Un vasco, “récord mundial” de alcohol en sangre


La Policía francesa ha detenido esta madrugada a un ciudadano vasco de 56 años que ha despertado el asombro y la incredulidad de todo el departamento ante la ingente cantidad de alcohol que llevaba encima.

alcohol
Un vasco, nuevo “récord mundial” de alcohol en sangre

El protagonista de esta historia, cuyo nombre no se ha desvelado por las autoridades galas, llevaba encima una borrachera colosal, con la que ha pulverizado todos los registros habidos y por haber en lo que a tasas de alcohol al volante se recuerdan en Europa.

Los hechos se produjeron cuando una patrulla de la Policía francesa se acercó a identificar al conductor de un coche estacionado en el carril de emergencia de la Autopista A-89, en un punto próximo a la localidad de Saint Seurin Sur-l’Isle.

En ese momento, el conductor -del que la Policía ha estimado que llevaba recorridos en torno a 240 kilómetros- mostró unos más que evidentes síntomas de embriaguez. De hecho, no sólo se mostró absolutamente incapaz de decir dónde iba ni tenía idea de dónde venía, sino que tampoco fue capaz de soplar por el alcoholímetro, para determinar su tasa de alcoholemia.

Por este motivo, fue trasladado a un hospital cercano para determinar su nivel de alcohol en sangre. La sorpresa se produjo cuando se revelaron los datos de los análisis, ya que determinaron una tasa de alcohol de 4,75 gramos por litro de sangre.

Una auténtica barbaridad, habida cuenta que los médicos calculan que una alcoholemia superior a los tres gramos provoca el coma etílico. Es más, el caso de alcoholemia al volante más grave detectado por la Policía, al menos en España, se produjo hace unos meses en Vitoria y su protagonista registró 2,88 gramos de alcohol en sangre.

Sin embargo, este nuevo “récord mundial” no le va a reportar ninguna medalla sino más bien todo lo contrario. Además de ver retirado su permiso de conducir por seis mes, la Gendarmería francesa ha presentado cargos penales contra él.

Por este motivo, el ciudadano español ha sido citado para declarar ante el Tribunal Penal de la ciudad francesa de Libourne en octubre y podría ser condenado incluso a una pena de prisión.

Anuncios

Welliton, detenido por conducir borracho y de forma temeraria


El futbolista brasileño del Celta de Vigo, Welliton Soares de Morais -conocido simplemente como Welliton– ha sido detenido a las cinco de la mañana del sábado pasado, tras dar positivo en un control de alcoholemia en una céntrica calle de Vigo.

Welliton, el día de su presentación con el Celta el pasado mes de enero
Welliton, el día de su presentación con el Celta el pasado mes de enero

El atacante carioca fue interceptado por una patrulla de la Policía Local de la citada ciudad, tras saltarse varios semáforos en rojo y conducir a gran velocidad en un vehículo que, además, iba ocupado por seis personas.

Welliton fue sometido a un primer control de alcoholemia en el que dio un resultado de 1,40 mg/l, es decir casi cinco veces superior a la tasa máxima de alcohol permitida. Pasado un rato, el brasileño se sometió a dos pruebas más en las que las tasas fueron de 1,30 mg/l y 1,18 mg/l, respectivamente. Por este motivo, el jugador celtista pasó a disposición judicial y fue citado para un juicio rápido que se celebra en la mañana de hoy. Allí tendrá que enfrentarse a la acusación de un delito contra la Seguridad Vial.

Asimismo, el futbolista, que se encuentra cedido desde el mes de enero en el Celta procedente del Spartak de Moscú, ya ha sido informado desde el club de que recibirá una sanción ejemplar aunque, como han informado fuentes del club celeste, no será expulsado del club y acabará su periodo de cesión en tierras gallega hasta el final de la temporada.

Desde su llegada a Vigo, Welliton apenas ha disputado unos pocos minutos con la camiseta del Celta y actualmente se encuentra entrenando al margen del equipo por unas molestias en su tendón rotuliano. De esta manera, si su salida del equipo céltico el próximo 30 de junio estaba cantada, tras este incidente se da ya casi por segura.

 

 

 

Arranca la Campaña de Navidad de la DGT


Una vez más, fiel a su cita con las cenas de empresa, los compromisos familiares y los opíparos banquetazos navideños, la DGT vuelve a las carreteras, alcoholímetro y radar en ristre, en una nueva edición de su ya tradicional campaña de Navidad.

