GP de EE.UU.: Nuevo golpe de martillo de Hamilton al Mundial


El GP de EE.UU. volvió a suponer el enésimo paseo militar para Lewis Hamilton y una nueva muesca en el revólver del británico, que ha demostrado que le tiene totalmente cogida la medida a Nico Rosberg. El alemán bastante tuvo ayer con finalizar segundo y firmar el décimo doblete de la temporada para Mercedes.

Lewis Hamilton se acerca al título
Lewis Hamilton se acerca al título

El británico afronta ahora con más fuerza que nunca su segundo Mundial ya que el golpe moral a su compañero es tan duro como lo fue la lección que le dio bajo el agua en Suzuka. Con un ritmo sensiblemente inferior, Nico Rosberg sólo fue rival para Hamilton en la calificación del sábado. Pero en carrera fue un monólogo del británico que mostró una superioridad exagerada.

El tercero fue un sorprendente Daniel Ricciardo que. merced a una inteligentísima estrategia y un ritmo rapidísimo en carrera, supo sobreponerse a una pésima salida.

Fernando Alonso acabó sexto y pidiendo la hora, con unos compuestos gastadísimos y con el aliento de Sebastian Vettel, que tuvo que entrar nada menos que cuatro veces, en el cogote.

Análisis de la carrera

Aunque la salida, con sólo 18 coches debido a las ausencias de Marussia y Caterham, fue limpia y Nico Rosberg aguantó el empuje de su compañero, el inicio distó mucho de ser tranquilo. Ni medio circuito llevaban recorrido cuando Sergio Pérez cometió un error absurdo e impropio de un piloto de su talento.

Al salir de la curva 15 trató de adelantar a Adrian Sutil por el interior. Sin embargo no vio a Kimi Raikkönen, lo que le obligó a frenar en seco para no tragárselo. Aun así no pudo evitar la colisión y, tras tocar con el morro de su Force India la trasera del Ferrari del finlandés, salió rebotado, tocándose con el Sauber de Adrian Sutil, que en ese momento circulaba por el exterior de la pista. Entonces el monoplaza del alemán, ya sin control, trompeó y acabó por empotrarse contra el Force India del mexicano, quedando ambos coches totalmente destrozados en medio de la pista

Afortunadamente para Raikkönen, no hubo daños reseñables en su monoplaza pero el mexicano no sólo destrozaba el frontal de su coche sino que además mandaba al taller al Sauber del alemán, arruinándole la que había sido su mejor calificación de la temporada, además de una sanción por parte de los comisarios al mexicano que le costará siete puestos en la parrilla del GP de Brasil de la próxima semana.

Este incidente provocó de inmediato la salida del Safety Car a la pista y el primer festival de paradas en boxes de casi todos los pilotos. Tras cuatro vueltas, la carrera se relanzó como se esperaba. Los dos Mercedes, con Rosberg a la cabeza, iniciando su duelo particular seguido de los dos Williams y de Daniel Ricciardo, que lograba deshacerse con facilidad de Fernando Alonso.

En paralelo, y mientras Nico Rosberg cobraba unos pocos segundos de ventaja, Valtteri Bottas se deshacía sin contemplaciones de un dubitativo Felipe Massa que, contrariamente a lo esperado, apuntaba a una estrategia de tres paradas cuando, lo normal, era ir a solo dos.

Nico Rosberg, liderando la carrera en el arranque de la misma
Nico Rosberg, liderando la carrera en el arranque de la misma

Tras las primeras paradas, la carrera pasó por un momento de calma chicha que sólo se rompió cuando llegados a la vuelta 20, Fernando Alonso y Jenson Button nos dejaban el primer duelo interesante del día. El británico siempre ha sido un duro hueso de roer y esta vez no iba a ser una excepción. Pese a las evidentes limitaciones del McLaren, Button le plantó cara al asturiano, con mucho más ritmo y tuvo que sudar tinta para poder rebasarle casi cuatro vueltas más tarde.

Pero lo mejor estaba por delante. Mientras que Rosberg se quejaba de una excesiva degradación de sus compuestos, Lewis Hamilton decidió que el tiempo de jugar al gato y al ratón se había acabado y sacó el martillo pilón y comenzó a demoler la distancia que su compañero había alcanzado tras la primera parada.

