BMW 2002 Hommage: Merecido tributo al poderío

19 Ago

BMW ha presentado esta semana en el conocido Concurso de Elegancia de Pebble Beach,  su nuevo BMW 2002 Hommage, un más que merecido tributo al  BMW 2002, el primer deportivo de la firma bávara que incluyó un turbo en sus motores allá por el año 1973.

BMW 2002 Hommage: Tributo al poderío

BMW 2002 Hommage: Tributo al poderío

Este poderoso prototipo deportivo, basado en el BMW M2, es un coche de líneas futuristas y agresivas que sacan a la luz su marcado carácter racing.

Por ejemplo, su afilado y anguloso frontal, en forma de mandíbula de un tiburón o sus pasos de rueda abultados, necesarios para dar cabida a las portentosas llantas de 20” de dos colores, homenaje al mítico 2002.

Otro detalle “sentimental” viene dado por los colores naranja y negro de su carrocería.Un más que sentido recuerdo a los colores de la firma Jägermeister que lucieron algunos BMW que corrieron de manera triunfal en los circuitos alemanes de los años 70.

De hecho, y aunque el nombre de la conocida firma germana de licores no figura como tal, ha sido reemplazado adecuadamente por un genérico “Turbomesiter”, en un guiño más que evidente a victoriosos tiempos pasados.

Espectacular zaga del BMW 2002 Hommage

Espectacular zaga del BMW 2002 Hommage

Por si fuera poco, el nuevo BMW 2002 Hommage cuenta con sendos espectaculares spoilers delantero y trasero y cuatro tubos de escape, rematados con un brutal difusor trasero en fibra de carbono, que no dejan el más mínimo asomo de duda sobre la enorme deportividad de este coche.

Sin embargo, lo que no se ve es aún más radical. Bajo su capó se esconde el mismo propulsor 3.0 TwinPower Turbo de 370 CV que ya monta el BMW M2. Un energético motor cuyas prestaciones son un más que sentido homenaje a su deportivo tatarabuelo.

De 0 a 100 kms/h en apenas 4 segundos y una velocidad punta ligeramente superior a los 260 kms/h, suficientes para dejar sin aliento al más pintado.

En este sentido,  Karim Habib, Responsable de Diseño de BMW ha manifestado:

“El BMW 2002 Hommage celebra el extraordinario avance que supuso esta tecnología para la deportividad. Con su icónica pintura negra y naranja, el coche tiene una apariencia que a los aficionados les recordara a las victórias en competición de la marca en la década de los años 70”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: