Luto en la Fórmula 1 por la muerte de Charlie Whiting


Cuando apenas faltan unas pocas horas para que la temporada 2019 eche a andar con los primeros entrenamientos libres del GP de Australia, la Fórmula 1 ha recibido un durísimo golpe con el anuncio del falllecimiento de uno de sus personajes más conocidos y carismáticos, como es Charlie Whiting.

whiting
Muere Charlie Whiting a los 66 años

El que hasta ahora era el Director de Carreras, encontró la muerte en Melbourne a los 66 años a causa de una embolia de pulmón y su fallecimiento ha supuesto un golpe durísimo en el paddock, donde era una persona sumamente conocida y, sobre todo, muy apreciada, al margen incluso de su labor profesional.

Por eso no es de extrañar que la práctica totalidad de los equipos y los pilotos, en activo o algunos ya retirados o en otras categorías, hayan manifestado en sus respectivas redes sociales su pésame por lo ocurrido.

Las condolencias de Jean Todt y Ross Brawn

Sin embargo, de todas las muestras de dolor por la muerte de Whiting, la más relevante ha sido la de Jean Todt. El Presidente de la FIA ha emitido un comunicado en el que, además de lamentar su fallecimiento desde su vertiente institucional, se ha mostrado afectado por lo ocurrido y no ha escatimado en elogios sobre la figura y valores del fallecido.

“Con una inmensa tristeza he conocido la muerte súbita de Charlie. Le he conocido desde hace muchos años y él ha sido un gran Director de Carreras, una figura básica e inimitable en la Fórmula 1 que personificó la ética y el espíritu de este fantástico deporte”, indicaba Todt en su comunicado.

“La Fórmula 1 ha perdido un amigo fiel y un embajador carismático con Charlie. Todos mis pensamientos, los de la FIA y de toda la comunidad de los deportes de Motor están ahora con su familia, amigos y todos los amantes de la Fórmula 1”, concluyó el máximo mandatario de la FIA.

brawn-whiting.jpg
Charlie Whiting junto a Ross Brawn, uno de sus grandes amigos fuera de la pista

Por su parte, Ross Brawn, Director de Gestión de la Fórmula 1 y uno de los más profundos conocedores de Whiting, al que le unía una vieja amistad y con el que ha estado muchos años compartiendo carreras en sus años, entre otros, como Director de Ferrari, Brawn GP o Mercedes, también se mostró muy consternado por su fallecimiento.

“He conocido a Charlie durante toda mi vida en las carreras. Trabajamos juntos como mecánicos, nos hicimos amigos y pasamos mucho tiempo en los circuitos por todo el mundo”, aseguró Brawn.

“Me llenó una inmensa pena cuando escuché la trágica noticia. Estoy devastado. Es una gran pérdida no sólo para mí en lo personal sino para toda la familia de la Fórmula 1, la FIA y el mundo de los Deportes de Motor en su conjunto. Todos nuestros pensamientos van dirigidos a su familia”, apostilló el directivo británico.

Una vida dedicada al Motor

La vida de Charlie Whiting no puede concebirse sin un profundo olor a gasolina. Vinculado a las carreras desde que a los 12 años asistió a un GP de Gran Bretaña en Brands Hatch subido a una valla, su carrera siempre estuvo unida a la competición.

En primer lugar, aunque sin éxito, como piloto de autocross, junto a su hermano Nick y más adelante, como mecánico e ingeniero. Sus primeros pasos en la Fórmula 1 llegaron de la mano del equipo Hesketh Racing en 1977 para dar el salto un año después al equipo Brabham de Bernie Ecclestone.

Allí permaneció durante 10 años y llegó a ser Jefe de Mecánicos y uno de los artífices de los dos títulos que logró Nelson Piquet con esa escudería en los años 1981 y 1983.

whiting-nelson-piquet
Charlie Whiting junto a Nelson Piquet en sus años como responsable mecánico de Brabham

En 1988 cambió los boxes por los despachos de la FIA al ser nombrado Delegado Técnico del citado organismo. Allí permaneció durante nueve años, hasta que en 1997 fue nombrado Director de la FIA y Delegado de Seguridad en las Carreras, puesto que ocupó hasta su muerte.

Un rol muy importante en su carrera ya que desde entonces, se convirtió en el máximo responsable de la seguridad de circuitos y coches, implementar las medidas técnicas y procedimientos y velar por su cumplimiento, así como cuidar de la correcta aplicación del Reglamento en cada carrera.

Supo trasladar su obsesión por la seguridad a todos los niveles y bajo su mandato se fueron implementando medidas vitales como el HALO, el HANS y fue el principal artífice del desarrollo de todo tipo de medidas reglamentarias (y disciplinarias), tanto para los pilotos y equipos como para los circuitos, tendentes a minimizar el riesgo en carrera.

El GP de EE.UU. de 2005, el único lunar de una magnífica gestión

En su haber, su principal y podría decirse que único lunar, se encuentra la gestión de aquel infame GP de EE.UU, en Indianápolis en 2005. Una carrera que nunca debió haberse disputado tras la renuncia de los equipos que montaban compuestos de Michelin frente a los que llevaban Bridgestone.

salida-gp-eeuu-2005
Triste imagen de la parrilla de salida del GP de EE.UU. de 2005 en Indianápolis

Recordemos que en las sesiones de entrenamiento previas a la carrera, debido al famoso óvalo de su trazado, varios coches equipados con neumáticos Michelin sufrieron diversos incidentes por reventones en las gomas, que no parecían preparadas para resistir el desgaste y la torsión provocados en dicha curva.

Esto provocó que los directores estas escuderías (Renault, BAR-Honda, McLaren, Toyota, Red Bull, BMW Williams y Sauber) le propusieran a Whiting la retirada de esa curva y su sustitución por una chicane pero éste se negó y estos equipos amenazaron con un plante.

Una retirada que no quisieron hacer suya los equipos que llevaban Bridgestone (Ferrari, Minardi y Jordan) y, finalmente, tras una negociación infructuosa en la que se pusieron encima de la mesa infinidad de soluciones -entre ellas hacer no puntuable la carrera-  los coches que llevaban Michelin optaron por tomar parte de la vuelta de formación pero no disputar la carrera.

Aquello dio lugar a un esperpento en el que sólo participaron los seis coches de Bridgestone y a un descrédito brutal de la Fórmula 1 en EE.UU. que motivó que no se volviese a correr en territorio estadounidense hasta casi 10 años después y que Michelin abandonase el Gran Circo un año más tarde.

 

Anuncios

Autor: Diego J. Montero

Impenitente fan de Bruce Springsteen y madridista confeso, Mourinhista hasta las cachas y aficionado a los coches, a las motos y, en definitiva, a todo aquello que huela a gasolina...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s