Bernie Ecclestone matiza a la FIA: Que puntúen el doble hasta tres carreras


Cuando aún no se han apagado los ecos de la polémica decisión de la FIA, acordada en su última reunión del año hace unos días, por la cual el último Gran Premio de 2014 – a disputar en Abu Dhabi– va a puntuar el doble, Bernie Ecclestone ha querido matizar esta decisión y lo ha hecho, en mi opinión, de la peor manera posible.

Bernie Ecclestone quiere al menos tres carreras puntúen el doble en 2014
Bernie Ecclestone quiere al menos tres carreras puntúen el doble en 2014

En concreto, el “mandamás” de la Fórmula 1 abunda en el error de bulto que es hacer que una carrera de entre las 19 puntúe el doble y pide que no sólo una sino hasta tres carreras dupliquen su renta de puntos.

Así pues, Ecclestone ha dicho que “A mí me gustaría que las tres últimas carreras tuvieran una doble puntuación, pero es posible que esta idea quede anulada en la próxima reunión de enero. Creo que debería implantarse en las tres últimas carreras o, de lo contrario, no llevarse a cabo”

Dios no lo quiera. Y lo considero un error porque si la primera decisión ya ha sido contestada tanto por directores y responsables de equipo como por pilotos, que no entienden por qué, en aras de un presunto mayor espectáculo, alteran de esa forma tan sustancial el desarrollo de una sola carrera, no quiero ni imaginar qué van a decir cuando no sea una sino tres las carreras que dupliquen su puntuación.

Y es que, como dijo Jean-Eric Vergne en una entrevista reciente, ¿por qué elegir Abu Dhabi y no Mónaco, por ejemplo? ¿En base a qué criterio se decide que sea la última carrera y no la octava o la primera? ¿O es que 19 carreras, con un sistema de puntos ciertamente amplio como el actual, no es suficiente para que una competición sea mínimamente disputada?

En todo caso, creo que la competitividad del Mundial no pasa por el hecho de permitir que una persona sume 50 puntos de una tacada en una sola carrera sino por fomentar la igualdad entre las escuderías y evitar que un equipo duplique al final de la temporada en puntos al segundo mejor o que el campeón se sepa cuatro carreras antes de acabar y se alce con el título con casi 400 puntos.

Es más, una medida como ésta en 2013 sólo habría ayudado a que Sebastian Vettel y Red Bull hubiesen pulverizado aún más los récords de puntos logrados por temporada en vez de fomentar la competitividad y la emoción en las últimas carreras.

Por tanto, habría que evitar este tipo de ocurrencias, como evitar la tentación de caer en las cacicadas adoptadas otras temporadas, dirigidas eminentemente a perjudicar a Red Bull, como fueron la prohibición de avances técnicos como el F-Duct o el difusor soplado, que habían dado ventaja a sus creadores, en vez de acercar su implementación a los demás equipos. Esto es, penalizar la iniciativa en vez de fomentar el desarrollo del resto, sólo para perjudicar al ganador.

Tal vez con el acercamiento de las mejoras técnicas a todos o, como soñamos algunos “románticos” empedernidos de aquellos viejos tiempos de los 70 y 80, en la prohibición de todas ellas, para que se vuelva a aquellas épocas en las manos del piloto y recobren la importancia que tuvieron entonces. Y, de paso, incentivar la entrada en la Fórmula 1 de los pilotos de más talento y no sólo de aquellos que más dinero aportan y acabar con esa creciente -y peligrosa- moda de los pilotos de pago.

Quizás, con una competición repleta de buenos pilotos, en vez de “pilotos-banqueros” y con más igualdad mecánica, volvería la emoción a las carreras y no serían precisas invenciones u ocurrencias como la propuesta por la FIA, corregida y aumentada por Bernie Ecclestone.

De hecho, la experiencia de los últimos años nos dice que ha habido temporadas (p.ej.: 2005, 2007, 2008, 2010 ó 2012), presididas por la emoción y la igualdad, decididas en la última carrera (e incluso en la última curva), en las que no hubo la necesidad de prohibiciones absurdas ni de inventarse soluciones peregrinas como hacer que una carrera -o incluso tres como pide Ecclestone– puntúen más que el resto. Basta con que haya igualdad mecánica y buenos pilotos, algo de lo que cada vez y por desgracia queda menos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s