Adrian Newey confiesa que en estos momentos no hay motores para Red Bull


El “mago” de la ingeniería de Red Bull, Adrian Newey, ha confirmado la grave situación en la que su equipo se encuentra sumido en estos momentos ya que, a fecha de hoy, no cuenta con ningún motor disponible de cara a 2016.

Adrian Newey confiesa que hoy por hoy no hay motores para Red Bull
Adrian Newey confiesa que hoy por hoy no hay motores para Red Bull

Esta cuestión es ciertamente problemática ya que, como el propio Newey ha advertido, el desarrollo del diseño del futuro Red Bull RB12 se encuentra actualmente en punto muerto, por lo que ha advertido que, de no solventarse esta cuestión en breve espacio de tiempo, Red Bull se vería inexorablemente abocado a dejar la Fórmula 1.

En este sentido, el ingeniero británico se mostró muy preocupado por el futuro de los 700 empleados que hoy día trabajan en las dependencias del equipo Red Bull en Milton Keynes.

“Necesitamos una decisón  mucho antes de fin de año  ya que el diseño y la fabricación del coche lleva su tiempo, en especial a la hora de introducir algunos elementos, en especial el motor“, afirmó.

El miedo a ser superados por Red Bull, la clave de la negativa

Por otra parte, Newey acusó a sus dos posibles proveedores –Mercedes y Ferrari– de no atreverse a suministrarles motores por el temor a verse superados por su potencial cliente, en un cara a cara en igualdad de condiciones.

Recordemos que, desde el mismo momento que se conoció la ruptura de relaciones con Renault, Mercedes se negó rotundamente a proveer de propulsores a la marca de bebidas energética, al igual que hizo Ferrari, aunque de manera más velada.

En concreto, los de Maranello sólo habrían accedido únicamente a suministrarle a Red Bull motores de 2015, en su última evolución, pero nunca el motor de 2016.

Por este motivo, en una entrevista concedida esta semana a Reuters, Newey, se ha explayado a conciencia y ha denunciado una situación que podría comprometer seriamente el futuro de Red Bull en la Fórmula 1.

“Estamos siendo forzados a salir de la Fórmula 1. Mercedes y Ferrari se han negado a suministrarnos motores por miedo”, afirmó el ingeniero británico.

“Red Bull no debe ser puesto en una posición en la que sólo estén allí para hacer bulto”, añadió.

Asimismo, Newey arremetió también contra la FIA y Bernie Ecclestone al considerar que no han querido impedir el duopolio impuesto por Ferrari y Mercedes en cuanto al suministro de motores.

De hecho, el propio Ecclestone se mostró favorable al veto, tal y como manifestó la pasada semana a la BBC:

“Se puede entender la posición con Ferrari y Mercedes. Podría ocurrir que Red Bull fuese incluso mejor que los propios fabricantes que tienen el mismo motor. No deseo que se detengan en ningún caso, pero, sinceramente, creo que ninguno de los proveedores de motores estaría bien para ellos”, afirmó el supremo de la Fórmula 1, refiriéndose a Red Bull.

Una posible vuelta a Renault

La negativa rotunda de los dos principales motoristas a suministrarle propulsores a Red Bull hizo que muchos pensaran que desde Milton Keynes habrían vuelto la vista a Renault.

Por eso, la reunión llevada a cabo entre directivos del fabricante austríaco y Renault este fin de semana en Sochi, llevó a pensar que en Red Bull podrían estar estudiando la continuidad, siquiera por un año más, con la firma del Rombo.

Sin embargo, Newey se ha apresurado a confirmar que los puentes con Renault están totalmente rotos y no habría prácticamente ninguna posibilidad de que ambos fabricantes se replanteasen su futuro conjunto, al menos a corto plazo.

“Por desgracia, nuestra relación con Renault es bastante terminal. Si lo vemos como un matrimonio estaríamos ante una absoluta ruptura,  así que no tendremos sus motores”, afirmó resignado Newey.

“Es necesario mejorar, pero no ha habido una orientación clara sobre cómo lograr eso. Renault ha rechazado todos los intentos de Red Bull para ayudar a mejorar el motor y también se ha negado a traer expertos para recibir ayuda externa” . .

Adrian Newey diseñará un superdeportivo para Aston Martin


Adrian Newey, actual Director Técnico de Red Bull y auténtico genio del diseño y la ingeniería ha confirmado que trabajará estrechamente para Aston Martin.