Décima a décima, segundo a segundo, la cómoda distancia que Rosberg tenía sobre Hamilton se fue diluyendo y en apenas tres o cuatro vueltas se encontraron y en la vuelta 24, el británico rebasó de una forma insultante a su compañero. Más que un adelantamiento fue una declaración de intenciones, un puñetazo encima de la mesa.

Una demostración de fuerza que, habida cuenta la nula resistencia ofrecida por Rosberg, que casi se tuvo que ir fuera de la pista, dejaba bien a las claras que la moral del alemán había quedado tocada y, quién sabe si hundida, en la lucha por el título.

A partir de ahí, Hamilton decidió que no quería problemas y tiró de forma endemoniada con el fin de cobrarse la mayor distancia posible y evitar cualquier incidencia que le privase de lo que era una victoria casi segura, aun estando casi en el ecuador de la carrera.

Gran carrera de Daniel Ricciardo, que logra subir nuevamente al pódium
Gran carrera de Daniel Ricciardo, que logra subir nuevamente al pódium

En paralelo, y a la chita callando, Daniel Ricciardo se había aupado a la tercera posición gracias a un acierto estratégico del box de Red Bull. Aunque se la jugaron entrando en la vuelta 32, aprovechando el desfondamiento de Bottas que le había obligado a entrar una vuelta antes, el australiano salió en la cuarta plaza, pegado a Felipe Massa. Sin embargo, su elevado ritmo y el hecho de contar con un juego de neumáticos nuevo, obligó a cambiar la estrategia de Williams, que mandó a boxes al brasileño justo una vuelta más tarde.

Sin embargo y pese a la brillantez de la parada en el equipo británico, no pudieron evitar que Daniel Ricciardo le ganase la posición al brasileño y pusiese pies en polvorosa, pese a los esfuerzos del piloto de Williams por darle alcance.

Por detrás, la carrera había entrado en un sopor del que empezaron a despertar tras  el segundo y último pitstop. Con los Lotus como animadores, no hubo más que destacar salvo el duelo que mantuvieron Sebastian Vettel y Fernando Alonso a falta de 11 vueltas para el final.

El alemán, con los compuestos destrozados, quiso vender cara su derrota pero tuvo que doblar el brazo ante el empuje del asturiano y en apenas vuelta y media, dio buena cuenta del tetracampeón, quien de hecho, tuvo que volver a entrar ya que no sólo Alonso pudo con él sino el resto de pilotos perseguidores como Button e incluso Grosjean.

Con todo prácticamente decidido en las primeras posiciones, donde hubo interesantes movimientos fue en la zona media de la carrera, con Grosjean, Vergne, Maldonado y Raikkönen luchando por los últimos puestos que daban derecho a los puntos. Así, pese a los esfuerzos del francés de Lotus, su ritmo inferior se tradujo el típico trenecito que además de desatar los nervios provocó un adelantamiento múltiple en la vuelta 50, del que Vergne fue el que supo sacar mejor tajada.

Felipe Massa dejó escapar una oportunidad de oro para subir al cajón
Felipe Massa dejó escapar una oportunidad de oro para subir al cajón

En un adelantamiento tan memorable como osado, se tocó con Grosjean al que mandó literalmente fuera de la pista. De hecho, los comisarios investigaron la maniobra si bien determinaron que era un incidente de carrera y decidieron no sancionar al piloto de Toro Rosso aunque Grosjean se quedó fuera de los puntos.

Finalmente y ya sin nada por disputar, la carrera contó con un invitado de excepción a esta fiesta que no fue otro que Sebastian Vettel. Cuando todos le dábamos por desahuciado, ya que su último e inesperado pitstop a falta de ocho vueltas para el final y que le hizo caer hasta la 14ª plaza, lejos de desanimarle, desató toda su fuerza sobre el asfalto de Austin.

El alemán comenzó una gran remontada que, en apenas siete vueltas le permitió pasar desde la penúltima plaza hasta la séptima, hasta el punto que de haber estado la meta tan solo 100 metros más adelante, le hubiesen permitido adelantar a Fernando Alonso, del que llegó prácticamente convertido en una prolongación.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, la demostración de poderío de Lewis Hamilton que le reafirman no sólo como el mejor piloto británico de la historia sino como el más sólido candidato a título de este año. A falta de dos carreras, el golpe de autoridad asestado al campeonato y, sobre todo, a la moral de Rosberg le sitúan en una situación óptima para levantar su segundo entorchado mundial.

