El auge de los coches autónomos acarreará una caída de las ventas de coches convencionales a medio y largo plazo

27 May

Las ventas de automóviles podrían caer un 40% en el transcurso de los próximos 25 años a consecuencia de la irrupción en el mercado de los coches autónomos o autopilotados.

La llegada del coche autónomo, la ruina para el coche convencional, según un estudio

La llegada del coche autónomo, la ruina para el coche convencional, según un estudio

Así lo afirma un informe del analista norteamericano Brian Johnson,. Este analista, que pertenece al Barclays Bank estadounidese, estima que el auge de estos nuevos coches traerá consigo la drástica reducción en la producción de vehículos convencionales para  los grandes fabricantes de automóviles en territorio estadounidense.

Este recorte provocaría el cierre de numerosas fábricas y una dura caída del empleo dentro del Sector.De hecho, Johnson ha afirmado que, sólo en EE.UU., el impacto de los vehículos autopilotados se traduciría en recortes del 68% y el 58% de la producción de General Motors y Ford,  respectivamente.

Un razonado pero apocalíptico discurso 

A priori, esta apocalíptica previsión resulta familiar. De hecho, cada vez que se ha producido algún avance relevante en cualquier orden de la vida, prácticamente desde la Revolución Industrial, allá por el siglo XVIII.

El discurso de la posible destrucción del empleo y la visión negativa de los avances tecnológicos han sido una constante en cada paso adelante en la industrialización mundial.

Un discurso negativo generado sin duda por el vértigo que estos avances técnicos históricamente han producido y por eso tan humano que es el miedo a salir de la zona de confort y lo de que más vale lo malo conocido…

Sin embargo, Johnson va más allá y razona el por qué de su previsión tan catastrofista. Así pues y según él, los nuevos coches autónomos harán el doble de kilómetros diarios de los que hoy recorren nuestros automóviles, debido a que las familias, en lugar de necesitar varios vehículos como ocurre ahora, tendrán bastante con uno.

Evidentemente, Johnson baraja la hipótesis de que el coche no tendrá que llevar piloto, algo que pese a los esfuerzos actuales aún no se ha producido. De hecho, hoy día los proyectos más avanzados de este tipo de vehículos aún necesitan una persona a bordo que supervise su normal funcionamiento y tome los mandos en caso de urgencia.

El ejemplo que cita Johnson en su informe es el del caballo, histórico y tradicional motor de la industria y las comunicaciones:

Hace mucho tiempo, los caballos realizaban muchas de las labores que hoy son cubiertas por los coches, pero según se ha ido incrementando el parque de automóviles, la población equina ha ido descendiendo”, afirma.

El futuro, reducido a cuatro tipos de coches, según el Informe Johnson

Segun Johnson, habrá cuatro tipos de vehículos en el futuro:

1º) Coches y camiones tradicionales, que serán conducidos por una persona, eminentemente destinados al trabajo en zonas rurales;

2º) Vehículos familiares autopilotados, propiedad de una sola persona pero compartidos por todos los miembros de su familia;

3º) Vehíuclos autopilotados compartidos, es decir, robots-taxi cuyos servicios serán requeridos vía smartphone.

4º) Vehículos autopilotados colectivos, que acogerán a varios ocupantes, al estilo de los actuales autobuses y autocares.

En función de esta clasificación, el informe sugiere que cada vehículo autopilotado compartido echará del parque automovilístico a nueve vehículos convencionales. Por su parte, cada vehículo autopilotado colectivo reeemplazará a unos 18 convencionales.

Por último, los vehículos autopilotados compartidos, es decir los taxis robotizados, serán el fin del actual gremio del Taxi, que al no necesitar conductor  reducirán al máximo el coste del servicio

Aun así, no todo son previsiones descorazonadoras y negativas para el futuro del sector. El informe concluye que, en contraposición a la ruina de la industria convencional del Automóvil y de sectores auxiliares, el auge de los vehículos autónomos serán positivos para las redes privadas de transporte, como la polémica red Uber, así como para los fabricantes de tecnología para esos vehículos e incluso para las constructores de coches de bajo coste.

Fuentes: Infotaller.tvmotorscopio.blogspot.it

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: