Barcelona tendrá Fórmula 1 al menos hasta 2019

11 May

En una época marcada por la tremenda dificultad económica que está llevando a algunos de los más ilustres Grandes Premios, especialmente europeos, a tener cada vez más complicada su continuidad en el calendario (p.ej.: Alemania, Italia o Bélgica), se agradece una noticia como ésta.

El Circuit de Catalunya renueva su acuerdo con la FOM hasta 2019

El Circuit de Catalunya renueva su acuerdo con la FOM hasta 2019

La organización del GP de España, en manos del llamado Consorci del Circuit de Barcelona -organismo integrado por la Generalitat de Cataluña, el Real Automóvil  Club de Catalunya (RACC) y el Ayuntamiento de Montmeló- ha anunciado la firma de un acuerdo con la FOM de Bernie Ecclestone que asegura la continuidad de la Fórmula 1 en nuestro país al menos hasta 2019.

Así lo ha confimado Vicenç Aguilera, presidente de la organización, quien ha afirmado que: “Estamos muy contentos de poder anunciar esta renovación. Prolongamos tres años más nuestra fructífera relación con la Fórmula 1 y miramos con ilusión los próximos 25 años”.

“La instalación es un referente mundial. A lo largo de 24 ediciones hemos tenido 14 ganadores diferentes, 11 de ellos campeones del mundo. Este año será el circuito con más días con Fórmula 1. A los tres días de Gran Premio hay que añadir los ocho de tests vividos este invierno y los dos que habrá justo después del GP. Es el trazado de referencia para todos, pilotos y equipos”, añadió el propio Aguilera.

Un circuito con mucha historia

Este acuerdo supone la prórroga por tres años más del actual contrato, cuya vigencia expiraba el próximo año 2016, fecha en la que además se celebrará el 25º aniversario de la disputa del GP de España en el trazado catalán.

La Fórmula 1 llegó a Barcelona un 29 de septiembre de 1991 debido a las graves desavenencias económicas existentes entre Pedro Pacheco, entonces Alcalde de Jerez y Bernie Ecclestone a cuenta del canon a pagar por el consistorio andaluz para disputa del GP de España.

Recordemos que España venía albergando de forma regular un Gran Premio desde 1986 en el Circuito de Jerez hasta que en 1990 perdió su puesto en el calendario ante la imposibilidad de hacer frente al canon exigido entonces por la FOM..

Fue entonces cuando el Consorci del Circuit de Catalunya decidió presentar su candidatura a acoger el GP de España en el trazado barcelonés de Montmeló y ésta fue aceptada.

Así fue como empezó a celebrar en su trazado la carrera española, cuya primera carrera fue el 29 de septiembre de 1991, saldado con una espectacular victoria de Nigel Mansell sobre Ayrton Senna.

Aquella fue la primera y la última vez que nuestra carrera se disputó tan tarde en el calendario. A partir de 1992,  la carrera española se convirtió en la antesala del GP de Mónaco y su disputa alternaba con el GP de San Marino el honor de ser la primera carrera en territorio europeo de la temporada. Un privilegio que Barcelona asumió en exclusiva desde 2007, tras desaparecer Imola del calendario mundialista.

Para rematar la faena y, por si fuera poca Fórmula 1 este año, a los ocho días vividos entre febrero y marzo y los tres de este pasado fin de semana, el Circuito de Cataluña albergará esta semana dos jornadas más de tests oficiales.

Dos días de tests en los que a excepción de Fernando Alonso -que será sustituido por Kevin Magnussen- y los dos Manor, que no serán de la partida, se dará cita la práctica totalidad de los pilotos de la parrilla actual.

La asistencia de espectadores, una piedra en el zapato de la organización

En sus ya largos 24 años de historia, el Circuito de Cataluña ha visto pasar por sus instalaciones a  casi cuatro millones y medio de fans, que han convertido al GP de España en el tercer circuito mundial con más espectadores de todo el Gran Circo. Una cifra sólo superada por los Grandes Premios de Japón y Gran Bretaña.

No obstante, el tema de la asistencia se ha convertido en el verdadero caballo de batalla de la organización, que ve cómo poco a poco la gente va desapareciendo de las gradas del Circuito de Cataluña año tras año.

La crisis y los altos precios de las localidades están alejando a empujones del trazado barcelonés a los fans de la Fórmula 1, a pesar de las estrategias cada vez más imaginativas que la organización propone cada año para facilitar la venta de entradas.

Aunque el año pasado la asistencia al trazado de Montmeló rozó los 100.000 espectadores en la jornada del domingo (la de máxima alfuencia), lo cierto es que en la jornada de ayer, apenas se alcanzaron 65.000 asistentes, una cifra muy alejada de los 140.000 espectadores que se dieron cita en el GP de España de 2007, la más alta recogida hasta la fecha en toda su historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: