Peugeot incorpora la tecnología Grip Control al nuevo Peugeot 2008


El nuevo Peugeot 2008, primero de la gama en equipar Grip Control

La tecnología Grip Control es el sistema de optimización de la motricidad del coche en condiciones de baja adherencia, como hierba mojada o barro y que ha sido incorporada al nuevo Peugeot 2008, el SUV compacto de la marca del León.

Esta tecnología actúa sobre la tracción de las ruedas delanteras, dosificando el par motor entregado y el frenado en función del terreno. Actúa en combinación con los neumáticos M+S de 17” y la altura libre al suelo de 16.5 centímetros del nuevo 2008.

Este sistema puede ser activado independientemente de las condiciones del suelo ya que el Grip Control se controla a través de un mando giratorio situado en la consola central. Desde aquí, el conductor puede elegir entre uno de los cinco modos de uso disponibles, según los cuales limita la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestiona el frenado, en función de las necesidades que ofrezca el terreno.

Así pues, el conductor determina en todo momento si permite que el sistema actúe de forma inteligente, a través del modo Standard, o si selecciona manualmente, -mediante el mando giratorio-, el modo que desee emplear, en función del contexto.

El Grip Control de Peugeot se activa desde el propio salpicadero
El Grip Control de Peugeot se activa desde el propio salpicadero

El modo Standard se destina a condiciones de carretera normales, sin problemas de adherencia. El modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas motrices a las condiciones de adherencia existentes. Cuando el coche supera los 50 km/h el sistema pasa automáticamente al modo Standard.

Por su parte, el modo Todocamino permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como barro o hierba húmeda. Asegura el arranque del vehículo en estas condiciones transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado, se adapta perfectamente a la circulación en pistas y se mantiene activo por debajo de 80 km/h.

El modo Arena mantiene el deslizamiento de las dos ruedas motrices simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado en la arena. Este modo funciona hasta a 120 km/h y cambia a modo Standard si se supera esa velocidad.

Por último, está el modo ESP OFF, por el cual se desconectan totalmente tanto el ESP como el Grip Control, hasta 50 km/h, y se gestiona la motricidad de manera autónoma.

El Grip Control no precisa de elementos mecánicos para su funcionamiento, sino que funciona gracias a la aplicación de una serie de elementos electrónicos en el vehículo, Esto da lugar a una de las principales ventajas de esta tecnología como es el no incremento del peso del nuevo Peugeot 2008, lo que permite su disfrute sin que lleve aparejado un aumento del consumo de combustible.

Este sistema está disponible de serie en el nivel de acabado Allure para las motorizaciones 1.6 VTi 120 CV de gasolina y 1.6 e-HDi 92 CV y 1.6 e-HDi 115 CV, de gas-oil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s