Lewis Hamilton dio una exhibición de fuerza hoy en Austin
Lewis Hamilton dio una exhibición de fuerza hoy en Austin

 

También hay que destacar la labor sorda pero efectiva, una vez más, del joven Daniel Ricciardo. El joven piloto aussie volvió a sacar su manual y, tirando de talento, estrategia y sobre todo de un ritmo impropio para un conductor casi novel en estas lides, se aupó casi sin querer a la tercera plaza y se llevó un nuevo pódium, que le pone a tiro de forma matemática una sorprendente tercera plaza final en el campeonato de Pilotos.

Por otra parte, no podemos olvidarnos de los dos Lotus. Cuando parecía que los de Enstone ya estaban focalizados en el monoplaza de 2015, hasta el punto que en los libres del viernes probaron una nueva nariz, que es la que montará el monoplaza del próximo año, tanto Maldonado como Grosjean firmaron su mejor actuación conjunta de esta temporada.

Tanto el piloto venezolano -que logró sumar sus primeros puntos del año. como su compañero estuvieron siempre en la pomada, con ritmo y fiabilidad (precisamente de lo que han adolecido toda la temporada). De hecho, sólo la mala suerte evitó que por vez primera este año, ambos Lotus puntuasen. Sin embargo, dejaron muy buenas sensaciones que habrá que ver si tienen continuidad de aquí a las dos carreras que restan para el final.

Gran carrera de Lotus y Pastor Maldonado, que suma sus primeros puntos
Gran carrera de Lotus y Pastor Maldonado, que suma sus primeros puntos

Por último hay que citar a Jean-Eric Vergne, que volvió a puntuar y quedando muy por encima de su compañero Daniil Kvyat, después de una carrera ciertamente competitiva y, en algunos casos agresiva. Su adelantamiento final a Grosjean, además de dejar fuera de la pista a su compatriota, fue una maniobra que bordeó la legalidad, por más que fuese espectacular en su desarrollo.

En lo peor hay que hablar una vez más de Ferrari, que sigue sumida en la mediocridad y en una preocupante falta de ritmo de carrera a la que se une la sensación de provisionalidad que se está viviendo en cuanto a su futuro más próximo. En el secreto peor guardado de la historia de la Fórmula 1 todos saben que Fernando Alonso no seguirá y se irá a McLaren, pero también es vox populi que su sustituto será Sebastian Vettel.

Sin embargo, nadie se atreve a dar un paso sin haber asegurado todos los demás y esto ha generado una sensación de improvisación y provisionalidad que se está traduciendo en que en Maranello hace semanas han dado por finiquitada esta temporada y ya están pensando en la que viene y sus caras nuevas. Sólo la profesionalidad de Fernando Alonso está sacando mínimamente de un tremendo marasmo a la escudería italiana.

Jean-Eric Vergne se mostró muy combativo toda la carrera
Jean-Eric Vergne se mostró muy combativo toda la carrera

Porque poco se puede esperar ya de Kimi Raikkönen a estas alturas. Su indolencia casi enfermiza de la que ha hecho gala casi toda la temporada ha alcanzado su cénit en la carrera de hoy. En la primera carrera con sólo 18 monoplazas y con tres abandonos, parece increíble pero el finlandés no sólo no puntuó sino que además finalizó penúltimo. Daba la sensación que el compañero de Alonso iba tomándose un refresco y oyendo música y no compitiendo en un Gran Premio de Fórmula 1.

Tampoco ha sido el día de Force India, que si como dijo su director Vijay Mallya, quería despejar las dudas sobre su potencial y su solvencia, no ha elegido peor momento y manera para hacerlo. Primero, con el accidente de Sergio Pérez, que le dejó fuera a las primeras de cambio y, después, con el abandono 18 vueltas más tarde de su compañero Nico Hulkenberg por problemas mecánicos.

Este hecho no es baladí porque la fiabilidad era hasta la fecha el principal activo del equipo indio y, justo en la semana que se empezó a poner en tela de juicio su solvencia, el motor se rompe. Casualidad, sin duda, pero insisto en que no pudo ocurrir en peor momento.

