GP de Austria: Gran victoria de Nico Rosberg y debacle de Red Bull


La vuelta del Gran Circo a Austria, donde no se disputaba ninguna carrera desde el año 2003, ha resultado mucho más aburrida de lo que cabía esperar, habida cuenta la victoria de Daniel Ricciardo en Canadá y la inesperada pole de Felipe Massa y Williams para la carrera austríaca.

El pódium de Austria, de nuevo copado por los Mercedes
El pódium de Austria, de nuevo copado por los Mercedes

Se llegaba a esta carrera con la sensación unánime de que la tiranía de Mercedes había acabado y que, por fin, los otros grandes aspirantes al cetro como Red Bull, Williams y hasta incluso Force India, se habían acercado sobremanera al ritmo que hasta hace 15 días había convertido en imbatibles a las flechas plateadas alemanas.

Sin embargo, el GP de Austria nos ha devuelto a la cruda realidad y, pese a lo vivido en el Circuito Gilles Villeneueve en Montreal, Mercedes ha recuperado en tiempo récord el mando del campeonato y, en casa de Red Bull -el flamante y rapidísimo trazado del Red Bull Ring- se ha despachado su sexto doblete de la temporada en apenas ocho carreras.

En la particular y fratricida batalla dentro del equipo alemán por ver quién se lleva el gato al agua, de momento, el mejor colocado sigue siendo Nico Rosberg. El rubio piloto alemán se ha sacudido los complejos y, con un pilotaje prácticamente perfecto, ha superado nuevamente a su compañero Lewis Hamilton, que sólo ha podido ser segundo.

Lo peor para el británico, la sensación de impotencia que ha vivido hoy, cuando no ha podido ni por un momento mojarle la oreja al piloto teutón, que ha dado hoy un importante golpe en la mesa para hacer valer su condición de líder, cada vez más indiscutible, dentro de Mercedes.

En tercer lugar ha finalizado Valteri Bottas, que ha logrado así el primer podium de su vida en la Fórmula 1, tras una inteligentísima carrera y en un circuito, cuya velocidad le ha venido al Williams como anillo al dedo. El finlandés ha superado a su compañero y sorprendente poleman, Felipe Massa, que una vez más ha vuelto a fracasar, quedando fuera del cajón.

Momento de la salida, con Felipe Massa liderando la prueba
Momento de la salida, con Felipe Massa liderando la prueba

Quienes han decepcionado y de forma espectacular han sido todos los miembros de la llamada “familia Red Bull”. La multinacional austríaca llegaba a “su” Gran Premio con las máximas expectativas, en especial Red Bull, eufóricos tras el triunfo de Daniel Ricciardo en Montreal.

Sin embargo, en un circuito que además sólo sus cuatro pilotos conocían de primera mano, el naufragio tanto de Red Bull como de su equipo “satélite” Toro Rosso ha sido brutal ya que sólo el australiano logró cruzar finalmente la línea de meta y lo hizo además en una discretísima octava plaza, a casi un minuto de los puestos de cabeza.

Una debacle comparable a la que ha vivido Ferrari, que sigue sumido en el marasmo más absoluto y del que sólo un espectacular Fernando Alonso ha logrado salvar del ridículo.

Con un ritmo endiabladamente rápido, rodando casi en el mismo tiempo que la cabeza de carrera durante gran parte de la misma, el asturiano logró situarse en quinta plaza pero su compañero Kimi Raikkönen. El finlandés continuó con su ritmo abúlico y apagado durante toda la carrera, bastante tuvo con acabar 10º  a medio minuto de su compañero, arañando al menos un punto para la lucha del Mundial de Constructores.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, sin duda, la inteligente carrera de Nico Rosberg, que sigue empeñado en demostrar al mundo que él es algo más que “el compañero de Hamilton”. Hoy le ha superado en prácticamente todos los terrenos. Tanto en la jornada de calificación, donde finalizó tercero tras los dos sorprendentes Williams de Massa y Bottas, como en carrera y se afianza en la lucha por el Mundial de Pilotos, cobrando una sustanciosa ventaja sobre su compañero.

De nuevo, los Mercedes han vuelto a dominar
De nuevo, los Mercedes han vuelto a dominar

Por su parte, Lewis Hamilton ha protagonizado una magnífica salida. Quizás, junto a la de Kimi Raikkönen en Montreal, ha realizado la mejor arrancada de la temporada. Ha ido superando rivales pero, acuciado por el riesgo de una nueva rotura, tuvo que entregar la cuchara ante Rosberg, quizás demasiado tiempo, teniendo que contentarse con el segundo lugar.

También hay que reseñar, como dije al principio, el carrerón de Fernando Alonso. En su día quizás menos espectacular y menos vistoso de cara a la galería, el asturiano fue un martillo pilón en la tabla de tiempos, merced a un ritmo de carrera excelente y una buena estrategia en Ferrari, que le permitió llevar al extremo  a su F14 T y situarlo en la quinta plaza. El lugar más alto posible para un coche que pide a gritos una renovación a fondo.

Por último, merece la pena hablar de la excelente carrera del mexicano Sergio Pérez. El azteca, que tuvo que salir con el lastre de la sanción tras el incidente con Massa en Canadá, lo intentó todo. Incluso una suicida estrategia de ir a una parada que no pudo llevar a cabo, pero estuvo rápido y fue una auténtica cruz para Felipe Massa,al que tuvo a raya durante gran parte del último tercio de carrera. Finalmente, tuvo que retornar a boxes lo que le impidió luchar con Alonso y Massa pero alcanzó una meritoria sexta posición y demostrando que, pese a todo, es un valor en alza.