Adrian Newey diseñará para Aston Martin
Adrian Newey diseñará para Aston Martin

Un acuerdo que, según la publicación británica Autocar, no es nuevo sino que se inició a principios de este año y por el cual el conocido ingeniero diseñará un superdeportivo para Aston Martin para competir con otros superdeportivos como el McLaren P1 GTR y Ferrari FXX K.

Fuentes cercanas a ambas compañías han afirmado que, de momento, se trataría de un proyecto embrionario en curso, sin la certeza de llegar a buen término pero con el firme propósito de acerca la tecnología puntera de Red Bull a los coches de calle.

La vuelta de Aston Martin a la Fórmula 1, un rumor incesante

Aunque el acuerdo se circunscribe inicialmente al desarrollo de este superdeportivo, lo cierto es que desde el pasado sábado se rumorea que este fin de semana, aprovechando la disputa del GP de Gran Bretaña, responsables de Red Bull y Aston Martin se habrían reunido en Silverstone, con el fin de evaluar la posible ampliación de los términos de este acuerdo.

¿Podría suponer acaso que este acuerdo volviese a abrir las puertas de la Fórmula 1 a Aston Martin de alguna forma? No se sabe aún con certeza, pero a la luz de los hechos y de las declaraciones de algunos responsables, especialmente de Red Bull, entra dentro de lo posible pero, en caso de producirse, no parece que sea a corto o medio plazo.

Aston Martin DBR5 de 1960, el úlitmo monoplaza de la marca británica en la Fórmula 1
Aston Martin DBR5 de 1960, el úlitmo monoplaza de la marca británica en la Fórmula 1

De hecho, uno de los rumores más incesantes hablaba de que la escudería austríaca incluso podría cambiar su nombre actual y montaría motores Mercedes. Una consecuencia directa de la más que posible vuelta de Renault a la Fórmula 1 dejaría a Red Bull sin su principal suministrador de motores desde 2007.

En este sentido, fuentes del equipo de Milton Keynes han afirmado que el proyecto de lanzar conjuntamente con Aston Martin un supercoche de carretera es tan sólo una idea, de entre las muchas que Adrian Newey quiere aportar a la firma británica a través de Red Bull Technologies.

En este sentido Christian Horner, Jefe del equipo Red Bull no sólo confirmó la entrada de Newey en el proyecto de la construcción de coche de calle sino que la participación del equipo austríaco en el mundo de los coches de calle era más que probable.

“Por el momento nuestra atención se centra en ser un constructor de Fórmula 1, pero consideramos que cruzar la tecnología de competiciión con el mercado de los coches de calle es algo que va a crecer de forma natural”, afirmó Horner.

Por tanto, al menos a corto plazo, se podría hablar más de una entrada de Red Bull en el segmento de los coches de calle que de una entrada de Aston Martin en la Fórmula 1, aunque hoy día, todo es posible…

Adrian Newey renueva con Red Bull


El equipo Red Bull ha atajado de raíz los rumores que situaban a Adrian Newey fuera del equipo de la escudería austríaca y para ello ha emitido un comunicado en su web anunciando la renovación del mago de Stratford-upon-Avon.

Adrian Newey continuará ligado varios años más a Red Bull
Adrian Newey continuará ligado varios años más a Red Bull

Del contenido del acuerdo sólo ha trascendido que tiene carácter multianual y que, además de su  labor en el equipo de Red Bull de Fórmula 1, el veterano ingeniero británico también tomará parte activa en otros proyectos globales de Red Bull Technology. El resto, como reza el propio comunicado del equipo austríaco, “se conocerá a su debido tiempo”.

Con esta renovación, a sus 55 años, Newey cierra de golpe la puerta que le abrió de par en par Ferrari para hacerse cargo de la dirección técnica del equipo italiano de cara a la próxima temporada, con el fin de dar un giro radical a la deriva que se lleva viviendo en Maranello prácticamente desde hace ocho años.

Adrian Newey, de 55 años, se unió al equipo Red Bull al comienzo de la temporada de 2006 en calidad de Director Técnico y los frutos de su trabajo se vieron pronto recompensados, al lograr apenas un año después el primer pódium de su historia.

Desde ahí, sus desarrollos fueron cobrando una mayor importancia y en tan solo tres temporadas de vida, Red Bull logró su primera victoria, de la mano de un jovencísimo Sebastian Vettel en el GP de China de 2009.