La DGT incrementará los controles de alcoholemia estas Navidades
La DGT incrementará los controles de alcoholemia estas Navidades

En concreto, desde hoy y hasta las 12 de la noche del próximo 6 de enero se prevén más de 16 millones de desplazamientos por nuestras carreteras. Por este motivo y en tres fases, la DGT intensificará los controles de alcoholemia y de velocidad durante el periodo navideño.

De hecho, desde hace unos días se ha producido un importante refuerzo en los controles de alcoholemia por España, con más de más de 1.000 puntos de control por nuestra geografía que tienen previsto realizar más de 20.000 controles durante estas fiestas.

La primera fase del dispositivo tendrá como objetivo las fiestas de Nochebuena y Navidad y dará comienzo desde hoy mismo hasta el miércoles 25 por la noche, periodo en el que la DGT prevé 5,6 millones de desplazamientos. La segunda fase estará centrada en la siempre peligrosa noche de Fin de Año y las fiestas de Año Nuevo y arrancará el próximo día 27 de diciembre hasta el 1 de enero, para controlar un total de 5 millones de desplazamientos.

La tercera y última fase, la de Reyes comprenderá entre los días 3 y 6 de enero y, según las autoridades de Tráfico es la menos importante en cuanto a tránsito, pues se esperan  3,3 millones de desplazamientos.

La DGT recuerda que es importante planificar la ruta, consultar las condiciones meteorológicas -generalmente adversas- y  elegir las vías más seguras para circular, extremando la precaución al volante y limitando al máximo el consumo de alcohol, una de las causas más importantes de accidentalidad en esta época del año.

Tráfico prevé duplicar la multa por alcoholemia


test-alcoholemia

Según el borrador de la nueva Ley de Tráfico que el Gobierno español está empezando a tramitar, se prevé un incremento muy importante de las sanciones para aquellos conductores que sean sorprendidos bajo los efectos del alcohol o sustancias estupefacientes.

De esta manera, el Ministerio del Interior respondería a la petición que hizo hace unas fechas en el Congreso de los Diputados la actual directora de Tráfico, María Seguí, que solicitó un aumento en las sanciones para determinado tipo de conductas peligrosas. Por tanto, y de salir adelante esta medida, el incremento podría llegar a doblar la cuantía de las actuales sanciones, pasando de los 500 euros que hoy día reporta esta infracción a nada menos que 1.000 euros.

Así pues, según el artículo 65 de la actual Ley de Seguridad Vial tipifica como infracción muy grave la conducción de vehículos bajo los efectos del alcoho, de estupefacientes, psicotrópicos y cualquier otra sustancia de efectos análogos. Del mismo modo, se tipifica como infracción muy grave incumplir la obligación, que todos los conductores tienen, de someterse a las pruebas de detección alcohólica y de drogas y su comisión implica el pago de una sanción, como decimos, de 500 euros y la pérdida de entre cuatro y seis puntos, dependiendo del grado de alcohol detectado (cuatro para tasas superiores hasta 0,50 mg/l y seis para más de esa cantidad) y de seis puntos, en caso de que se conduzca bajo los efectos de las drogas.

Esta reforma que ahora ha empezado a elaborarse, se encuentra aún en una fase “muy preliminar”, según fuentes del Ejecutivo español. Ahora este texto será enviado al resto de Ministerios para que puedan aportar sus alegaciones, antes de que el anteproyecto se envíe al Consejo de Ministros y se dé inicio a su tramitación parlamentaria.

Lo que parece claro es que este texto dará mucho que hablar porque, al margen de la medida comentada, se da por sentado que en esta nueva Ley se dará cabida a muchos y ambiciosos cambios, como la del cambio de la velocidad máxima a 130 kms/h en autopista, la supresión de las excepciones al uso del cinturón, la obligatoriedad de casco para los ciclistas y la adopción de la saliva como muestra biológica de detección de drogas.

Imagen del día: Nico Hulkenberg, obligado a “soplar” en un control de alcoholemia


Si hay un cuerpo policial famoso por su voracidad recaudatoria en España a la hora de poner multas, ése es el de los Mossos D’Esquadra. Una voracidad de la que no se escapan ni siquiera los pilotos de Fórmula 1.