También hay que decir que sorprende ver tan atrás a un piloto como Jenson Button. El británico se ha encontrado toda la carrera muy incómodo a bordo de su monoplaza e incluso ha hecho algún comentario por radio al respecto. Se le ha visto sin ritmo y ha sufrido mucho, en especial en las últimas vueltas, en las que acabó pasando de una cómoda séptima plaza hasta la 12º posición final.

Ferrari sigue sumida en la mediocridad
Ferrari sigue sumida en la mediocridad

Por último no quiero olvidarme de la extraña situación de Daniil Kvyat, que parece haber encajado mal el anuncio hecho por Red Bull en Suzuka. El joven ruso no es el mismo desde que se confirmó que él sería el sustituto de Sebastian Vettel en la escudería de las bebidas energéticas. No es sólo que Kvyat haya hecho un pésimo papel nuevamente en Austin (que lo ha hecho) sino que la imagen que está ofreciendo es lamentable y no se compadece para nada de su nuevo status de figura, que se le supone ha de tener a no tardar mucho.

Totalmente fuera de juego y con la mente en otro lado, cometiendo errores que antes no cometía y sobre todo sin ritmo de carrera. Hoy ha vuelto a ser pulverizado por su compañero y como en Sochi, ha vuelto a fracasar estrepitosamente.

Clasificación de la carrera y del Mundial

La carrera en el Circuito de las Américas nos ha dejado la siguiente clasificación después de 56 vueltas:

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 40’79”

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 4,3”

3º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), a 25,5”

4º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 26,9”

5º) Valtteri Bottas (Williams Mercedes), a 30,9”

6º) Fernando Alonso (Ferrari), a 1’35”

7º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), a 1’35”

8º) Kevin Magnussen (McLaren Mercedes), a 1’40”

9º) Pastor Maldonado (Lotus Renault), a 1’48”

10º) Jean-Eric Vergne (Toro Rosso Renault), a 1’49”

El equipo Mercedes, celebrando su décimo doblete del año
El equipo Mercedes, celebrando su décimo doblete del año

En lo que respecta al Mundial de Pilotos, Lewis Hamilton ha aumentado la brecha con respecto a su compañero, que ya es de 24 puntos y con sólo dos carreras por disputar. De hecho, aunque de forma muy remota, el británico podría proclamarse campeón de forma casi matemática en caso de ganar en Interlagos y que su compañero no puntúe.

Quien sigue sumando como una hormiguita, haciendo granero, es Daniel Ricciardo. El piloto de la eterna sonrisa tiene hoy otro nuevo motivo para seguir sonriendo ya que este nuevo pódium en su carrera suma el quinto del año, que sumados a sus tres victorias parciales, le sitúan en una situación inmejorable para alzarse con la tercera posición final del campeonato.

Por último, decir que la lucha por la cuarta plaza se ha apretado bastante. De momento, sigue ahí Valtteri Bottas aunque tiene justo detrás y empatados a puntos a Fernando Alonso y Sebastian Vettel.

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 316 puntos.

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), 292 puntos

3º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), 214 puntos

4º) Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 155 puntos

5º) Fernando Alonso (Ferrari), 149 puntos

6º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), 149 puntos

Por su parte, el Mundial de Constructores -ya con el título en la mano- sigue siendo un monólogo incesante de Mercedes, para el que ninguno de sus rivales encuentra antídoto ni parece que lo pueda encontrar ya a estas alturas del año.

Con Red Bull consolidado como única alternativa mínimamente seria a las “flechas plateadas”, lo interesante está en saber quién será el tercero en discordia. De momento Williams ha dado un paso muy importante hoy y todo apunta a que serán los de Grove los que ocupen este destacado lugar.

Por detrás, Ferrari sigue en su lucha particular con McLaren, que no ha sabido aprovechar el pinchazo de hoy de los de Maranello ya que Magnussen no ha sido mejor que Alonso y Button ha quedado fuera de los puntos, al igual que Kimi Raikkönen. Por tanto, La Scuderia ha logrado aumentar siquiera tímidamente su ventaja sobre los de Woking y se afianza en la cuarta posición.

1º) Mercedes AMG,  608 puntos

2º) Infiniti Red Bull, 363 puntos

3º) Williams Mercedes, 238 puntos

4º) Ferrari, 196 puntos

5º) McLaren Mercedes, 147 puntos

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s