Desde entonces, y siempre con Adrian Newey como protagonista destacado, la exitosa historia de Red Bull no ha dejado de crecer, dominando con puño de hierro la Fórmula 1 dessde 2010 hasta el año pasado. Además, tras un mal inicio de temporada, este año se ha vuelto a reencontrar con el triunfo con la victoria de Daniel Ricciardo en Canadá, el pasado fin de semana.

Mark Webber arremete contra Sebastian Vettel, Christian Horner y Helmut Marko


No es un secreto que las relaciones entre Mark Webber y el equipo Red Bull, o al menos una parte importante del equipo, nunca fueron precisamente las mejores. Lo que no imaginaba es que el australiano iba a tardar tan poco en rajar de su ya ex-equipo y que lo iba a hacer de la forma en que lo ha hecho.

Malasia, uno de los momentos de máxima tensión entre Webber y Vettel
Malasia, uno de los momentos de máxima tensión entre Webber y Vettel

Sin grandes exabruptos pero sí con una contundencia fuera de lo común en un tipo generalmente comedido como lo ha venido siendo Webber a lo largo de estos años, el australiano se ha despachado con dureza contra Red Bull, especialmente, contra su “mandamás”, Helmut Marko, su director deportivo Christian Horner y su ex-compañero Sebastian Vettel.

Curiosamente, esta misiva fue editada después por el propio Webber y suavizó mucho los términos de sus críticas. Sin embargo, fue demasiado tarde. Las redes sociales ya se habían hecho eco del texto inicial por lo que, pese a los esfuerzos del piloto australiano por borrar las “pruebas del delito”,no pudo evitar que trascendiese el contenido incial de la carta.

En una carta pública de despedida hecha pública en su propia web, Mark Webber bajo el título “Significant Others” (algo así como “Otras personas relevantes”), el australiano fue muy crítico hacia Helmut Marko, del que llegó a decir que nunca supo exactamente a qué se dedica en el conglomerado austríaco . “Todavía no sé qué papel tiene en el equipo. Sólo sé que fue uy crítico conmigo desde el primer día, pero al final él trajo a Sebastian (Vettel), por lo que ha hecho un buen trabajo con esto”.

Asimismo ironizó acerca de la posible estima que Marko pudiese haber sentido hacia él, Webber dijo del directivo austríaco que “probablemente, está decepcionado con el hecho que los equipos de Fórmula 1 tengan dos coches”. Vamos, que si por Helmut Marko hubiese sido, Red Bull debería haber corrido sólo con el monoplaza de Vettel todos estos años.

Tampoco salió bien parado su ex-director, Christian Horner. El australiano reconoce cómo la magnífica relación que tenía con él se fue enfriando a lo largo de las últimas temporadas hasta hacerse prácticamente nula al final de su periplo en Red Bull. Es más, culpa al propio Horner de haber tensado la relación sólo para beneficiar a Vettel.

Christian (Horner) va a estar en el equipo mucho tiempo, indefinidamente, a menos que consiga una propuesta de otro lugar. Así que tenía que asegurarse de mantenerlo todo lo más tranquilo posible. En algunos casos, no me beneficiaba a mí, por lo que puso tensión en la relación”, dijo Webber.

Sebastian Vettel también recibió lo suyo por parte de su ex-compañero. Y por lo que cuenta, da la sensación que la cosa no proviene del famoso episodio del “Multi 21” en Sepang sino que, por lo que dice de Vettel, parece que el mar de fondo existente entre ambos pilotos viene de mucho más atrás en el tiempo, probablemente desde su incidente durante el GP de Turquía de 2010.

Helmut Marko y Mark Webber, como el agua y el aceite para el australiano
Helmut Marko y Mark Webber, como el agua y el aceite para el australiano

Así pues, en su carta de despedida, lo que al principio son unas tímidas loas hacia su figura, se acaban tornando en duras críticas hacia el tetracampeón alemán. “Tiene un talento natural fantástico, sabemos que su punto fuerte está en los entrenamientos clasificatorios y las cinco primeras vueltas de carrera, es su marca de la casa, esta es la parte más complicada de controlar y ha brillado con ello”, dijo Webber sobre el piloto germano.

Sin embargo,cuando se refiere a la convivencia con el alemán y a la relación que mantuvieron como compañeros de equipo, Webber se volvió mucho más crítico. “En nuestra relación resulta más difícil pensar en la parte positiva que en la negativa, así que ha sido una decepción, porque quieres mantener una opinión respetuosa de todo el mundo, les das tantas oportunidades como puedes”, añadió el australiano.

