María de Villota, hallada muerta en un hotel de Sevilla


Resulta casi imposible de creer, especialmente cuando la triste protagonista de esta noticia es alguien tan querida y llena de vida como lo era María de Villota.

María de Villota, hallada muerta en un hotel en Sevilla
María de Villota, hallada muerta en un hotel en Sevilla

Sin embargo, y cuando los ojos del mundo del Automovilismo estaban puestos en Suzuka, justo cuando los monoplazas estaban saliendo a pista para afrontar la segunda tanda de entrenamientos libres, a primera hora de la mañana de hoy nos llegaba desde Sevilla una noticia que nos ha helado la sangre.

En concreto, a eso de las siete y media de la mañana de hoy, María de Villota era encontrada muerta en la habitación del Hotel Sevilla Congresos de la capital hispalense, en el que se encontraba hospedada.

La ex-piloto, de 33 años, tenía previsto ofrecer hoy una conferencia, al hilo de una serie de jornadas denominadas “Lo que de verdad importa”, presididas por el Alcalde de Sevilla, Además tenía previsto presentar el próximo lunes su libro. Un libro que, paradojas de la vida, se llama “La vida es un regalo” y que la madrileña había publicado recientemente.

Al parecer, sus acompañantes se alarmaron porque no respondía a las llamadas. En ese momento avisaron al Servicio de Emergencias del 112 sevillano, que se personó en el hotel. Allí, desgraciadamente, sólo pudieron certificar el fallecimiento de María de Villota.

A esta hora no hay ningún dato que permita saber el motivo de su fallecimiento pero las primeras estimaciones hablan de que llevaba al menos una hora muerta y no hay evidencias ni de muerte violenta ni de suicidio, por lo que todo apunta a una muerte por causas naturales.

El cuerpo de María ha permanecido en la habitación del hotel, a la espera de su levantamiento por parte del juez y el congreso en el que la ex-piloto madrileña iba a participar ha sido suspendido.

Su familia acaba de publicar en la web de María un triste comunicado en el que se confirma la triste noticia “Queridos amigos: María se nos ha ido. Tenía que ir al cielo como todos los ángeles. Doy gracias a Dios por el año y medio de más que la dejó entre nosotros. Fdo. Familia Villota”

Maria de Villota, en una imagen reciente
Maria de Villota, en una imagen reciente

Resulta casi imposible de creer cuán injusta es la vida y cómo se ceba con personas tan excelentes, íntegras y positivas como lo era María. No me cansaré de decir que la brava piloto madrileña era un ejemplo a seguir por su superación, por su afán infinito de lucha y por sus ganas de lograr sus sueños.

Después de no pocos traspiés y muchas más zancadillas, María logró el año pasado llegar a cabo el mayor de sus sueños, que era llegar a ser piloto de Fórmula 1. Un sueño del que esta injusta vida se encargó de despertarle de forma brutal apenas unos meses después de firmar con el equipo Marussia como probadora.

Fue el 3 de julio de 2012, cuando un absurdo accidente en el aeródromo de Duxford, en Gran Bretaña mandó al traste su carrera deportiva y a punto estuvo de costarle la vida. Aun así, y pese a las gravísimas secuelas que aquel accidente le dejó  -perdió el ojo derecho, entre otras cosas- y tras superar incontables intervenciones quirúrgicas, finalmente logró recuperarse.

Salió adelante y, aunque ya alejada de los circuitos de una forma activa, recuperó su hasta entonces imborrable sonrisa y se dedicó a múltiples labores. Siguió vinculada al mundo de la competición, llevando a cabo numerosas actividades relacionadas con la FIA, para la que trabajó en la Comisión de Pilotos y como Embajadora de la Women in Motorsport Commission,

Sin embargo, donde destacó sobremanera fue en su labor humanitaria, centrada sobre todo en la Fundación Ana Carolina Diez Mahou. Una ONG destinada a ayudar a niños que padecen miopatías mitocondriales y distrofias musculares, para la que trabajó activamente.

portada-libro-vida-regaloAl mismo tiempo, María había alcanzado la estabilidad emocional y nos sorprendió a todos casándose el pasado mes de julio con su entrenador personal, Rodrigo García Millán.

Paralelamente, su carácter entusiasta y enormemente optimista le llevó a conceder numerosas entrevistas y ofrecer conferencias –como la que de hecho iba a dar hoy-  en las que narraba el calvario vivido y cómo logró recuperarse y, sobre todo, cómo aprendió a convivir con las graves secuelas que aquel accidente le había dejado de por vida.

Su última experiencia fue la de colaborar periódicamente en “Yo, Dona” el suplemento femenino del diario El Mundo y sobre todo escribir un libro autobiográfico. En “La Vida es un regalo”, María contaba su experiencia personal y cómo logró enderezar el rumbo de una vida y unos sueños rotos por la desgracia.

Que nada hacía presagiar este prematuro y trágico final está en uno de sus últimos tuits, lanzado el pasado miércoles. En él, María nos volvía a mostrar a esa mujer enormemente positiva que era y su sentido del humor. En él mostraba feliz y orgullosa el  nuevo parche para su ojo enfermo.

Uno de los últimos tuits publicados por María de Villota en su cuenta de Twitter
Uno de los últimos tuits publicados por María de Villota en su cuenta de Twitter

Finalmente, la vida que tanto adoraba la bella María, se ha vuelto a cebar con élla asestándole el golpe definitivo y, con él, un mazazo tremendo a su familia y amigos y también a su ingente legión de seguidores, entre los que siempre me he sentido orgulloso de encontrarme.

Atrás deja una serie de hitos que tardarán muchos años en ser superados como ser la primera mujer española en convertirse en piloto de Fórmula 1 y la primera mujer del mundo en pilotar en el Campeonato del Mundo de Turismos (WTCC), en la Superleague Formula, en las 24 Horas de Daytona o la primera mujer que logra una pole en la Ferrari Challenge.

Sin embargo, lo que nos queda atrás será su eterna sonrisa y, sobre todo, sus ansias de vivir y su ejemplo como persona.

Eso, a diferencia de los récords que batió y que seguramente, algún día alguien logrará superar, será eterno y quedará para siempre en nuestra memoria.

Descansa en paz y vuela alto. Hasta siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s