La FIA no descarta el Aeroscreen


A pesar de que la FIA había dado por buena la adopción del HALO como mecanismo de seguridad para proteger la cabeza de los pilotos, lo cierto es que la única alternativa a dicho dispositivo, el Aeroscreen y que fue inicialmente descartada por Federación y pilotos, parece que ha vuelto a cobrar vigencia.

El Aeroscreen de Red Bull todavía no ha sido descartado
El Aeroscreen de Red Bull todavía no ha sido descartado

El Aeroscreen, una especie de parabrisas, fue desarrollado por Red Bull y probado al inicio de la pasada temporada en sus propios monoplazas por la firma de Milton Keynes.

Sin embargo, este sistema de protección no superó los tests de la FIA y el proyecto cayó en el olvido.

La FIA determinó que el proyecto que tomaría cuerpo para proteger a los pilotos, en teoría a partir de 2018, sería el HALO, diseñado en su día por Mercedes y desarrollado, entre otros por Ferrari.

Sin embargo, el HALO no ha recibido nunca el respaldo unánime ni por parte de pilotos ni tampoco por los equipos y su implementación, inicialmente prevista como digo para 2018, sigue aún en el aire.

Por este motivo, el actual Subdirector de Carrera de la Fórmula 1, Laurent Mekies ha declarado a Autosport que, si bien la FIA está muy satisfecho con los resultados obtenidos tras casi una temporada en la que todos los equipos probaron el HALO en sus coches, lo cierto es que la última decisión sobre su adopción definitiva no está tomada.

halo-alonso.jpg
Fernando Alonso probando el HALO a bordo del McLaren la pasada temporada

Así pues, según Mekies, la FIA no habría descartado aún, al menos de forma definitiva, aunque confiesa que su desarrollo, actualmente paralizado, se encontraría muy lejos del HALO.

“No, el Aeroscreen no está muerto. Técnicamente, es posible, aunque está cinco o seis meses atrasado, en caso de que quisiéramos hacerlo”, afirmó el direcivo.

“Estamos esperando la decisión final de nuestros jefes para saber si quieren el Halo o el Aeroscreen, o si quieren algo entre las dos opciones  algo mejor estéticamente, aunque eso tenga un precio. Todo está sobre la mesa. No hay nada que consideremos imposible en este momento”, recalcó.

Por otra parte, Mekies no quiso mojarse sobre si finalmente habrá algún sistema de protección para los pilotos el próximo año. .

“Se trata de una conversación filosófica. El trabajo de ingeniería está listo. Alguien tendrá que decidir si es lo correcto o no para la Fórmula 1, si es compatible con su ADN. El beneficio en la seguridad está claro”, añadió.

“Pero, después de eso, ¿aceptamos que los coches de Fórmula 1 no son cerrados? Alguien tendrá que responder a esas preguntas pero eso depende de los accionistas. Tenemos que ver este aspecto, porque de eso se trata el deporte. Eso es lo que está siendo discutido intensamente en estos momentos”, concluyó Mekies.

Ferrari prueba una segunda versión del HALO en el GP de Austria


El GP de Austria nos dejó la segunda aparición pública del HALO, una versión revisada por Ferrari del sistema de protección del cockpit para los pilotos inicialmente creada por Mercedes el pasado año.

Ferrari probó una segunda versión del HALO en Austria
Ferrari probó una segunda versión del HALO en Austria

El nuevo diseño es ahora más ligero y cuenta con un arco más amplio, con lo que se ha conseguido salvar uno de los principales escollos señalados por los expertos, como era el riesgo de que la cabeza del piloto pudiese colisionar con la barra en caso de impacto..

En este ensayo se ha ido más allá que lo que pudo verse en los tests de pretemporada en Barcelona -o, más recientemente con la prueba del Aeroscreen de Red Bull en Sochi-  en los que se limitaron a su instalación en sus coches y a dar un par de vueltas a baja velocidad.

En esta ocasión lo que se ha llevado a cabo es un simulacro de extracción de un piloto herido, con el fin de valorar el tiempo de de respuesta en caso de accidente. Precisamente, una de las grandes dudas que suscita el HALO es el tiempo de reacción para la evacuación de un piloto herido y el riesgo de quedarse atrapado en el cockpit en caso de accidente.

Por este motivo, en el box de Ferrari se procedió a simular un accidente en el que un mecánico de la firma italiana hizo de piloto herido y, en presencia de los médicos del circuito y personal de la FIA, se llevó a cabo la prueba.

Finalmente, el test se saldó con un tiempo cercano a los 10 minutos, que fueron los que tardaron los comisarios en poder rescatar al piloto del habitáculo, por lo que desde Ferrari y la FIA seguirán trabajando para mejorar en la medida que puedan las condiciones de seguridad del HALO.

Recordemos que la próxima temporada el uso este tipo de dispositivos de protección para los pilotos (el único, habida cuenta que Red Bull desistió de implementar su Aeroscreen) será obligatorio en todos los monoplazas.

Punto final al Aeroscreen de Red Bull


Red Bull ha decidido echar el cierre al desarrollo del Aeroscreen, su sistema alternativo de protección del cockpit de los monoplazas de Fórmula 1 y que se presentó como alternativa al HALO impulsado por Mercedes y Ferrari de cara al próximo año.