“Han pasado demasiadas cosas entre nosotros. Quizás cuando tengamos más de 50 años todo sea diferente, pero tras lo que ha ocurrido entre nosotros es difícil hacer borrón y cuenta nueva. Por supuesto, no me importa nada, e imagino que a él tampoco”, concluyó.

Por último, y para ahondar en la herida, Webber no perdió la oportunidad para meterle el dedo en el ojo a su ex-compañero, posicionándose claramente del lado de Fernando Alonso, amigo personal del australiano y el gran rival de Vettel de estos últimos años.

“El domingo por la tarde es el mejor. Increíble. Su habilidad para llevar al coche a ese nivel durante dos horas es absolutamente excepcional. Repasando al número de incidentes que ha tenido, son poquísimos, lo que es otro recordatorio de que, como piloto en carrera, es la referencia el domingo por la tarde. De todas formas, a una vuelta probablemente hay pilotos que son un poco más rápidos, pero sobre 19 carreras y en todo tipo de condiciones, el domingo es tu hombre”.
Fernando Alonso, el mejor piloto para Mark Webber
Fernando Alonso, el mejor piloto para Mark Webber

Adrian Newey, el único en salvarse de la quema

Pese a que no dejó prácticamente títere con cabeza, Mark Webber salvó de la quema expresamente a su director técnico, Adrian Newey. El ingeniero británico es la única persona de la que parece guardar un buen recuerdo de sus años en Red Bull. “Es una de las razones por las que he seguido hasta ahora”, dijo el ex-piloto del equipo austríaco.

El australiano se deshizo en elogios hacia el genio británico y al que considera de verdad el alma máter de los éxitos de la escudería de bebidas energéticas.“Adrian es, con mucho, el mejor con el que he trabajado para entender un coche de carreras”, afirmó tajantemente el piloto.

“He trabajado con mucha gente, pero la habilidad de Adrian para llevar a cabo lo que el piloto y el coche necesitan es simplemente extraordinaria. Es alguien inspirador para trabajar. La gente le podría ver como alguien tímido, pero es alguien increíblemente competitivo, le he visto cuando nos han batido claramente, y no es algo con lo que disfrute, y le he visto cuando hemos hecho el doblete, y sus reacciones no han sido diferentes”, concluyó Webber.

Aparte del carácter aparentemente bonancible del británico, Webber no olvidó que Newey fue el único que le mostró su apoyo pública y privadamente cuando en 2010 y en plena pelea por el título de aquel año, el australiano sufrió un accidente de bicicleta que le provocó una lesión en el hombro.

Una lesión que, sin embargo el australiano ocultó a su equipo y mermó su rendimiento en las últimas cuatro carreras del año, hasta el punto que mucha gente en el equipo, empezando por el propio Horner, considerase que aquello le pudo suponer la pérdida de un Mundial que, justo a esas alturas de campeonato, tenía en su mano.

Llega el Red Bull RB9, preparado para lo imposible


Red-Bull-RB9-webber-vettel

Al mediodía de hoy, en la localidad británica de Milton Keynes, donde está el cuartel general del equipo Red Bull, el último de los grandes que quedaban por presentarse en sociedad ha mostrado sus poderes con la aparición estelar del nuevo Red Bull RB9.

En un acto bastante sencillo, ante poco público, integrado en su mayor parte por socios de la marca, sponsors y protagonizado por Adrian Newey, Christian Horner, el tricampeón Sebastian Vettel y Mark Webber, hemos podido ver por vez primera el aspecto del monoplaza, con el que la escudería austríaca quiere continuar en la senda del éxito, de la que no se separa desde hace ya tres largos años.

Adrian Newey explicó que el nuevo Red Bull RB9, lejos de ser revolucionario, habría de ser considerado como “evolucionario”. El monoplaza para esta temporada que está a punto de echar a andar no presenta apenas novedades importantes puesto que esta temporada no va a estar marcada por cambios normativos importantes sino quizás por el rendimiento que aporten los nuevos compuestos de Pirelli para este año.

“El RB9 es un coche evolutivo. Probablemente el cambio más significativo no esté en el Reglamento, sino en los nuevos neumáticos Pirelli. Tuvimos una prueba rápida tras el Gran Premio de Brasil, pero en verdad no aprendimos mucho a causa de las condiciones. Pirelli nos ha proporcionado datos acerca de cómo se comportan los neumáticos nuevos, pero la experiencia nos dice que sólo cuando vamos a probarles es cuando realmente podemos averiguar su rendimiento”, dijo Newey.

