Je Suis Charlie…


Aunque este sea un blog de Motor, un humilde y sencillo medio de comunicación, no quería dejar pasar la oportunidad de mostrar mi repulsa más absoluta al salvaje atentado que segó la vida de 12 inocentes y ha dejado la de otros cuatro más pendiente de un hilo en la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo.

jE-SUIS-CHARLIE
Ayer, dos desgraciados asesinos envueltos en la bandera del Corán y la defensa del Islam atacaron lo más profundo de la sociedad occidental, como son sus valores, encarnados en la tolerancia y, sobre todo la libertad. Algo que estos salvajes malnacidos, anclados en la Edad Media no son capaces de entender ni lo que es peor, de asumir.

Porque no nos engañemos, el salvaje ataque de ayer en Francia no fue sólo una represalia por unas caricaturas sobre Mahoma sino un ataque directo a la línea de flotación de Occidente por parte de unos tipos que, amparados en la comodidad y las facilidades que nosotros mismos les hemos ofrecido, a modo de Caballo de Troya, se han propuesto destruirnos desde dentro.

Lo peor de todo es que, vistas las reacciones de muchos medios occidentales, negándose a mostrar en sus portadas ni una siquiera de las famosas caricaturas reflejan el miedo existente y dejan traslucir que han ganado. Sólo un puñado de periódicos en Europa (sólo La Razón en España, por ejemplo) se han atrevido a mostrar en sus portadas aquellos dibujos.

Desgraciadamente estoy convencido de que, quizás no a corto plazo, donde las muestras de apoyo a Charlie Hebdo están siendo masivas desde todo el mundo pero sí a medio y largo plazo, cuando parte de la hipócrita y acomodaticia sociedad occidental se tiente la ropa y renuncie a la lucha que este fanatismo precisa, especialmente la de las ideas.

Con esta gente no valen medias tintas ni componendas. Ni siquiera posturas tibias como la que adoptó en su día nuestro nefasto presidente José Luis Rodríguez Zapatero, valedor de la autocensura para no ofender al Islam. La postura de mejor no hacer nada porque así no molestaremos es un craso error. Un paso atrás en nuestros valores representa una autopista en el logro final de las pretensiones de estos asesinos sin escrúpulos.

Esta postura, muy típica de la progresía europea en general, como se ha visto, no sólo no resuelve el problema sino que termina por agravarlo porque la Bestia islamista e intolerante no se sacia con esto su sed de sangre. Quiere más, mucho más. Quiere el sometimiento de nuestra sociedad a unos valores caducos y trasnochados y la renuncia a unas conquistas sociales que nos han llevado siglos conseguir y que todos acabemos sumergidos en el agujero negro que el fanatismo islamista representa.

Así pues, esto no es baladí pues lo que nos jugamos es mucho. Nada menos que la supervivencia de Occidente como sociedad libre y no como un erial medieval, que es lo que quiere esta gente para todos nosotros.

Por tanto, desde aquí mi más sincero pésame a todos  los miembros de la revista Charlie Hebdo, a sus familias y las de los Policías que, valientemente, dieron sus vidas para evitar que la masacre fuese aún mayor y me uno al grito unánime vivido ayer en todo el mundo por el cual quiero decirle a todos que Yo También Soy Charlie #JeSuisCharlie

charlie-hebdo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s