Gran carrera de los Force India, sobre todo de Pérez
Gran carrera de los Force India, sobre todo de Pérez

En el capítulo de desgracias hoy el cupo se lo lleva Red Bull prácticamente en bloque. Por un lado, el tetracampeón del mundo, Sebastian Vettel sigue con su particular via crucis en forma de averías mecánicas. Con apenas una vuelta disputada, el Red Bull RB10 del alemán se quedaba sin fuerza y era rebasado por todo el mundo. Curiosamente, cuando iba camino del box y era incluso doblado por sus rivales, el monoplaza comenzó a andar.

Vettel, en un arranque de pundonor y, con la intención de aportar al menos algún punto para el equipo decidió reemprender la marcha, a sabiendas que estaba todo perdido. Sin embargo, en un día aciago para él, tuvo que visitar boxes por un toque absurdo con Esteban Gutiérrez, que le hizo perder parte de su alerón delantero para acabar abandonando en la vuelta 37.

Tampoco fue un buen día para Daniel Ricciardo. El joven piloto australiano, que venía de maravillar en Montreal, realizó una muy mediocre salida que le hizo caer hasta el noveno puesto, encajonado en el pelotón intermedio. Esto provocó que enseguida se le marchasen los de delante y sólo pudiera pelear por entrar en los puntos. Sólo una genialidad en la última vuelta, adelantando casi sobre la bandera a cuadros a Nico Hulkenberg le permitió maquillar un poco el resultado y firmar un más que decepcionante octavo puesto.

Sebastian Vettel en el instante de su abandono
Sebastian Vettel en el instante de su abandono

Peor le fueron las cosas a Toro Rosso. El equipo de Faenza partía con la cara y la cruz de la calificación del sábado con la séptima plaza de Daniil Kvyat y el 14º puesto de Jean-Eric Vergne. Sin embargo, ni uno ni otro estuvieron a la altura. El ruso perdía todas las opciones a pelear por un buen puesto en carrera tras una pésima salida y el francés no pudo salir del agujero en el que cayó prácticamente desde la primera sesión de libres del viernes. Para colmo de males, un reventón en la rueda trasera derecha del monoplaza de Kvyat provocó el abandono del ruso en la vuelta 24  y un fallo en los frenos mandaba al francés a boxes antes de tiempo en la vuelta 59.

Y qué decir de Felipe Massa. Ya no tiene excusas para justificar su enésimo fracaso, máxime cuando había logrado la pole el día de antes y, junto a su compañero Bottas, gozaba del monoplaza más rápido en carrera con diferencia. Salió francamente bien pero un error grave de estrategia dilapidó su buen inicio. Su último tercio de carrera fue un auténtico calvario, detrás del Force India de Sergio Pérez.

El brasileño no sólo no pudo con el mexicano sino que, acabó por tener pegado a su cola al Ferrari de Fernando Alonso. Su falta de arrojo en momentos clave, como en Canadá -hasta su accidente- le costó que los tres de delante se le escapasen y perdiese todas las opciones de luchar por el pódium y, quién sabe, si de algo más.

Por último, quien sigue sin levantar cabeza es Kimi Raikkönen. Sin ritmo, sin ganas y cada vez más parecido al Kimi Raikkönen de 2009, hoy tampoco se ha vuelto a sentir cómodo con su monoplaza y acabó nuevamente humillado por su compañero.

Clasificación de carrera y del Mundial

El retorno de la Fórmula 1 a Austria acabó de la siguiente forma:

1º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h 27′ 55”

2º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 1,9”

3º) Valteri Bottas (Williams Mercedes), a 8,1”

4º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 17,3”

5º) Fernando Alonso (Ferrari), a 18,5”

6º) Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 28,5”

7º) Kevin Magnussen (McLaren Mercedes), a 32”

8º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), a 43,5”

9º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 44,1”

10º) Kimi Raikkönen (Ferrari), a 47,5”

Nico Rosberg, festejando su tercera victoria de la temporada
Nico Rosberg, festejando su tercera victoria de la temporada

En lo relativo a la clasificación del Mundial de Pilotos, el alemán Nico Rosberg se asienta en el liderato, con 165 puntos, dejando a su compañero Lewis Hamilton a 29 puntos de distancia. Como es lógico, la diferencia con respecto al tercero en discoria, que es Daniel Ricciardo es abismal ya que el australiano cuenta con 83 puntos, casi la mitad que Rosberg.

Por detrás, la batalla por esa tercera plaza se aprieta y, tras Ricciardo se sitúan Fernando Alonso, con 79 puntos y un poco más atrás Sebastian Vettel, que con este nuevo “cero”, queda ya a 19 puntos del asturiano.

En la batalla por el Mundial de Constructores sólo queda saber si Mercedes se proclamará campeón del mundo matemáticamente antes de Monza o no. De momento domina el campeonato con puño de hierro, encabezando la clasificación con unos insultantes 301 puntos, dejando la emoción para el resto. En segundo lugar se encuentra Red Bull, con 143 puntos mientras que Ferrari continúa en tercer lugar con 98 puntos, únicamente sostenidos por el trabajo de Fernando Alonso. Por su parte, Force India sigue con pie firme en la lucha y es cuarto con 87 puntos, a tan solo 11 de La Scuderia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s