De hecho, apenas se aprecian diferencias notables entre el Red Bull RB8, con el que Vettel logró su tercer Mundial y el Red Bull RB9, con el que la escudería de la marca de bebidas energéticas ha presentado sus credenciales para seguir haciendo historia.

A diferencia del resto de escuderías que se han presentado el nuevo RB9 continúa con el diseño del frontal en forma de “nariz de pato” y su aspecto general es muy similar al coche del año pasado, tal y como ha hecho Lotus. Sólo la reducción del tamaño de los pontones, que le otorgan una imagen más afilada, y unas nuevas inserciones en color morado podrían delatar que estamos ante un coche aparentemente nuevo.

Esta política continuista se manifiesta también en la estabilidad que supone ver un año más a los mismos pilotos al frente de los dos monoplazas durante cinco años consecutivos, algo que no se recuerda en la historia de este deporte. Es más, Mark Webber afronta con ésta su séptima temporada en Red Bull, que le permiten batir el récord de permanencia de un piloto al frente de la misma escudería.

“La reputación de mi séptima temporada con el equipo es una gran ventaja”, dijo el piloto australiano. “Yo no podría haberlo previsto cuando me incorporé y me cuesta creer que podría estar en un mismo equipo de Fórmula 1  durante siete años, ya que la continuidad no siempre es fácil de lograr en este deporte.

“Creo que la forma en que la gente se anime y mantener motivados aquí es importante”, agregó. «Es una operación bastante pequeña, pero es evidente que son grandes en la ambición y el deseo y que nos hace funcionar muy bien. He disfrutado mucho de los años que he tenido aquí hasta ahora y no puedo esperar para ponerse en marcha esta temporada “.

red-bull-RB9-front-01

Sebastian Vettel, por su parte, habló de lo bien que le ha venido el parón invernal para recargar pilas tras la intensa temporada pasada, así como para enfrentarse al enorme reto que supone lograr un cuarto Mundial consecutivo. Un reto que sólo se ha alcanzado en dos ocasiones en la historia de la Fórmula 1 y que el piloto alemán se declaró más que listo para afrontar.

“Hemos tenido un final muy fuerte la temporada pasada que fue importante para mí disfrutar de estar en casa. Sin embargo, muy pronto empecé a entrenar de nuevo, preparándome para la nueva temporada y estoy muy emocionado porque ésta es la primera vez que he visto el coche de una sola pieza. He visto pedacitos, pero se ve muy bien, así que ahora vamos a llegar a ver si funciona como se esperaba”, dijo Sebastian Vettel.

Preguntado por sus posibilidades de repetir título, el alemán se mostró cauto. “Tengo muchas ganas de ponerme en marcha de nuevo, para volver al coche, empezar a probar y luego ir a competir. Entonces, por fin, sabremos dónde estamos”, añadió el tricampeón.

Para acabar, Christian Horner destacó el valor de la estabilidad en el equipo para afrontar con garantías la defensa de los dos títulos tan brillantemente ganados en 2012. “La temporada de 2012 fue larga y dura, pero nuestro éxito fue el testimonio a todo el trabajo duro y la dedicación en la fábrica”, dijo el recientemente renovado como director del equipo Red Bull.

“Tenemos suerte de que hemos podido mantener la continuidad dentro de nuestro grupo. Este es el quinto año que esta pareja de pilotos están juntos y tenemos continuidad a lo largo de todos los equipos técnicos y todas las áreas clave. Creo que eso es prueba de que existe una determinación feroz para mantener ambos de estos trofeos en el gabinete durante otro año”, concluyó Horner.

El equipo sale hoy mismo para España, para comenzar los primeros tests de pretemporada en Jerez el próximo día 5. Webber será el encargado de hacer  debutar al nuevo RB9 en la pista del trazado español, conduciendo el martes 5 y el miércoles 6, mientras que Vettel se pondrá a los mandos los dos últimos días, el jueves 7 y el viernes 8 de febrero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Red Bull admite que Vettel estuvo muy cerca de abandonar en Brasil


Cuando aún no se han apagado los ecos del flamante tricampeonato de Sebastian Vettel, después de la agónica carrera en Interlagos, el equipo Red Bull ha admitido abiertamiente que el alemán estuvo bastante más cerca del abandono  de lo que pudo parecer en un principio, tras su incidente en la primera vuelta con Bruno Senna.

