El nuevo Mazda6 acaba de recibir cinco estrellas en el Euro NCAP, la máxima calificación posible. El organismo europeo ha distinguido la innovadora carrocería SKYACTIV-Body y su tecnología de absorción de impactos, así como la gama de tecnologías de seguridad activa i-ACTIVSENSE de ayuda al conductor.

El Mazda6 se convierte así en en el cuarto modelo de la marca japonesa que consigue las cinco estrellas del Euro NCAP tras la anterior generación del Mazda6, el  Mazda3 y el CX-5.

El nuevo Mazda6, distinguido con cinco estrellas Euro NCAP
El nuevo Mazda6, distinguido con cinco estrellas Euro NCAP

Las puntuaciones de cada categoría se determinan en base a diversas pruebas de accidentes, incluyendo un impacto frontal a 64 km/h, un impacto lateral con otro vehículo a 50 km/h, un impacto lateral contra un poste a 29 km/h y un impacto con un peatón a 40 km/h. Asimismo, Euro NCAP también evalúa el sistema de control electrónico de estabilidad o ESP. En todas estas pruebas el Mazda6 obtuvo las máximas puntuaciones tanto en su versión sedán como en la familiar.

Por otra parte, las calificaciones en protección del ocupante adulto, protección del ocupante infantil y sistemas de asistencia de seguridad sus puntuaciones fueron del 92%, 77% y 81% respectivamente. Unos resultados que superan ampliamente los mínimos del 80%, 60% y 65% que estas categorías requieren para obtener la valoración global de cinco estrellas. Finalmente, el Mazda6 también obtuvo un 66% en el apartado de seguridad para los peatones, uno de los mejores resultados obtenidos en Europa entre los vehículos analizados este año.

Por último, el nuevo Mazda6 está equipado con la revolucionaria tecnología SKYACTIV y fue el primer modelo de la marca en incorporar el freno regenerativo i-ELOOP, desarrollado en exclusiva por el fabricante japonés. Además de más potente y más ecológico que nunca, la berlina de Mazda también es más ligera y resistente, gracias a la utilización de aceros de resistencia ultra alta y a una serie de innovaciones estructurales que contribuyen a aumentar su seguridad pasiva. Todo ello complementado por el sistema i-ACTIVSENSE basado en sensores, que ayudará a prevenir accidentes en primer lugar, así como a reducir su gravedad, en el caso de que se produzcan.