital gallega, el tren entraba a una velocidad de 190 kms/h cuando las señales de la vía limitaban la velocidad apenas a 80 kms/h. El desastre fue inevitable, el descarrilamiento fue brutal y los vagones, como si fuesen de papel, especialmente los últimos, salían despedidos impactando contra un muro de hormigón. Incluso uno de los vagones saltó por encima de un talud de cinco metros y, en concreto el último de ellos, quedaba reducido a un amasijo de hierros.

Los datos helaban la sangre, el número de muertos no ha parado de crecer desde anoche y la consternación y el dolor se extendió no sólo por Galicia sino por toda España. Un drama, convertido en el accidente ferroviario más grave de la historia reciente de España, que ha llenado de pesar toda la geografía española y al que nosotros no hemos querido ser ajenos, aportando nuestro modesto granito de arena.

Por eso, desde aquí sólo podemos expresar toda nuestra solidaridad y nuestro pésame hacia todas las víctimas y familiares y sumarnos a todas las muestras de dolor que, desde todos los órdenes de la vida, han venido expresando ante esta enorme tragedia.

Ni siquiera el mundo del deporte y, en concreto, del motor se ha mantenido al margen y muchos han sido nuestros deportistas los que, por distintos medios han expresado su pesadumbre y su solidaridad con las víctimas. De todos ellos, destacaremos las sentidas palabras manifestadas hoy por Fernando Alonso, cuyas declaraciones suscribimos del punto a la raya.

Así, después de manifestar su pesar por lo ocurrido, el piloto asturiano, muy afectado, dijo: «Hay días que te vas a la cama en pensando en tus pequeños problemas y cuando sucede algo como el accidente de Santiago, te das cuenta de lo estúpido que te puedes llegar a sentir. De lo egoísta que se puede llegar a ser y de qué es lo realmente importante en la vida. Mis pensamientos están con todas las familias y con los afectados».

«Vamos a poner un empeño especial este fin de semana. No creo que podamos llevar ninguna alegría ante algo como esto, pero será una manera de dedicarles el mejor esfuerzo del que seamos capaces a todos ellos», añadió el piloto de Ferrari.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s