Red Bull tira la toalla y abandona su Aeroscreen
Red Bull tira la toalla y abandona su Aeroscreen

El ya famoso Aeroscreen pasó de las Musas al Teatro durante el pasado GP de Rusia, en cuya primera sesión de libres se dejó ver a bordo del Red Bull de Daniel Ricciardo para hacer sus primeras pruebas sobre el terreno.

El dispositivo, con una estructura muy diferente al HALO, sin embargo, recibió un revés muy importante el pasado mes de mayo, cuando se sometió por vez primera a los preceptivos crash-test de la FIA, fracasando estrepitosamente.

Según el resultado de las pruebas de choque, el borde superior del Aeroscreen se convirtió en el principal hándicap del dispositivo ya que podía convertirse en un arma letal contra el piloto en caso de colisión frontal. Un impacto a demasiada velocidad podría generar un duro golpe del casco contra el borde del dispositivo.

Si a eso le unimos las dudas generadas sobre su robustez, la FIA consideró que era un sistema demasiado arriesgado, al menos para ser implementado de cara al año 2017 ya que necesitaba aún de mucho trabajo por delante.

Este jarro de agua fría, unido a sus altos costes de desarrollo (de momento llevan gastados más de 250.000 euros y se prevé un gasto mucho mayor), han llevado a Red Bull a tirar la toalla y abandonar el proyecto de forma defiinitiva, tal y como ha confirmado el propio Christian Horner, Director Deportivo de Red Bull:

“En este momento hemos suspendido todo nuestro trabajo en el Aeroscreen porque estamos a la espera de una decisión oficial de la FIA, ellos tienen toda la información. No tenemos los recursos ni la capacidad de seguir el desarrollo de la misma. Además, alguien también tiene que pagar por ello“.

Esta decisión supone que lo que era ya una decisión de carácter oficioso se volverá oficial en unas semanas y por ello se espera que en julio la FIA confirmará al HALO como único sistema de protección para los pilotos, conforme a la nueva reglamentación sobre seguridad pasiva del año que viene.

Red Bull prueba el Aeroscreen, la alternativa al HALO


Aprovechando la disputa de los primeros libres del viernes en Sochi, la escudería Red Bull ha podido probar por vez primera su novedoso Aeroscreen, el dispositivo protector del cockpit de los monoplazas, que la firma austríaca adelantó el pasado mes de marzo.

Red Bull probó en los libres del GP de Rusia su nuevo Aeroscreen
Red Bull probó en los libres del GP de Rusia su nuevo Aeroscreen

A diferencia del HALO, el sistema diseñado por Mercedes y que Ferrari probó en los entrenamientos de pretemporada en Barcelona (y que en teoría era el que tenía previsto adoptar la FIA para proteger la cabeza de los pilotos a partir de la próxima temporada), el Aeroscreen es un concepto totalmente diferente.

En concreto, este nuevo dispositivo es como el parabrisas de un coche, totalmente acristalado. Una cúpula que cubre la cabeza del piloto por completo, tanto frontal como lateralmente. Está abierto por la parte superior con el propósito de facilitar la extracción del piloto en caso de accidente.

Ahora, la entrada en escena del Aeroscreen de Red Bull obligará a la FIA a tener que optar entre ambas soluciones de protección antes del próximo 1 de julio, por lo que habrá nuevas pruebas, seguramente en España y Mónaco.

Opiniones encontradas

La primera y más significada voz que se ha escuchado es la de Bernie Ecclestone. El mandamás de la Fórmula 1 se mostró en contra de la integración de éste y de cualquier otro sistema de protección para los monoplazas.

“No me gustan ninguno de los dos. Creo que no es lógico intentar simular que un objeto como una bala impacte contra un coche parado o una rueda, cuando el neumático que se desprende en carrera normalmente viene de un coche en movimiento y choca contra otro coche también en movimiento”, aseveró Ecclestone.

Daniel Ricciardo, preparándose para salir a pista con el nuevo Aeroscreen
Daniel Ricciardo, preparándose para salir a pista con el nuevo Aeroscreen

El veterano directivo británico añadió además otra crítica al Aeroscreen sería su propensión a ensuciarse durante la carrera, lo que obligaría a realizar numerosas paradas en boxes para proceder a su limpieza.

Por su parte, Fernando Alonso se mostró favorable a la introducción de cualquier mecanismo que refuerce la seguridad de los pilotos (“La Fórmula 1 no necesita héroes”, aseveró el piloto español al respecto) y, en concreto, al menos desde el punto de vista estético se mostró más favorable al Aeroscreen que al HALO.

“Mirándolo desde el exterior, probablemente la solución de Red Bull se vea un poco mejor desde un punto de vista estético, pero la FIA decidirá cuál es el mejor”, afirmó el asturiano.

Por último, otro profundo detractor del empleo del Aeroscreen fue Lewis Hamilton. El tricampeón mundial comparó irónicamente el dispositivo de Red Bull con un casco antidisturbios.

El británico se mostró partidario de no optar por medias tintas, de modo que o se cierra totalmente el cockpit o dejarlo abierto como hasta ahora.

“La Fórmula 1 es riesgo, un riesgo que tanto los pilotos como yo estamos dispuestos a asumir”, dijo Hamilton.