De eso da fe el alemán Nico Hulkenberg, que ha comentado en Twitter de forma divertida cómo esta misma mañana, cuando se dirigía al circuito de Montmeló, ha sido sometido a un control de alcoholemia, que afortunadamente para el piloto de Sauber ha resultado negativo. Eso sí, nos ha dejado esta instantánea para inmortalizar el curioso momento.

nico-hulkenberg-control

 

Jason Kidd, detenido por conducir borracho


El veterano jugador de la NBA, el estadounidense Jason Kidd no ha podido empezar con peor pie su nueva andadura con los New York Knicks al sufrir un accidente estando bebido -aunque afortunadamente sin consecuencias- y negarse a realizar la prueba de alcoholemia.

El base norteamericano, de 39 años, impactó con su lujoso todoterreno contra un poste de teléfono después de haber pasado una “noche loca” en un exclusivo club de la zona neoyorquina conocida como The Hamptons, en Long Island. El jugador posiblemente estaba celebrando su reciente fichaje por la franquicia del Madison Square Garden, con los que había firmado el pasado jueves un suculento contrato por tres años y 9,5 millones de dólares. Según han declarado numerosos testigos, el jugador bebió más vodka de la cuenta y tomó una decisión equivocada al optar por coger su propio vehículo para volver a casa.

El jugador Jason Kidd, en plena fiesta

Como establece el atestado policial, a la 1:56 de la madrugada del sábado al domingo, Jason Kidd pasó a toda velocidad junto a una señal de stop en la lujosa zona de Water Mill, a unos tres kilómetros de su mansión. En ese momento perdió el control de su coche y, tras deslizarse al menos unos 25 metros hacia el bosque, golpeó en varios árboles antes de impactar contra un poste telefónico.

Según indica de forma literal el informe del arresto, cuando la Policía se personó en el lugar de los hechos, el nuevo jugador de los New York Knicks –que ya había salido por su propio pie del vehículo– “apestaba a alcohol, se mostraba inestable sobre sus pies y sus ojos estaban inyectados en sangre y llorosos”.

Estado del todoterreno de Jason Kidd tras ser recogido por la Policía

En ese momento, Kidd se negó a someterse in situ a realizar la prueba de alcoholemia, según informó la Policía. Más tarde tampoco quiso someterse a ningún análisis de sangre en el Hospital Southampton, al que fue trasladado para ser atendido de algunas heridas leves. Acto seguido, y ya bajo arresto, Kidd fue trasladado a la Jefatura de Policía local, donde fue acusado del delito de conducción bajo los efectos del alcohol, si bien posteriormente fue puesto en libertad con cargos.

Desconocemos de momento si el equipo neoyorquino va a tomar algún tipo de acción disciplinaria contra su nuevo jugador pero lo que sí se sabe ya es que, aparte de tener que hacer frente a una cuantiosa multa económica, los cargos que se le imputan pueden suponerle al jugador nada menos que un año de prisión.

Por último, y como dato anecdótico, hay que decir que el accidente dejó sin servicio telefónico a los vecinos de la zona durante bastante tiempo, casualmente todos ellos clientes de Cablevision, la empresa de James Dolan, el actual dueño de su nuevo equipo.

El vehículo de Jason Kidd es trasladado a dependencias policiales

Fotos: New York Daily News

Los impresentables del día


En ocasiones decimos que la realidad supera a la ficción pero es que no se nos ocurre cómo calificar el abracadabrante incidente que han podido recoger esta misma mañana las cámaras del centro de control de la DGT en plena hora punta, en la Autovía del Noroeste (A-6) a la altura de Las Rozas de Madrid.

Resulta que el conductor y el acompañante del vehículo que aparece estacionado entre el arcén y el carril derecho del punto kilométrico 20 de la A-6 a las 8:20 de la mañana, -en plena hora punta de entrada a Madrid- no encontraron otro sitio mejor para echarse un sueñecito y “dormir la mona”.


Alertados por la incidencia y, sobre todo, por el espectacular tapón que estaban generando (agravando el ya importante atasco que se genera en la zona a esas horas), se personaron en el lugar agentes de la Policía Local y de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para ver qué ocurría, por si se tratase de una urgencia.

La sorpresa vino cuando, tras retirar el vehículo de la calzada, sometieron al conductor a las pruebas de alcoholemia, dando positivo con un resultado además de 0,88 y 0,95 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Básicamente, y dicho en román paladino, el conductor llevaba una tajada de impresión.

La siesta, sin embargo, le va a salir bastante cara ya que, al superar con creces el límite máximo permitido en la tasa de alcoholemia (0,25), se le han abierto diligencias que se remitirán al juzgado al suponer un delito tipificado en la Ley de Seguridad Vial.