En unas declaraciones realizadas a la revista Autosport al finalizar la carrera, tanto Christian Horner como Adrian Newey admitieron que, tras el  fuerte impacto con el Williams del brasileño, la telemetría del equipo Red Bull comenzó a detectar numerosos fallos en la estructura del coche , tanto a nivel de aerodinámica como de daños en los escapes. Es más, viendo repetido el accidente y cómo acabó de maltrecho el monoplaza del alemán, parece un auténtico milagro que el Red Bull RB8 pudiese seguir funcionando.

“Hubo mucho daño a los gases de escape, uno de los elementos más sensibles del coche. Recibir un impacto de esa manera en esa zona, por supuesto, fue enormemente preocupante”, dijo Horner. Preguntado en ese sentido sobre si hubo preocupación en el seno del equipo sobre lo ocurrido, el Jefe del equipo Red Bull fue tajante: “Absolutamente”.

Por su parte, Adrian Newey dijo que los daños sufridos por el impacto, especialmente los sufridos sobre el alerón trasero, que le hicieron perder mucha carga aeródinámica, y sobre el sistema de escapes, hicieron peligrar la continuidad del alemán en carrera ya que esos datos estuvieron en el límite que cualquier vehículo puede soportar.

Sebastian Vettel, flanqueado por Adrian Newey y Christian Horner, festejando su tercer título en Interlagos

“Mediante la telemetría pudimos detectar que habíamos perdido la carga aerodinámica, especialmente la trasera. En la primera parada, ajustamos ligeramente el alerón delantero pero la falta de carga aerodinámica iba a seguir presente. No había mucho más que se pudiera hacer”, dijo Newey.

“Nuestra otra gran preocupación estaba en el gran pliegue que pudimos apreciar en el sistema de escape. Si se hubiese roto el escape, algo que podía  haber ocurrido con mucha facilidad, probablemente el chasis habría ardido y la carrera se habría terminado para nosotros”, añadió Newey.

Sin embargo, ante la adversidad ese gran genio de la ingeniería que es Newey y su equipo tomaron una decisión que, a la postre fue decisiva.  “Decidimos cambiar la configuración del mapa de motor para reducir la temperatura del escape. Perdimos un poco de rendimiento en el proceso y pero al menos pudimos llegar a casa”, manifestó el Jefe Técnico de Red Bull.

Quizás así se pueda explicar el bajón de rendimiento en la segunda mitad de la carrera y que muchos pensamos que era fruto de una estrategia más conservadora de Vettel ante el estado cada vez peor de la pista. En todo caso, la jugada le volvió a salir bien al maestro y el alemán pudo acabar la carrera en una cómoda sexta plaza y levantar su tercer campeonato del mundo consecutivo.

Imagen del día: Adrian Newey, piloto por un día


El nombre de Adrian Newey es desde hace años toda una referencia en el mundo de la Fórmula 1. Pocas personas como este reputado ingeniero británico de 53 años, especialista en aerodinámica  y actual Director Técnico del equipo Red Bull tiene el bagaje profesional más exitoso que él.  Newey es, con diferencia, una de las personas más influyentes -y laureadas- que hay actualmente en el Gran Circo desde que el mítico Patrick Head se fijase en él para su proyecto en Williams allá por el año 1990.

Desde entonces su carrera se ha visto jalonada por infinidad de títulos y victorias obtenidas a bordo de creaciones salidas de su talento. Desde que lograse llevar al campeonato del mundo a aquel imbatible Williams FW15 de Nigel Mansell hasta el victorioso Red Bull RB8 actual, más de 80 victorias en Grandes Premios y ocho títulos de fabricantes le contemplan en las tres escuderías en las que ha militado (Williams, McLaren y Red Bull, a la que llegó en 2005)

Sin embargo, a este ilustre personaje al que estamos acostumbrados a ver siempre en los muros de los distintos equipos por los que ha pasado, nunca le habíamos visto al volante de ninguna de sus creaciones. Al menos hasta la pasada semana, cuando Red Bull le dio a Newey la posibilidad de subirse a dos de sus grandes obras.

De la mano del ex-piloto David Coulthard, el veterano ingeniero británico pudo disfrutar de la magia del circuito de Silverstone a bordo de un March de 1990, su primera creación, y del Red Bull RB6 con el que Vettel se proclamó campeón del mundo en 2010 y la escudería de bebidas energéticas se alzó con su primer título de fabricantes.

El resultado de su experiencia lo podréis ver en el vídeo pero ya os decimos que no lo hizo nada mal para no haber pilotado nunca…